Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Los futuros mainframe masters

[12/05/2014] En tiempos en que los jóvenes desarrolladores se ven fascinados por las aplicaciones para móviles, era de esperar que las empresas que poseen sistemas basados en Cobol y antiguos mainframes no se quedaran con los brazos cruzados. Ellas incentivan entre los recién ingresantes a sus departamentos de TI, el aprendizaje del viejo lenguaje de programación y la familiarización con el viejo pero efectivo hardware empresarial.

Jessica Castillo y Luciano Chirhuana, dos jóvenes que decidieron poner a prueba sus conocimientos en la competencia IBM Master the Mainframe World Championship, con resultados muy positivos.
De ahí surgieron Jessica Castillo y Luciano Chirhuana, dos jóvenes que además de adentrarse en los vericuetos de estos añejos sistemas, decidieron poner a prueba sus conocimientos en una competencia -la IBM Master the Mainframe World Championship- en la que se enfrentarían a sus pares en todo el mundo. Sus resultados fueron muy positivos, Castillo obtuvo el puesto 25 y Chirhuana el 30. Ellos mismos nos contaron su experiencia.

El concurso
En realidad, todo comenzó en el 2012. Aquel año, Chirhuana se enteró por referencias del concurso y decidió participar. Para ello se le pidió que se registrara indicando la universidad a la que pertenecía -el evento es para estudiantes de pregrado y postgrado- y la referencia de algún profesor.

Luego de hacerlo se le brindó un usuario y contraseña para que se pudiera conectar a través de una VPN con IBM. A través de ella se iban brindando los materiales a estudiar y las pruebas que tenía que desarrollar. El concurso constaba de tres etapas, y cada una de ellas tenía como prerrequisito la aprobación de la etapa anterior. Había plazos pero se podía terminar las etapas antes de éstos.

En el concurso comenzó a conocer un poco más sobre los mainframes y el lenguaje Cobol. Y así, poco a poco y durante un mes, pasó por las tres etapas de las que constaba el evento. Luego de terminarlas no tuvo más noticias.

Cada uno estaba aislado, cada uno manejaba su propia cuenta y accesos, no sabías contra quienes estabas concursando, ni nada de eso. Solo al final, anunciaron al ganador, recuerda Chirhuana.

Algo similar fue lo que pasó Castillo. Ella también tuvo referencias del concurso y decidió inscribirse en el 2013. Y aunque conoce a Chirhuana de un trabajo anterior, no sabía que él había concursado en el evento del año anterior. La mecánica personal del evento hacía que no supiera que su amigo también era parte de los concursantes del 2012.

Igualmente, Castillo pasó por las tres etapas en un periodo similar al utilizado por Chirhuana. Debido a su trabajo y a sus estudios en la universidad, solo pudo dedicarle los fines de semana al concurso.

Luego de pasar por las tres etapas, también supo que los ganadores se encontraban entre otros de los concursantes.

Sin embargo, todo tuvo un giro inesperado al año siguiente, es decir, durante el 2014.

A inicios del presente año, ambos recibieron una comunicación en la que les preguntaban si contaban con una visa para ingresar a Estados Unidos. Deseaban invitarlos al IBM Master the Mainframe World Championship.

Al principio, Chirhuana se sorprendió ya que luego de participar en el 2012 no había tenido noticias del concurso. Pero, igual, decidió contestar señalando que tramitaría su visa. Castillo hizo lo mismo; y lo anecdótico es que fue con la comunicación que se dio cuenta que su amigo también había participado un año antes que ella, y que se encontraba entre los 42 invitados del mundo.

El viaje a Estados Unidos
Como una forma de celebrar los 50 años del mainframe, se decidió invitar a los 42 concursantes que habían logrado los mejores puntajes en los cuatro años en los que se había desarrollado el concurso. Castillo y Chirhuana luego se dieron cuenta de ello cuando, ya en Estados Unidos, conversaron con otros concursantes que habían participado desde el 2010.

Así, para marzo del presente año comenzó un nuevo concurso en el que participarían los 42 seleccionados. Durante todo el mes de marzo se desarrolló el Master the Mainframe.

Desde la primera semana de marzo comenzó una serie de pruebas. Todas las semanas eran pruebas, teleconferencias, mails. Previo a eso nos habían enviado un cronograma que consistía en teleconferencias, asesorías remotas con especialistas de IBM. Teníamos que realizar informes sobre la tecnología de IBM mostradas en las conferencias virtuales, y hacer una aplicación destinada a una caso real, recuerda Castillo.

Los jueces que revisaron los trabajos de los concursantes fueron ejecutivos de empresas muy reconocidas y que, por supuesto, son usuarios de los mainframes. Entre ellos se encontraban David Mitillo de MetLife Insurance; Jeff Gill de Visa; Jenna-Shae Banks de First Citizens Bank; Susan Dischiave de la Syracuse University; Seth Reichelson de Lake Brantley High School y Lonnie Emard de BlueCross BlueShield.

Estos jueces calificaron los trabajos de los 42 participantes y les otorgaron una calificación que decidió la posición de todos ellos. Del grupo, los seis primeros fueron a una final para decidir al ganador.

Los puntajes de los 42 participantes se pueden apreciar en el siguiente listado. En él se puede ver que Jessica Castillo, de la Universidad Mayor de San Marcos, llegó al puesto 25 con 1.844 puntos, mientras que Luciano Chirhuana, de la Universidad Alas Peruanas, obtuvo la posición 30, con 1.723 puntos.

El cinco de abril viajaron al laboratorio de IBM en Nueva York para presentar sus trabajos finales. Los seis mejores lugares lucharon ahí su torneo final.

Al final de la jornada
Sin duda, la experiencia fue excepcional para ambos. No solo pudieron comprobar que el nivel que pueden alcanzar es altamente competitivo a nivel mundial, sino que también se nutrieron de sus pares internacionales.

Por otro lado, la experiencia fui fructífera para su conocimiento de los mainframes y el lenguaje Cobol. De hecho, ha marcado en ellos el ánimo por seguir con el legado de estos viejos conocidos de la industria tecnológica.

Las nuevas generaciones tienen que involucrarse más en el tema, porque el mainframe es de gran apoyo para las grandes empresas, y tiene muchos años más de vida, finalizó Chirhuana.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú