Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

José Antonio Ríos y Luis Jara de Celistics

El mercado de smartphones crece en el Perú

José Antonio Ríos, presidente de Celistics, y Luis Jara, country manager de Celistics para Perú.

[15/07/2014] Hace unos días estuvo de paso por Lima José Antonio Ríos, presidente de Celistics, con quien ya habíamos conversado anteriormente. Con su nueva visita a la ciudad, indagamos por las novedades que nos podría comentar sobre el mercado celular. Su posición como distribuidor logístico de las principales operadoras de la región, le ofrecen información de primera mano sobre los movimientos del mercado.

Además, al reunirnos con él -y con otros medios de prensa- pudimos encontrar a un conocido de la industria, Luis Jara, country manager de Celistics, quien también nos ofreció su visión del mercado peruano.

¿A qué se debe su visita?
Ríos: Estoy haciendo una gira para la parte hispana de los 16 países en donde estamos, prácticamente viendo y analizando el término del primer semestre con la gente de la compañía en cada uno de los países. Hemos llegado a los 2.300 millones de dólares en productos manejados durante el año y a dos mil personas empleadas; hemos incorporado Movilway dentro de las empresas de Celistics, que es una empresa de recarga que ha venido funcionando en Perú desde hace unos tres años y que parcialmente tenían los mismos accionistas, ahora la hemos unificado al 100%, así que es parte del grupo Celistics.

El año pasado la empresa, que es privada [no cotiza en bolsa], tuvo las utilidades más importantes en la historia de la compañía, y estamos previendo un crecimiento en el Perú y globalmente de entre 10 a 15% tanto en unidades como en volumen.

¿Y a qué se debe este crecimiento?
Eso se debe en parte a la transformación de la industria donde estamos operando, en el cual el teléfono móvil se ha convertido en el centro de la persona. Dentro de eso hay cambios de la tecnología (2G, 3G y 4G) y en el producto pues, por ejemplo, en el Perú hay muchas marcas, calidades y niveles de precio, y hay mucho de donde elegir.

En Lima se pueden elegir más teléfonos móviles que en una ciudad en Estados Unidos. Eso parece algo extraño, pero es cierto. Si hoy uno va a una tienda de AT&T o Verizon en Estados Unidos a buscar un BlackBerry, no lo consigue porque la marca ha bajado en sus ventas y la eliminaron de las tiendas; por supuesto, sí se puede conseguir el aparato pero uno se tendría que esforzar en la búsqueda.

Aquí hay una serie de marcas que no tienen el tamaño para poder enfrentar el mercado de Estados Unidos. Hay una cantidad de marcas chinas que no tienen acceso porque no han sido homologadas por la FCC en Estados Unidos, pero que se encuentran aquí. Por ello hay una diversidad de marcas y precios muy importante.

Y en cuanto a la red, que es la otra parte del servicio, también hay un esfuerzo que es compartido entre el gobierno y las operadoras. Se abren frecuencias a futuro, aunque no tan rápidamente como sería el ideal, pero se van generando los nuevos caminos para que la señal pueda llegar a los teléfonos con la calidad que puedan manejar los aparatos.

Y esto se produce en medio de cambios. En unos 15 a 20 años vamos a ver que la telefonía fija -la basada en cables- se va a cero, ya no se instalará más. De hecho, en Estados Unidos las dos grandes empresas están pidiendo a la FCC que les permita sacar los cables de cobre de la tierra porque ya no los necesitan, y no los necesitan porque no cumplen ninguna función. El teléfono fijo hoy no hace ninguna de las cosas que hacen los otros teléfonos que tenemos.

¿Esto se traduce en incremento de los volúmenes anuales que manejan?
Incrementos por varias razones. Primero porque hay más gente comprando teléfonos, pero también por la rotación de los teléfonos. Si antes se tenía el teléfono cuatro o cinco años, eso ya se acabó; precisamente por las capacidades que tienen los teléfonos ahora es que el público busca que éste sea más grande, o más pequeño, o que tenga mayor nitidez, etcétera.

El público está cambiando su disposiritov mucho más aceleradamente, no porque se le rompa sino porque quiere algo nuevo que trae alguno de los otros teléfonos. Entonces el crecimiento que tenemos no solo se debe al incremento en los usuarios.

Entonces ¿cuánta es la rotación?
Ahora nos encontramos en un año, dentro de los teléfonos inteligentes que llega al público de mayor poder adquisitivo. Y creo que vamos a llegar a seis meses dentro de unos años.

Por otro lado, el volumen de datos está creciendo. Si uno tiene una red celular adecuada a inicios de año, para setiembre esa red ya no le funciona porque el consumo de datos de los clientes se ha más que duplicado. Entonces, el consumo que tengo a final de año es como si los suscriptores de las operadoras hubieran aumentado.

¿Eso se refleja en la proporción de smartphones?
Jara: En el Perú, un poco menos de 20% son smartphones; sin embargo, eso está creciendo. Por otro lado, si se ve el número de teléfonos que se venden en el Perú, se llega al 50% de participación de los smartphones, con lo cual la base instalada de 20% de la que hablé al inicio va ir creciendo paulatinamente.

El consumidor está buscando más datos, más servicios y eso no es ajeno al mercado peruano que busca más teléfonos inteligentes. De hecho, la distancia entre los países se han acortado y ahí nuestra empresa juega un rol importante, porque traemos los teléfonos a tiempo al mercado peruano. Un lanzamiento de un teléfono se produce casi en simultáneo en el mercado peruano, por ello el consumidor peruano tiene una oferta completa de productos de alto valor y la renovación de los equipos es cada vez más rápida.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú