Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

IDC: La simplificación de las TI vale la pena

Ofrece grandes ahorros y mayor éxito empresarial

IDC SIMPLIFICACIN TI

[07/08/2014] Muchos CIO están viendo sus mundos colisionar. Las tecnologías de consumo, como teléfonos inteligentes, tabletas y herramientas de redes sociales, así como nuevos servicios en la nube coexisten con las aplicaciones heredadas, salas de servidores y la antigua infraestructura de red. Esto crea una complejidad que no se ha visto antes.

El lado empresarial quiere una mejor accesibilidad para los usuarios y un acceso más sencillo a los datos del cliente. Irónicamente, a medida que la tecnología se vuelve más simple para los usuarios finales, se vuelve más complicada tras bambalinas. La complejidad es un hecho de la vida para los profesionales de TI, pero de acuerdo a un nuevo estudio de IDC, acorralar a esa complejidad puede ahorrarle mucho tiempo a las empresas grandes y mejorar los resultados de negocio.

El informe, que fue patrocinado por Oracle, se basa en un estudio de nueve empresas (todas ellas clientes de Oracle) en varias industrias, incluyendo gobierno, servicios financieros, retail, médica y otras. El número medio de usuarios en las empresas entrevistadas por IDC es de 23 mil, y el beneficio medio anual de reducción de la complejidad es de 83 millones de dólares, lo que equivale a 3.610 dólares por usuario, de acuerdo con IDC.

IDC Oracle
Beneficio anual por usuario. Fuente: IDC

Además de los ahorros de costos, los participantes del estudio se beneficiaron de una llegada más rápida al mercado, un mejor servicio al cliente y la capacidad de reasignar al personal de TI a proyectos más estratégicos después de que reducen la complejidad, de acuerdo con IDC.

La complejidad puede costar tanto al lado de negocio como al de TI de la empresa, según el informe. Los desafíos en el lado técnico incluyen costos operativos incrementados, carga para el personal de TI y una capacidad reducida para ofrecer altos niveles de servicio al negocio. A medida que TI vuelve a las aplicaciones de negocios más estratégicas para la empresa, la complejidad puede dejar al negocio en una desventaja competitiva, de acuerdo al estudio.

El reporte de IDC cita los siguientes factores como causas de la complejidad de TI, en base a entrevistas con las compañías del estudio:

  • Fusiones y adquisiciones corporativas.
  • Descentralización del negocio.
  • Mayor necesidad de soportar las demandas del negocio.
  • Uso continuo e importancia de los sistemas legacy.
  • Sistemas y estándares dispares.
  • Soporte del cambio a ritmo rápido
  • Soporte móvil/BYOD.

IDC se apresura a señalar que la complejidad no se equipara a las cosas hechas correctamente, lo cual podría haber sido evitado con un planeamiento más eficiente. Nuestra investigación encontró que la realidad es mucho más matizada. De hecho, la complejidad es frecuentemente un precio necesario de entrada. Las organizaciones de TI que soportan requerimientos de negocio demandantes, a menudo encuentran que necesitan soportar mayores niveles de complejidad, escribe IDC en el informe.

Cómo mantener las cosas simples
Otro factor clave que contribuye a una mayor complejidad de TI son las expectativas del usuario, de acuerdo al estudio. Los usuarios esperan una experiencia similar a la de consumidor final, utilizando herramientas de redes sociales y accediendo a las apps empresariales a través de dispositivos móviles.

Las redes sociales públicas, los sitios web modernos, las aplicaciones móviles y los populares smartphones y tabletas Android e iOS han creado la expectativa de la simplicidad en todas las experiencias de usuario, a la vez que han movido la complejidad tras bambalinas, y la han puesto fuera del camino de la experiencia del consumidor, de acuerdo a IDC.

Con todos los desafíos de TI que enfrentan los líderes, ¿cómo pueden los CIO reducir la complejidad? IDC informa que las organizaciones están tomando múltiples enfoques, incluyendo los siguientes:

  • Consolidación y racionalización de aplicaciones, sistemas y centros de datos.
  • Modernización de aplicaciones (reemplazando aplicaciones legacy).
  • Uniformización de sistemas operativos en un solo ambiente.
  • Outsourcing a terceros y a proveedores de nube.
  • El despliegue de una mejor automatización y de herramientas y tecnologías de automatización.

Detallando los beneficios
Debajo, IDC divide los ahorros por usuario en seis categorías. Las cantidades están basadas en las nueve compañías en el estudio, e IDC advierte que los beneficios reales varían según la organización y la industria.

Saber que debe simplificar las TI es una cosa. Saber dónde hacerlo es otra. Para ayudar a moverse en la dirección correcta, IDC ha desarrollado lo que llama un Mapa de Simplificación, el cual señalan que ayudará a las empresas a reducir la complejidad en su infraestructura de TI. Los elementos clave del mapa incluyen estos cuatro procesos:

Comience por arriba: Asegure un fuerte soporte ejecutivo porque los proyectos exitosos de simplificación requieren cambios profundos, no solo en la organización de TI, sino también a menudo entre los usuarios y líneas superiores, de acuerdo a IDC.

Adopte un espíritu emprendedor: IDC informa que las empresas que entrevistó para el estudio encontraron mejor usar un enfoque emprendedor, consistente en reemplazar la infraestructura obsoleta o construir una nueva infraestructura de TI para soportar nuevas oportunidades de negocio. IDC escribe: Usted no puede simplificar la infraestructura añadiendo nuevas capas de integración, interfaces de usuario, o aplicaciones.

Diríjase a la nube: IDC señala que obtener servicios de terceros y/o de proveedores de nube con el alcance, tamaño y experiencia necesarios, no solo puede liberar valiosos recursos para enfocarse en las operaciones nucleares, sino que también puede mejorar la calidad de los servicios para los usuarios finales.

Sea ágil: El desarrollo ágil, anota IDC, habilita a las organizaciones y mantiene el ritmo con un cambio más rápido. Los factores claves de éxito incluyen bajar hasta el nivel del usuario y documentar procesos y dificultades específicas, colaborar con los clientes y los usuarios finales, y adaptarse rápidamente a las circunstancias de cambio.
Dan Muse, CIO (EE.UU.)