Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Aún hay preocupación por la seguridad del código abierto

[09/06/2009) Las empresas en Norteamérica y Europa siguen estando generalmente preocupadas por la seguridad del software de código abierto, de acuerdo a nuevos datos de Forrester Research.

58% de las grandes compañías encuestadas afirmó que tenían preocupaciones con respecto a la seguridad del código abierto, mientras que la cifra para las empresas pequeñas y medianas era ligeramente mayor, en cerca de dos tercios. Al interior de estos grupos, solo el 9% de las empresas dijeron que se encontraban muy preocupadas, en comparación con el 45% de las pequeñas y medianas.
Más de la mitad de las empresas pequeñas y medianas (57%) también expresaron su preocupación de que el software de código abierto sea complejo y difícil de adoptar, pero solo el 32% de las empresas expresaron un sentimiento similar. Además, el 68% de las empresas pequeñas y medianas señaló la disponibilidad del servicio y el soporte para el software de código abierto como una preocupación, en comparación con el 47% de las empresas.
Los hallazgos se encuentran entre una amplia gama de datos que Forrester recolectó para dos reportes, El estado del software para pequeñas y medianas empresas: 2009 y El estado del Software para empresas: 2009. Mientras tanto, las preocupaciones con respecto a la seguridad del SaaS (software como servicio) parecían disminuir entre las compañías grandes y pequeñas, de acuerdo a Forrester.
La firma de investigación entrevistó a un sub conjunto de empresas pequeñas y medianas que indicaron que no se encontraban interesadas en el SaaS. 27% consideraron la seguridad como un factor, en comparación con el 57% de una encuesta del 2007. Una encuesta similar de empresas vio que el 31% citó a la seguridad del SaaS, menos que el 47% de un estudio anterior.
En general, Forrester entrevistó a 2.227 ejecutivos de TI y tomadores de decisiones tecnológicas en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, y el Reino Unido entre diciembre del 2008 y febrero de este año.
Chris Kanaracus, IDG News Service