Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

¿Es un mito el equilibrio entre trabajo y vida?

[14/08/2014] En teoría, el concepto de "equilibrio trabajo-vida" parece tener sentido -dividiendo sus días y semanas entre un trabajo colaborativo y una vida conectada, mientras también se disfruta de actividades personales y de tiempo de esparcimiento con familia y amigos, desarrollando hobbies, ejercicios o simplemente viendo televisión.

La idea detrás de Equilibrio trabajo-vida es ofrecer un ambiente de trabajo social y conectado que fomente la creatividad y el cumplimiento de la carrera -ya sea conectándose remotamente o desde una oficina- y que también permita una vida personal bien redondeada fuera de las responsabilidades profesionales, señala Ajay Kaul, socio gerente de AgreeYa Solutions, una solución de plataforma de movilidad y colaboración segura.

En cristiano, en sentido tradicional, equilibrio trabajo-vida significa tener 40 horas de trabajo, seguidas de fines de semana desconectados y cuotas de empleados de trabajo asignado, anota Kaul.

El equilibrio trabajo-vida es un mito
Pero ¿qué ocurre si todo lo que sabe sobre el equilibrio trabajo-vida fuera un mito? Alexander Kjerulf, fundador de Wooho, líder de pensamiento internacional y autor de temas relativos a la felicidad en el trabajo, señala que cree que el balance trabajo-vida, como es definido tradicionalmente, ya no existe en realidad.

Tradicionalmente vemos el trabajo y la vida como actividades competitivas peleando por nuestro tiempo, comente Kjerulf. Si no hay trabajo entonces hay tiempo libre, implicando que el trabajo no es gratuito. Y el término equilibrio implica que cuanto más trabajo haya, existe menos vida. Pero donde veo un problema con eso es en que solo tenemos una vida -vivimos mientras trabajamos y mientras estamos realizando otras actividades, señala.

El concepto tradicional de equilibrio trabajo-vida es inexacto porque la evolución de los negocios globales, impulsados por el conocimiento, ha disminuido las fronteras geográficas y ha hecho las zonas horarias irrelevantes, agrega Kaul, de AgreeYa.

Los consumidores esperan un servicio y soporte 24/7/365, y la mayoría de empresas ya se han movido para adoptar la movilidad, o están haciendo la transición hacia una fuerza laboral móvil, para permitir que esté más conectada, siempre funcionando y comprometida, indica Kaul.

La nueva definición de equilibrio trabajo-vida
El concepto moderno de equilibrio trabajo-vida está enfocado en ofrecer a los empleados la flexibilidad de trabajar donde sea, en cualquier momento _dejando menos horas de trabajo fijo y más trabajo por proyecto, o fechas de entrega con nivel de servicio y oportunidades para corrientes actuales de innovación y comunicación entre los miembros de un equipo, señala Kaul.

El surgimiento de infraestructura de TI basada en la nube y la prevalencia de políticas BYOD (traiga su propio dispositivo), ahora permite a los empleados trabajar desde casa o remotamente, y continuar sin problema con los esfuerzos colaborativos con colegas y los líderes de equipos, agrega Kaul.

Con compañías de todos los tamaños volviéndose más dinámicas, flexibles y acomodándose al uso de herramientas y soluciones de colaboración social empresarial y al BYOD, el efecto de movilidad continuará causando un solapamiento entre la vida personal y profesional de la fuerza laboral, anota Kaul.

La movilidad cambió todo
De acuerdo a una investigación de IDC, la población de trabajadores móviles crecerá a 1,3 mil millones en el 2015. Mientras que la explosión de la movilidad y de trabajadores remotos y lugares de trabajo ha permitido una nueva era de productividad y colaboración, puede tener un lado oscuro si los empleados no saben cómo y cuándo desconectarse del trabajo o son activamente desanimados a hacerlo, señala Kaul.

La movilidad empresarial y la flexibilidad de la fuerza de trabajo es benéfica para la rápida expansión de las empresas con fuerzas laborales incrementalmente móviles, y aquellos que buscan oportunidades para crecer, un mercado rico y oportunidades de negocios más allá de las fronteras, continuarán adoptando esta tendencia emergente de negocio.

Pero aunque la tendencia de siempre-conectado es tangiblemente valiosa para la innovación del negocio, la colaboración, el costo de las operaciones, la satisfacción del cliente, la retención de empleados y el compromiso del cliente, la movilidad puede interrumpir absolutamente el concepto de equilibrio trabajo-vida para aquellos empleados que no están preparados o no son capaces de desconectarse cuando es necesario, señala Kaul. Entre las distintas zonas horarias en las que ocurre el trabajo, y la capacidad de conectarse y colaborar desde donde sea, puede ser realmente difícil para los trabajadores encontrar una combinación satisfactoria de trabajo y vida, añade.

Si bien es muy bueno que los trabajadores sean soportados adecuadamente por tecnologías como escritorios virtuales, tecnología móvil y computación en la nube, esto crea una zona borrosa entre la vida personal y profesional, agrea Kaul.

