Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Nadella muestra un nuevo curso para Microsoft

Satya Nadella, CEO de Microsoft

[15/07/2014] La semana pasada, Satya Nadella mostró un nuevo curso para Microsoft, enfocado en la interconectividad y la productividad. Un curso en donde, posiblemente, las aplicaciones Office de la compañía y otros productos y servicios podrían difuminarse lentamente en diferentes modos de trabajar con los mismos datos.

En la actualidad uno compra Office, Windows, Windows Phone y otros productos y servicios de Microsoft. Pero en la siguiente década, la experiencia con Microsoft podría ser radicalmente diferente.

El memo de estrategia de Nadella marca una evolución: De la estrategia dispositivos y servicios de Steve Ballmer a la primero la nube, primero la movilidad del propio Nadella, y ahora hacia la compañía de productividad y plataforma para el mundo primero la movilidad y primero la nube.

Microsoft tiene la habilidad única de armonizar los dispositivos, aplicaciones, documentos, datos y redes sociales del mundo en experiencias de trabajo y personales digitales de tal forma que las personas se encuentran en el centro, y se encuentran empoderadas para hacer más y lograr más con lo que se está convirtiendo en un commodity cada vez más escaso, el tiempo, escribió Nadella.

Esto es lo que significa la productividad para Nadella: Conexiones, inteligencia y, sobre todo, ubicuidad. Para llegar a esa meta, Nadella remarca la necesidad de reinventar la cultura y los productos de la compañía para satisfacer esta nueva realidad.

Se forjan conexiones
Microsoft ya ha realizado un esfuerzo considerable conectando sus aplicaciones de software unas con otras. La plataforma de inteligencia de negocios de Microsoft puede utilizar Bing Maps, y Excel puede conectarse con recursos de datos almacenados dentro de Azure. El motor de búsqueda Bing se ha transformado en un repositorio de conocimiento que es la base para Cortana y otros servicios. Y a un nivel más personal, Microsoft ha respondido a las ventajas colaborativas en Google Apps y otros servicios con mejoras en su suite Office, especialmente sus aplicaciones web.

Es fácil dejar de lado esta noción de reinventar la compañía a través de sus productos como una simple estrategia de marketing. Y la cartera de productos de Microsoft no va a cambiar; Nadella identifica Skype, OneDrive, OneNote, Outlook, Word, Excel, PowerPoint, Bing y Dynamics como partes de la parrilla que Microsoft ofrecerá en adelante.

Microsoft Outlook Web
Microsoft ha usado sus aplicaciones Web, más que su software dedicado, para lanzar rápidamente nuevas características.

Pero Nadella también convoca a otras tecnologías de Microsoft que no son tanto productos como servicios, a decir, su tecnología Oslo -ahora llamada Delve- y Cortana, el asistente digital que se encuentra en la más reciente iteración de Windows Phone, e interactúan en nuevas formas con los datos que Microsoft ha acumulado en otros lugares. Otros servicios, como Skype Translator, ayudará a superar las barreras de lenguaje que tienen los trabajadores al colaborar entre continentes. Cada vez más, todas estas experiencias estarán más conectadas unas con otras, serán más contextuales y más personales, escribe Nadella.

Software como servicios
El papel de Microsoft, como Nadella lo pone, es facilitar de forma inteligente estas conexiones entre los dispositivos, personas y los datos, analizando los datos de tal forma que sea útil. Todas estas aplicaciones serán tratadas de forma explícita de tal manera que cualquiera puedan encontrar, probar y luego comprar de manera muy sencilla, escribe Nadella. Estarán construidas para otros ecosistemas de tal forma que cuando las personas se mueven de un dispositivo a otro, lo mismo harán sus contenidos y la riqueza de sus servicios; es la forma en que mantenemos a las personas, no los dispositivos, en el centro de atención.

Uno sabe que esto es cierto: Uno puede abrir una hoja de cálculo de Excel, en Word. Uno también puede manipular los datos mediante una aplicación web, si uno quiere. O para usar el ejemplo de Nadella, uno puede tomar el lenguaje -simplemente otra forma de datos, ya sea que se trate del francés, japonés o inglés- e interactuar con él mediante Skype, Word u Outlook, traduciéndolo o correlacionándolo con los contactos. Es el último lugar, sin embargo, en donde se requiere del software nativo de Microsoft.

Oslo, Delve, Microsoft
La tecnología "Oslo" o Delve de Microsoft proporciona un front end para ver las relaciones de trabajo cultivadas por tecnologías como Bing.

Desde el punto de vista de los negocios, esa es la dirección hacia la que va Microsoft. En lugar de comprar un disco de Office, Office 365 le ofrece tratar a Microsoft Office como una suscripción, con capacidades adicionales y características que se añadirán con el tiempo. Uno simplemente está comprando un conjunto de servicios.

Dentro de cinco años o una década, sugiere Nadella, aún seguiremos abriendo Word o Excel o Internet Explorer. Pero veremos a estas aplicaciones como un remanente de una era que se fue, de la misma forma en que ahora vemos desde WhatsApp o Facebook a las salas de chat de AOL.
Mark Hachman, PC World (EE.UU.)