Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Red Hat lleva a OpenShift más cerca de la empresa

[20/05/2014] Red Hat continúan mejorando su cartera de software para ayudar a las organizaciones a correr y administrar servicios de nube en sus propios centros de datos, añadiendo más características a su paquete OpenShift Enterprise para acomodarse a los requerimientos de las empresas como la orquestación de políticas y la disponibilidad multiregión.
OpenShift Enterprise 2.1, que ya se encuentra disponible, también incluye nuevos releases del más reciente software de código abierto utilizado en el paquete de alojamiento PaaS, como PHP y MySQL.
Aunque no captan tanta atención como los servicios tipo IaaS, los servicios PaaS también pueden ser valiosos.
La IaaS proporciona un sistema operativo completo dentro de una máquina virtual de nube, dentro de la cual el usuario puede instalar programas de software. Los servicios PaaS, por otro lado, liberan a las organizaciones de mantener los sistemas operativos, el middleware u otros componentes subyacentes que corren la aplicación. Los proveedores de PaaS mantienen el sistema operativo, y ofrecen programas de soporte específicos, como bases de datos o runtimes de lenguajes de programación, que los desarrolladores pueden usar para construir sus aplicaciones de nube.
Google, IBM, Microsoft y Safesforce.com ofrecen todos servicios de PaaS.
Red Hat lanzó OpenShift Enterprise en el 2012 como una versión de su PaaS en línea OpenShift que una organización podría correr dentro de su propio centro de datos. OpenShift Enterprise puede utilizarse como la base para que los proveedores de alojamiento ofrezcan PaaS a sus clientes, así como para las grandes organizaciones que podrían querer correr servicios PaaS in house.
OpenShift Enterprise también se encuentra diseñado para proporcionar a una organización una forma sencilla de transferir sus cargas de trabajo hacia el OpenShift de nube de Red Hat, pensando en la recuperación en caso de desastre o en el balanceo de cargas de trabajo.
La nueva versión de OpenShift Enterprise, que ya se encuentra disponible, ofrece varias nuevas características para ayudar en la incorporación del PaaS en el espacio de trabajo.
Un nuevo plugin ayuda a las organizaciones a incorporar los servicios de OpenShift dentro de sus propios motores de orquestación de políticas, permitiéndoles incorporar servicios construidos en PaaS a sus propios y complejos flujos de trabajo que abarcan varias unidades de negocio.
El software introduce el concepto de zonas y regiones, lo cual permite a las organizaciones hacer que sus sistemas sean más confiables, al distribuir sus recursos entre varias áreas geográficas. Si un servicio se detiene en un área geográfica, debido a un desastre natural, un duplicado de ese servicio en otra zona puede afrontar el trabajo.
La nueva versión también puede reconocer políticas grupales establecidas en los servicios de directorio LDAP (Lightweight Directory Access Protocol), como Microsoft Active Directory. Esto permite que OpenShift reconozca y otorgue el acceso apropiado a los equipos de trabajo dentro de una organización.
OpenShift también tiene algunas mejoras para los administradores. Éstas incluyen la capacidad de corregir los problemas más comunes de los servicios de las aplicaciones mediante el uso de mejores prácticas para centros de datos, como ITIL (Information Technology Infrastructure Library). El software también ha consolidado la capacidad de administrar logs y métricas, de tal forma que puedan ser consultadas más rápidamente por parte del administrador.
La nueva versión del paquete de software también incluye las ediciones más recientes de algunos de los productos de software de código abierto más usados en el ambiente PaaS, como MySQL 5.5, Python 3.3, PHP 5.4 y MongoDB 2.4, aunque los nuevos cartuchos para OpenShift de Python y MongoDB no estarán listos sino hasta cuando se lance pronto una actualización de OpenShift Enterprise, de acuerdo a Red Hat.
Joab Jackson, IDG News Service