Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Bernardo Miretzky, technology manager del Field Applications Engineering Team de AMD

AMD va tras los servidores

Bernardo Miretzky, technology manager del Field Applications Engineering Team de AMD.

[15/08/2014] Hace pocos días tuvimos una charla con Bernardo Miretzky, technology manager del Field Applications Engineering Team de AMD, en la que nos explicó los motivos de su visita al Perú y las novedades que tiene la firma para el mercado empresarial.

Con Miretzky conversamos de todo, incluso sobre el interesante enfoque que ha tenido AMD para ingresar al mercado peruano y los resultados que ello le ha reportado. AMD no tiene los recursos para ser masivamente conocida a nivel publicitario, prefiere confiar en el boca a boca y en que sus productos hablarán por la compañía.

¿Cuál es el enfoque que están presentando?
Nosotros presentamos ya desde el año pasado, y este año estamos haciendo una actualización a un producto muy novedoso con relación a otros procesadores que se han inventado en los 40 años de historia que tiene el procesador.

Nosotros lanzamos para el sector corporativo y gobierno, en PC, en notebooks y tabletas corporativas un procesador que dejó de ser el viejo y conocido CPU, lo que representa un cambio drástico, que ya no pudimos llamar CPU. Este año, este procesador denominado heterogéneo lo acabamos también de lanzar para el mercado de servidores, el cual tiene una importancia muy grande en la estrategia de la compañía.

Estos procesadores lo denominamos APU (unidad de procesamiento acelerado), y ya las principales empresas de semiconductores están desarrollando sobre este concepto.

Lo que estaba sucediendo desde hace varios años es que entre las distintas nuevas generaciones de CPU, el incremento en desempeño era menor. Hace mucho que dejó de pasar que el nuevo procesador que salía entregaba el doble de rendimiento que el precedente. En el 2001 se llegó a la barrera de los 4GHz y nunca más la pudimos superar, por un tema físico (térmico). Entonces AMD inventó la tecnología que las personas conocen como de 64 bits, el procesador con Direct Connect para que el procesador se comunicara con la RAM de manera directa, en el 2005 inventamos el primer dual core y arrancó la carrera de los núcleos en las CPU.

Pero después ya no podíamos avanzar mucho más en CPU. Entonces, nuestros ingenieros tuvieron que tomar una decisión, y pensamos que la forma de trabajo del procesador (serial, que los procesos se realizan uno después del otro) debía cambiarse, lo importante ya no era que se circulara muy rápido por una calle de un carril, sino tener una calle con muchos carriles, convertir la calle en una autopista.

Y es ahí donde pensamos en el procesamiento paralelo. Y esto es algo que ya existía pero que solo se usaba para determinados segmentos de usuarios que son principalmente aquellos que trabajaban con gráficos, con procesadores gráficos.

El procesador gráfico no es para gráficos, es para procesamiento de datos en forma paralela; se asoció con los gráficos porque no hay nada que necesite más el procesamiento en paralelo que dibujar los píxeles en una pantalla, ya que se tienen que dibujar todos al mismo tiempo.

AMD decidió en el 2006 comprar ATI, que es una empresa de placas gráficas; pero no comprarla para ingresar al mercado de videojuegos, sino para adoptar su tecnología en un procesador que en esos momentos llamamos Fusion y que se terminó lanzando al mercado de consumo en el 2011 y el año pasado al mercado corporativo.

Ese procesador APU, que comentaba al principio, entonces tiene una CPU y el procesador paralelo, y lo que nosotros estamos mostrando en nuestras visitas es como este APU acelera por el lado del procesador paralelo -no del CPU- aplicaciones que no tienen que ver con los videojuegos, sino algo tan poco visual como el Outlook, o el navegador de Internet, o el WinZip, que hace ahora su trabajo en la mitad del tiempo.

Y eso significa mucho dinero ahorrado en tiempo/hombre para la empresa.

¿Este procesador paralelo es el que se denomina GPU?
En el mercado de consumo no tengo inconveniente en llamarlo GPU (unidad de procesamiento gráfico); pero cuando voy donde un cliente corporativo para hacerle una demostración y lo llamo procesador gráfico, él lo va a asociar a videojuegos, películas, entretenimiento, no al ámbito corporativo. Por eso lo llamo como realmente es, un procesador paralelo.