Para prosperar y avanzar en cualquier industria, especialmente en la siempre cambiante y creciente industria de la tecnología, los trabajadores deben dirigir cuidadosamente su trabajo y su vida, para no perderse ellos mismos, a su familia o su enfoque en el éxito de la empresa, y esa es una delgada línea para caminar.

Cómo mantener el equilibrio
Para muchos trabajadores, hay una expectativa silenciosa de que cuántas más horas trabajan, es mejor, señala Kjerulf. Este culto al sobre trabajo, agrega, es sutilmente reforzado por los ejecutivos que se autoimponen 60 a 80 horas de trabajo semanal y parecen esperar que sus empleados hagan lo mismo.

Trabajar 60 horas por semana o más arruinará su vida, anota Kjerulf. Una forma de evitar esto es desconectarse conscientemente y hacer que el tiempo no trabajado sea significativo -haciendo más que derrochar horas en Naranja es el nuevo Negro en Netflix, por ejemplo, comenta. Pase tiempo con amigos cercanos, tome clases, inicie un nuevo hobbie, sea voluntario o done su tiempo a una causa caritativa, añade.

El cambio comienza por arriba
También, los ejecutivos y gerentes deberían tomar este consejo e intentar alejarse de trabajar 80 horas a la semana, señala Kjerulf. Eso solo crea presión para que todos los demás hagan lo mismo; muchos empleados sienten que no se atreven a salir mientras la luz aún está encendida en la oficina del jefe.

Como socio gerente, y lo mismo debería aplicar a mis pares, asegurar un saludable equilibrio trabajo-vida a los empleados valiosos es crucial para alentar el cumplimiento organizacional, la innovación frecuente y las ideas, la retención de empleados y la atracción de nuevos talentos, añade Kaul de AgreeYa.

Las compañías de soluciones de entretenimiento móvil, o aquellas que ya tienen programas de movilidad, deberían invertir el tiempo y esfuerzo necesario para instituir políticas, procesos e iniciativas, para establecer expectativas que permitan a toda la fuerza laboral alcanzar fácilmente vidas más balanceada. Un equilibrio trabajo-vida reducirá el estrés entre los empleados y tendrá como resultado un incremento en la productividad, el compromiso, la innovación, colaboración y mucho más, señala Kaul.

Para enfatizar, además, que los empleados entiendan la importancia de este delicado equilibrio, los gerentes deberían practicar un saludable balance trabajo-vida en sus propias vidas, modelando una apropiada responsabilidad laboral y soporte para que sus equipos consigan su propio equilibrio, afirma Kaul.

Los ejecutivos y gerentes deben recordar que un éxito de negocios en el lugar de trabajo no depende de cuántas horas la gente trabaja, sino de los resultados, señala Kjerulf.

Los ejecutivos y gerentes deben darse cuenta de una vez por todas que no se trata de cuántas horas la gente está conectada, se trata de los resultados que ellos crean, añade. Debe cambiar su forma de pensar, y aunque esto sea difícil, darle a la gente mucha más autonomía para decidir cuándo y dónde trabajar, anota.

Y para los empleados, comenta Kaul, asegurarse de que el equilibrio entre una vida de trabajo y personal comienza con establecer metas realistas, con priorización, organizando su carga de trabajo y manteniéndose enfocado para completar cada responsabilidad como un hito, señala.

La autogestión y el manejo efectivo del tiempo son las claves para un saludable equilibrio trabajo-vida, especialmente dentro de la fuerza laboral móvil en la que los empleados no están comandados por su habilidad para desconectarse al final de cada día, señala Kaul.

La tecnología puede lograr un equilibrio trabajo-vida
La tecnología puede ofrecer una solución concreta para ayudar a los empleados y ejecutivos a mantener la continuidad del trabajo y la vida, anota Kaul. Él recomienda soluciones de colaboración social para reducir las molestias y cargas de las interminables cadenas de e-mails y las largas reuniones, y para dar a los trabajadores un acceso rápido a información relevante o a la cadena de comando, así como la capacidad de interactuar con un espacio de trabajo virtual en lugar de con una oficina física.

En conjunto, la tecnología, la compra por parte de la gerencia, los ejemplos positivos, y un enfoque en los resultados de negocios, pueden conducir a una gestión efectiva del tiempo y el trabajo, dejando así más tiempo para pasar atendiendo asuntos de la vida personal, señala Kaul.

El objetivo final, agrega Kjerulf, es permitir separar el trabajo y la vida en esferas distintas, y encontrar el punto dulce que le permita realizar ambas sin descuidar ninguna.

Mirando mi propia vida, ciertamente no veo una vida de trabajo y una vida privada. Solo veo una vida, la mía, que se expresa en diferentes aspectos. Y esos aspectos son tan mezclados y tan dependientes mutuamente, que no tiene sentido intentar separarlos, señala Kjerulf.

Están tan integrados como podrían estar, y parece no haber momento en el que yo esté 100% en el trabajo o 100% fuera del mismo. Siempre soy simplemente yo, viviendo mi vida. Para mí, no se trata realmente de un equilibrio, se trata de ser feliz y de vivir una vida plena en sus diferentes aspectos.
Sharon Florentine, CIO (EE.UU.)