Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cómo mantenerse a la vanguardia en las tendencias de los datacenters

[17/06/2014] La adopción de la virtualización en los últimos años ha sentado las bases para que muchas organizaciones de TI pasen de los centros de datos en las instalaciones a instalaciones compartidas en la nube, señala Craig Wright, director de TI y outsourcing de consultoría, Pace Harmon. La mayor aceptación de las plataformas de alta densidad que requieren ubicaciones físicas mucho más pequeñas también fomenta la portabilidad.

La implementación de la nube sigue creciendo, ya sea nube pública para situaciones normalizadas, o nubes privadas de soluciones que se están diferenciando o han aumentado la seguridad o los requisitos reglamentarios. Eso está llevando a un mayor enfoque en la orquestación y la agregación de servicios de infraestructura, anota Wright.

Y la automatización está empezando a cambiar las cosas con la promesa de los centros de datos definidos por software. "En este escenario, todo en el centro de datos se virtualiza -aplicaciones, bases de datos, redes-, y una capa de la automatización se extiende a través de todas las capas de virtualización para crear una plataforma unificada", agrega Wright. Este enfoque emergente requiere un alto nivel de madurez de virtualización y sofisticada orquestación para poner todas las piezas juntas de manera eficiente.

Los beneficios combinados de estos avances tecnológicos son claros. Como resultado, la mayoría de las empresas se están aprovechando de ellos para mejorar las operaciones del centro de datos. "Incluso los escépticos están experimentando e incubando capacidades", señala Wright. Pero tales cambios requieren que las organizaciones de TI - y sus proveedores de outsourcing- repiensen sus estrategias tradicionales de centros de datos.

Seguir estos pasos le ayudarán a mantenerse a la vanguardia de los cambios en el centro de datos.

1. Invertir en conocimientos, capacitación y controles. Si bien la automatización y estandarización pueden producir un menor recuento general, aumenta la demanda de recursos más calificados. "Se trata de la calidad, no la cantidad", señala Wright. Los profesionales de los centros de datos tradicionales manejaban el entorno sobre la base de los procedimientos operativos estándar, disparadores de eventos predefinidos y alarmas. Tenían que ver con la instalación de hardware, instalación de cables, y hacer frente a las plataformas físicas.

En un entorno altamente virtualizado, los profesionales de los centros de datos deben comprender construcciones lógicas, como la distribución dinámica de los sistemas operativos a través de múltiples plataformas, con el fin de gestionar, optimizar y disparar problemas. "La distribución de recursos calificados, la inversión en la educación continua, y la alineación de los controles del ciclo de vida de servicio para los proveedores internos y externos debe convertirse en la norma, no en la excepción", señala Wright.

2. Repensar la externalización de la infraestructura. Las nuevas tecnologías de centros de datos fomentan más la externalización, pero a un volumen más bajo que en el pasado. "En muchos casos, hay más oustourcing de la infraestructura o de las propias plataformas, pero con más frecuencia se está manteniendo el control y la parte arquitectónica", señala Wright.

Mientras tanto, las tendencias de los centros de datos están allanando el camino para una mayor deslocalización. "El valor y los beneficios del arbitraje laboral están ganando ofertas de centros de datos", anota Wright. "Una combinación de la normalización y de los avances en la tecnología está reduciendo la necesidad de tener entornos físicos pesados. Utilizando las oportunidades de nube y virtualización para ejecutar la infraestructura remota y servicios de gestión, las organizaciones son capaces de aprovechar múltiples proveedores en centros de entrega de bajo costo".

3. Diseñar para las plataformas de alta densidad. Los centros de datos del viejo mundo tuvieron una densidad media o cinco kilovatios por gabinete. Los racks de alta densidad superan esa cantidad por el doble. Acople eso en los planes de centros de datos, debido a que la adaptación de los centros de datos existentes para gestionar la energía y la refrigeración requerida puede ser muy costosa, señala Wright.

4. Encuentre el equilibrio adecuado. "Utilice soluciones híbridas que juegan con los puntos fuertes de la organización", anota Wright. "La mezcla de una pequeña huella en las instalaciones, o un servicio de colocación con los servicios de nube, a menudo proporciona lo mejor de lo viejo y lo nuevo".

5. Tome en cuenta las aplicaciones heredadas. Un punto importante es cómo hacer frente a las aplicaciones heredadas. La tecnología de 1980 no está adaptada para mudarse a un nuevo entorno de centro de datos o no puede ser virtualizada. ¿La retira? ¿La mantiene funcionando en tándem?

"La realidad es que muchas de ellas son todavía plataformas estables, y no hay ninguna razón de peso para actualizar los negocios", señala Wright. "Este es un problema muy común. ¿Cómo mantener la plataforma legada como parte del centro de datos virtualizado o automatizado, o qué hacer si plataformas heredadas se están anclando a un viejo centro de datos mundial?"

6. Piense como un usuario. "El mayor desafío es el montaje y la integración de todos estos avances en una solución integral para que se vea completa para el usuario final", señala Wright. "La exposición de los usuarios finales a múltiples experiencias de usuario diferentes dependiendo de la ubicación del centro de datos o soluciones, puede ser una de las principales causas de insatisfacción en los negocios con servicios de TI". Elabore una experiencia de usuario consistente, independientemente del lugar desde donde se suministre un servicio o cómo se aprovisiona.
Stephanie Overby, CIO (EE.UU.)