Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Red Hat fortalece la suite OpenStack

Y hace más sencilla la administración para los usuarios empresariales

[15/05/2014] ¿Qué es lo que las empresas quieren ver en OpenStack? Con su más reciente distribución del software de alojamiento en nube, Red Hat está apostando a que quieren un proceso de instalación estandarizado y confiabilidad de grade de carrier.
OpenStack ya no es un experimento científico. Estamos hablando de cargas de trabajo verdaderas que requieren de capacidades empresariales predecibles, sostuvo Radhesh Balakrishnan, gerente general de Red Hat para virtualización y OpenStack.
La compañía ha lanzado una versión beta de la siguiente versión de su distribución OpenStack, Red Hat Enterprise Linux OpenStack Platform 5.0, que incluye la más reciente versión de OpenStack, llamada Icehouse, que fue lanzada el mes pasado. También incluye una beta de Red Hat Enterprise Linux (RHEL) 7, la siguiente versión de la plataforma operativa bandera de Red Hat. Los clientes podrán usar la distribución OpenStack en RHEL 6 o RHEL 7.
Una nueva característica OpenStack llamada grupos de instancia permite a los administradores establecer políticas que especifican dónde se pueden colocar las máquinas virtuales dentro de un despliegue de nube. Se puede colocar un grupo de máquinas virtuales en un solo servidor, o distribuirlas entre varios servidores para mejorar el desempeño o la confiabilidad.
La API de respaldo para el controlador de almacenamiento por bloques OpenStack Cinder ha sido actualizada para importar y exportar metadatos de la base de datos, lo cual es crucial para recuperar bases de datos en un escenario de desastre.
El nuevo OpenStack puede ahora trabajar con redes de nivel Layer 2, gracias a un plug in para el componente de networking virtual OpenStack Neutron. El plug in puede acelerar las operaciones al permitir que el tráfico de red evite los switches de software. El plug in también incluye un driver para la plataforma de software defined networking (SDN) OpenDaylight. Esto prepara el terreno para las tecnologías NFV (Network Functions Virtualization), las cuales virtualizan las funciones de nodo de red para que puedan ser controladas en grupos.
Red Hat también va a empaquetar un nuevo instalador para OpenStack, llamado Foreman, que puede usarse para automatizar tareas repetitivas. Viene con una interfase tipo wizard para facilitar aún más los despliegues.
Red Hat también anunció que se han unido con NetApp para desarrollar una arquitectura de referencia para unir los despliegues OpenStack de Red Hat con los sistemas de almacenamiento de NetApp. Las dos compañías planean desarrollar un conjunto de estándares, llamados Manila, para integrar OpenStack con sistemas de almacenamiento basados en archivos.
Joab Jackson, IDG News Service