Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Intel mejora los discos flash con PCIe

Los nuevos SSD se conectan directamente con el host bus de un servidor mediante PCIe 3.0.

[09/06/2014] Intel ha transformado su almacenamiento flash para centros de datos con SSD que usan PCI Express y una emergente interfaz de controlador que puede hacer que tales componentes sean más fáciles de adoptar.

Los nuevos SSD (solid-state drives), de tamaños que van desde los 400GB a los 2TB, se conectan directamente con el host bus de un servidor mediante PCIe 3.0. Eso les da un camino más rápido a la CPU que SATA, la interfaz heredada de los discos duros giratorios. Los discos también usan NVMe (Non-Volatile Memory Express), una tecnología de controlador que se espera que haga que el almacenamiento PCIe sea más sencillo de incorporar en los sistemas de los proveedores.

La creciente demanda de datos, y de un acceso rápido a ellos, está impulsando la necesidad de almacenamiento flash y rutas más rápidas hacia él. El flash PCIe, que está comenzando a surgir en los sistemas de cliente como la MacBook Air y la Mac Pro de Apple, ya es frecuentemente utilizado en servidores de centros de datos. Pero hasta ahora, los fabricantes de SSD tenían que autoabastecerse de controladores. Con NVMe, que fue desarrollado por un gran consorcio industrial, los proveedores de chipsets y de sistemas operativos proveerán los controladores, indicó Gregory Wong, analista de Forward Insights. Eso crearía una base de soporte más amplia.

La estandarización será el catalizador de la adopción, a medida que varios proveedores ingresen al mercado y los precios caigan, indicó Wong en una entrevista a través del correo electrónico.

El estándar NVMe fue lanzado en el 2011 y actualizado en el 2012, pero recién está comenzando a adoptarse. En marzo, Samsung Electronics afirmó que un SSD de 1,6TB que provee para el servidor Dell PowerEdge R920, fue el primer SSD en despacharse con NVMe. Ahora hay controladores NVMe para Linux y Windows, y próximamente para VMware, Solaris y UEFI (Unified Extensible Firmware Interface), de acuerdo al consorcio.

El desarrollo del controlador NVMe ha sido un desafío, y desarrollar un ecosistema requiere de tiempo, indicó Wong.

Con PCIe y NVMe juntos, la familia de discos flash que Intel anunció puede ofrecer hasta seis veces el rendimiento y una menor latencia que los SSD SATA, de acuerdo a Intel. Una mayor velocidad y una menor latencia para el almacenamiento permiten a un servidor hacer un mejor uso de sus procesadores, y permite al sistema crecer y al mismo tiempo mantener un desempeño predecible, sostuvo Intel.

La Intel Solid-State Drive Data Center Family para PCIe incluirá tres líneas: la Intel SSD DC P3700 Series para aplicaciones intensivas en escritura, la P3600 Series para cargas de trabajo mixtas y la P3500 Series para aplicaciones intensivas en lectura. Estas series usarán un factor forma de 2,5 pulgadas. Los controladores funcionarán en Windows y Linux y con las más recientes plataformas de servidor de Intel, incluyendo los chips Xeon basados en Haswell de nombre código Grantley, programados para entregarse durante este año. Los precios de lista se encuentran desde los 560 dólares y los SSD vendrán con una garantía limitada de cinco años.
Stephen Lawson, IDG News Service