Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Google se concentra en big data y análisis en tiempo real

[30/06/2014] Cuando se trata de big data, muchas empresas quedan afectadas por los grandes problemas. Ese es el motivo por el que Google se concentrará en ayudar a esas grandes empresas el próximo año.

Greg DeMichillie, director de gerencia de producto para el equipo de nube de Google, afirmó que el anuncio de Cloud Dataflow durante la presentación en Google I/O es solo el inicio de sus actividades para big data.

Dataflow es lo primero que estamos haciendo para ayudar a las personas a entender los datos que tienen, sostuvo DeMichillie a Computerworld. Ellos necesitan enfocarse en los problemas del negocio, no en administrar la infraestructura… Dataflow comienza con esto y continuaremos con esto.

El miércoles pasado, la compañía presentó Google Cloud Dataflow, un servicio administrado de procesamiento de datos diseñado para crear un sistema de datos que ingeste, transforme y analice los datos, tanto en modo batch como streaming.

El servicio, de acuerdo a DeMichillie, es el primer paso para ayudar a las empresas a manejar enormes cantidades de datos.

Las empresas han estado administrando enormes cantidades de datos por años. Ahora las compañías tienen que considerar datos provenientes de más dispositivos, y más información, que requiere de analítica compleja y, por lo menos, casi en tiempo real.

Durante el próximo año, Google se concentrará en lanzar herramientas y servicios de nube que facilitarán las tareas de desarrollo, mientras que al mismo tiempo ayudarán a las empresas a monitorear sus operaciones, indicó DeMichillie.

¿Cómo se mantiene a la vanguardia de lo que está sucediendo?, preguntó el ejecutivo. La respuesta es monitoreando y alertando. Uno debe tener acciones por defecto, paneles y alertas automáticas e inteligentes. Apenas estamos en el inicio de lo que se puede hacer en este campo.

Aunque DeMichillie no ofreció información sobre algún proyecto específico en desarrollo, sí afirmó que Google lanzará nuevos servicios y herramientas específicas para big data y analítica.

Creo que es enorme, sostuvo DeMichillie. Las empresas tienen enormes cantidades de datos, ya sea que se trate de datos del negocio sobre transacciones o datos de logs o datos acerca de la forma en que sus clientes están comprometidos a través de aplicaciones móviles, con lo que tienen problemas es con ¿cómo obtengo valor para el negocio a partir de ellos?

Cuando las compañías llevan a cabo proyectos de big data, los departamentos de TI generalmente tienen que lidiar con la limpieza y el filtrado de los datos. Encontrar valor para el negocio en los datos conlleva una inmensa cantidad de trabajo.

En Google, nosotros pasamos por eso hace 15 años, y desarrollamos muchas tecnologías que nos ayudaron con ello, sostuvo DeMichillie. Apenas y acabamos de comenzar a utilizar los servicios que podemos presentar a los clientes que hemos construido en Google.

En el análisis de big data, la elección del momento oportuno es muy importante. DeMichillie anotó que muchas compañías tienen reportes de análisis semanales o mensuales sobre temas como los números de ventas. Lo que en realidad necesitan es ese análisis en tiempo real, o por lo menos casi en tiempo real, afirmó el ejecutivo.

Saber que hubo una tendencia no ayuda si lo averiguas una semana después, añadió. Uno tiene que conocerla cuando está ocurriendo para poder actuar en el momento. ¿Qué ocurre si hay una actividad en Twitter que se correlaciona con su negocio ahora? Para eso se requiere de entendimiento en casi tiempo real, y eso no es lo que está ocurriendo en estos momentos, anotó.

DeMichillie también señaló que Google continuará trabajando para reducir los precios de la nube, continuando con lo que algunos han llamado una guerra de precios con la rival Amazon.

Cuando anunciamos nuestra reducción de precios, fue el inicio de un proceso, sostuvo el ejecutivo. Hemos dicho que lo que hicimos en marzo no es un evento único… Por supuesto es un mercado competitivo y hay grandes actores y uno tiene que ser competitivo en costos.
Sharon Gaudin, Computerworld (EE.UU.)