Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

La transformación del departamento de TI

Por: Juan Manuel Gómez, gerente de ventas regional de Citrix para la región SOLA

[10/06/2014] Las necesidades actuales de las empresas hicieron evolucionar el rol del CIO. Pero a medida que nos vamos orientando hacia un espacio de trabajo más móvil, otro cambio empieza a percibirse como necesario: la transformación del departamento de TI.

La movilidad empresarial, cada vez más presente en sus distintas formas en las empresas, implica poner a disposición de los usuarios toda la información que necesitan para trabajar junto con todas las herramientas y aplicaciones que requieren para hacerlo, garantizando un alto nivel de seguridad; y para que sea eficiente, es importante repensar la infraestructura de TI de la compañía. Pero, ¿cuál es la transformación que se espera del departamento de TI? Ser proveedores de servicios para sus organizaciones.

Esta evolución que implica ofrecer TI como servicio, permite que el departamento de TI pase de limitarse a desarrollar y operar aplicaciones a ensamblar, manipular y entregar cualquier servicio desde la nube. En este sentido, desarrollar una nube privada es el punto de partida; y para hacerlo, la empresa debe poder contar con una infraestructura flexible, tener el control de la misma y poder administrar esos recursos, lo cual será fundamental a la hora de generar un modelo de TI on demand. A la vez, necesariamente, habrá un proceso de virtualización ya sea de servidores, aplicaciones y escritorios como soporte para la nube. Si el cloud es el modelo de almacenamiento, la virtualización es el proceso que permite entregar la información, las aplicaciones y los escritorios como un servicio al que los usuarios pueden acceder en el momento en que lo necesitan.

El departamento de TI será capaz, entonces, de centralizar los componentes del escritorio, es decir, el sistema operativo, el perfil del usuario y las aplicaciones de software generando una construcción dinámica del mismo y la capacidad de provisionar ese escritorio virtual a cualquier dispositivo, permitiéndonos ser productivos de forma remota al trabajar como si estuviéramos en la oficina.

Pero acceder a la información corporativa desde diversos dispositivos móviles trae consigo desafíos concretos en materia de seguridad. Y si bien al virtualizar, la información estará segura en el datacenter, en la actualidad existe otra tecnología que complementa al control y seguridad de la virtualización: Mobile Device Management. MDM le permite a la empresa administrar los dispositivos móviles de la compañía garantizando que cumplan las políticas de seguridad. De esta forma, pueden configurar las aplicaciones con las que los usuarios trabajan diariamente, monitorearlas y bloquear los dispositivos o el acceso a la información en caso de pérdida o si el empleado deja la compañía.

Otro aspecto a considerar, a medida que el centro de datos de la empresa comienza a convertirse en una nube, es la infraestructura de red. Por eso, será importante contar con una plataforma de administración de la nube y un ADC (controlador de entrega de aplicaciones, por sus siglas en inglés) que permita balancear la carga, ampliar los datos según ser requiera, garantizar una mayor seguridad, tener visibilidad de las aplicaciones y entregar más fácilmente escritorios. La era de la nube pone en un primer plano a la red, por eso tener las herramientas para aprovecharla y optimizarla permitirá ganar eficiencia, elasticidad y capacidad.

En conclusión, ingresar a la era de la nube le ofrece al departamento de TI la posibilidad de desarrollar la infraestructura flexible necesaria para poder actuar como un verdadero proveedor de servicios para su organización. En un mundo que se va volviendo más móvil, el departamento de TI no puede quedarse atrás. Se trata de repensarse como una pieza core de la compañía para alcanzar sus objetivos de negocio y buscar la forma de brindar un soporte completo para encaminarse hacia ese objetivo.
CIO, Perú