Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

ARM desarrolla una segunda ola de procesadores de 64 bits

[25/07/2014] ARM está desarrollando su segunda ola de procesadores de 64 bits en momentos en los que intenta mantener su ventaja sobre Intel en teléfonos inteligentes y tabletas.

Los chips -llamados Maya y Artemis- ya se están licenciando a fabricantes de chips, sostuvo Simon Segars, CEO de ARM, durante una conferencia de prensa mediante webcast sobre las ganancias, el martes.

Segars declinó hablar más sobre los procesadores, señalando que ARM se reserva los detalles para la fecha del anuncio real. Pero sí dijo que los futuros procesadores de la compañía están siendo dirigidos no solo a los mercados de teléfonos inteligentes, tabletas y servidores existentes, sino también a áreas como la de los equipos para automóviles y networking.

Artemis y Maya son el fruto de las inversiones que hemos realizado en investigación y desarrollo durante años, sostuvo el ejecutivo. Los productos que estamos creando nos ayudarán a sostener la participación de mercado.

ARM desarrolla diseños para el procesador, interconexiones y otras tecnologías cruciales para los chips móviles. Los diseños de su procesador ARM son utilizados en la mayoría de los teléfonos inteligentes y tabletas del mercado en la actualidad.

En el 2011, ARM presentó su primera microarquitectura de 64 bits, llamada ARM-v8. Fue utilizada por primera vez en el iPhone 5s de Apple, presentado el pasado setiembre.

ARM diseña diseños genéricos de 64 bits basados en ARMv8, que ha licenciado a compañías como Qualcomm, Advanced Micro Devices, Samsung y MediaTek. Apple desarrolló su propio procesador basado en la arquitectura ARM-v8A.

Los chips Maya y Artemis se basarán en la arquitectura ARMv8-A de 64 bits. Los chips sucederán a los diseños de procesador Cortex-A57 y A53, que se espera sean usados en servidores ARM y teléfonos inteligentes Android que llegarán al mercado a finales de este año.

ARM también está planeando nuevos procesadores para los mercados de wearables (dispositivos que forman parte de la ropa), equipos embebidos y la Internet de las Cosas, indicó Segars. El mes pasado ARM abrió un centro en Taiwán para fabricar chips de bajo consumo de energía para dispositivos wearable.
Agam Shah, IDG News Service