Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Compuware y Electrodata realizan evento sobre APM

Roberto Carvalho, Compuware
Roberto Carvalho, director de canales y alianza de Compuware para América Latina.

[08/08/2014] Son muchos las áreas que llaman la atención de los departamentos de TI y, por tanto, requieren de la planificación de una estrategia. Sin embargo, a veces se descuida lo básico, aquello que se encuentra justo frente al usuario final y puede ser decisivo en su experiencia de uso: el desempeño de las aplicaciones.

La administración del desempeño, por ello, se está transformando no solo en un área más de preocupación para el departamento de TI, sino también en un creciente mercado de soluciones, algunas de las cuales fueron presentadas en una reciente reunión con Compuware, a través de su socio en el Perú, Electrodata. La gestión del desempeño de las aplicaciones (APM, por sus siglas en inglés), por tanto, es el nuevo campo para el que debe planear una estrategia.

La APM
La application performance management (gestión del desempeño de las aplicaciones) se está transformando, sostuvo Roberto Carvalho, director de canales y alianza de Compuware para América Latina. Ha dejado de ser un mercado pequeño para transformarse en un mercado de condiciones considerables; es el segundo mercado de más rápido crecimiento luego del de virtualización, con un tamaño de tres mil millones de dólares. De hecho, la virtualización está impulsando la necesidad de APM, pero hay otros factores que están cambiando el panorama.

En la actualidad, se estima que el 75% de las aplicaciones se encuentran virtualizadas, lo cual ha generado un gran desafío: El desempeño. Si se toma en consideración que, en promedio, los centros de datos tienen unas 61 horas de no disponibilidad durante el año y que más del 50% del tiempo necesario para la resolución del problema se gasta en determinar la causa y quién debe resolverla, es importante reconocer que la mayor parte de las veces (60%) el problema radica en la capa de aplicaciones, señaló el ejecutivo.

No es poca cosa. Estas cifras se relacionan con otras que Carvalho también presentó y que indican que el 57% de las compañías de Europa y Estados Unidos que posponen sus inversiones en nube lo están haciendo debido a problemas en el desempeño de las aplicaciones.

Y esto se debe, en general, a que la actual cadena de entrega de aplicaciones es compleja. En un extremo de ella se tiene a los dispositivos de usuario, y en el otro al centro de datos, mientras que en el medio se encuentra la nube, con todas sus complejidades.

Los desafíos comunes
De acuerdo al expositor, existen tres tipos de desafíos comunes en la actualidad con respecto a las aplicaciones. Primero, las aplicaciones se están haciendo cada vez más complejas; segundo, es difícil innovar lo suficientemente rápido como para hacer frente a la competencia; y tercero, no se puede identificar y priorizar los problemas de desempeño que tienen los mayores impactos sobre el negocio.

En cuanto al primer desafío, Carvalho indicó que existen muchos elementos en la cadena de entrega de las aplicaciones. Del centro de datos a los dispositivos, pasando por la nube, hay un sinfín de sistemas operativos, lenguajes, appliances, bases de datos y redes que podrían ser la causa del problema.

Por ello, es difícil determinar la causa raíz cuando ocurre un problema y, de hecho, dos tercios de los problemas no se pueden reproducir, lo cual da como resultado un proceso muy largo de investigación y reparación.

En cuanto al segundo desafío, el llamado time to market se ve impactado debido a los prolongados procesos de desarrollo, evaluación y puesta en producción de las aplicaciones. Esta cadena se ve prolongada si se toma en consideración que ahora existen nuevas tecnologías como el big data, la nube y la movilidad.

El desafío concerniente a no poder identificar los problemas como desempeño se materializa en el hecho de que el 90% del costo total de propiedad de las aplicaciones se va en el mantenimiento de éstas, señaló Carvalho. Este último punto, sostuvo el expositor, ofrece un gran margen para reducir costos.

¿Cómo hacerlo? Mediante la automatización de la administración del desempeño de las aplicaciones, es decir, utilizando herramientas que se encarguen de los tres desafíos, aligerando esa carga de los encargados de TI.
Jose Antoni Trujillo, CIO Perú