Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La batería de los wearables podría durar hasta diez años

[28/04/2014] Un grupo de investigadores ha diseñado una nueva batería capaz de alimentar dispositivos wearables durante más de diez años, sin necesidad de recarga. Su diseño puede dar lugar a baterías más seguras y tan pequeñas como una moneda.

El primer prototipo ha sido desarrollado por expertos del Laboratorio Nacional Oak Ridge del Departamento de Energía de EE.UU., y ya se ha publicado un documento al respecto en la revista de la Sociedad Química de Estados Unidos.

Las nuevas baterías, del tamaño de una moneda, podrían durar años, en equipos de fitness de bajo consumo o en dispositivos wearables con sensores, reconoce Chengdu Liang, miembro del equipo y autor principal del mencionado artículo. Se trataría de un modelo desechable y no recargable, de un solo uso, explica.

Los wearables normalmente transmiten pequeñas ráfagas de información que no requieren demasiada energía, lo que viene a prolongar la vida útil de la batería, y también podría implantarse en marcapasos, por ejemplo.

En principio, la nueva batería CFx no está diseñada para su uso en computadoras y dispositivos móviles, que consumen más energía que los sensores.

El proyecto es una primera prueba de concepto, pero los investigadores ya se han puesto en contacto con una empresa privada, interesada en la comercialización de la batería. Esto permitiría que se convirtiera en una realidad en pocos años, augura Liang.

La fórmula química CFx para su uso en baterías no es nueva y algunos fabricantes, como Contour Energy, ya disponen de modelos para su uso militar en drones, por ejemplo. De acuerdo con las investigaciones realizadas por el Ejército de EE.UU., la fórmula química es conocida por ofrecer capacidades energéticas teóricas superiores a otras opciones populares de celdas de litio. Están basadas en una vieja teoría, pero con nuevo diseño, subraya Liang. Este es su gran avance, concluye.

Aún no hay una estimación de los costos de producción que acarrearía esta nueva alternativa y el grupo de investigadores sigue probando con otros materiales.

Agam Shah. IDG News Service