Pero uno siempre ha entendido que los procesadores gráficos son más potentes, parece entonces que esa idea no ha calado en todos.
Sí, es mucho más potente. Una de las referencias que siempre hago es que nosotros tenemos aún procesadores del formato CPU, que se llaman FX, que no es para el ámbito corporativo. Y tenemos un FX muy potente de ocho núcleos de CPU a 4 GHz y con 256 gigaflops como máximo, o sea, 256 mil millones de operaciones matemáticas y consume 125 vatios. Una placa de video con GPU se encuentra a la mitad del costo, consume 65 vatios, trabaja a 1GHz pero no tiene ocho núcleos sino 384 núcleos, por eso es paralelo, por la cantidad de núcleos que tiene. Todo esto junto no te da 256 gigaflops sino 800 gigaflops, cuatro veces más que la CPU tope de línea.

Por ello nuestro foco ha sido trabajar con toda la potencia de este procesador, que durante muchos años se usó solo para estaciones de trabajo o videojuegos, en aplicaciones como el navegador o el correo electrónico o el Office. Eso es parte del deber que tenemos frente al usuario final, mostrarle que ese GPU es más potente pero que las aplicaciones ya lo aprovechan.

Ese enfoque no excluye trabajar con el OEM, trabajan en ambos lados.
En realidad, nuestra estrategia es siempre ir a través del OEM. Cuando voy a un cliente final al lado está el OEM; para nosotros es fundamental desarrollar a los fabricantes nacionales.

Quizás el mercado de consumo se ha visto un poco sentido de los últimos cambios que ha tenido AMD, de dejar de estar tan presente en el usuario final porque solo vamos con campañas a través del OEM. Pero esa es nuestra forma de pensar. Por ejemplo, las últimas consolas de videojuegos, la PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Wii tienen AMD dentro, ¿hace falta poner un logotipo de AMD? Para nosotros no.

El año pasado una marca internacional lanzó una notebook y el procesador decía [La Marca]quad core, pero el procesador lo diseñamos nosotros. Y por ello no se extrañen si en meses o años próximos empiezan a venir marcas nacionales o internacionales con su propio procesador, porque nosotros se los desarrollamos con customizaciones a pedido de los clientes, y nos parece que es la forma correcta.

Pero ¿su intención es que el público masivo los conozca o hacerlo todo a través de OEMs?
Perú, junto con Argentina, ha sido un caso de éxito durante muchos años para AMD. Nosotros hemos llegado a tener el 55% del mercado de componentes aquí; es decir, me refiero a lugares como Wilson. Y no es que la avenida estuviera llena de banners de AMD, no es que hubo publicidad en la televisión. Esto lo logramos con el boca a boca.

A diferencia de otros mercados latinoamericanos que se comportan como el de Estados Unidos donde el marketing y la presencia visual impacta más, creo que en Sudamérica, cuando una plataforma es buena y tiene un precio accesible, funciona muy bien. Aquí estamos muy acostumbrados a preguntar a los amigos que saben, y eso funciona mucho aquí.

Nuestro foco es comenzar a dar charlas, pero en cuanto a campaña visual te puedo decir que no está en nuestra estrategia, ni en nuestra capacidad, el poder equiparar lo que puede hacer la otra empresa. Sabemos que en cuanto a recursos de marketing no vamos a estar a la par, pero sí nos sentimos más que confiados en la ingeniería, en el producto.

En el mundo de los servidores ¿cuál ha sido hasta ahora el impacto?
En el mercado de servidores mencionaba que lanzamos estos procesadores APU heterogéneos, y tenemos clientes muy importantes en Sudamérica, clientes cuyos portales dependen de nuestro servidores. Y te nombro clientes de esa magnitud porque estamos haciendo mucho desarrollo en los últimos productos que hemos lanzado para cosas que como cloud computing y Big Data.

Cloud y Big Data son aplicaciones de servidores en las que no se necesita servidores tradicionales sino servidores con núcleos grandes, muy potentes. Ahí tenemos nuestra línea de procesadores Opteron 6300 de 16 núcleos de más de 3GHz.

Pero ahora también estamos yendo hacia el uso de muchos núcleos pequeños, de mucha menor potencia. Y esto porque la nube y Big Data son datos no estructurados pero sencillos, entonces lo que se necesita es tener muchos núcleos que consuman menos, diferentes a los núcleos grandes de los mercados tradicionales de ERP, CRM y base de datos.

Por ello compramos una empresa que nos ayuda a crear micro servidores; es decir, unas cajas de 10U de rack que dentro tienen 64 servidores. En el motherboard logramos reducir el 90% de los componentes, para reducir el tamaño y el consumo eléctrico. Se redujo a un motherboard del tamaño de una phablet y ahí tienes lo más importante; es decir, una CPU de hasta ocho núcleos. De esas tarjetas ponemos 64, aparte los discos duros y el networking. Entonces tienes 64 servidores en ese espacio que consumen 87% menos de electricidad con respecto a los servidores tradicionales.

Estos servidores están dirigidos a telcos, y para que vean el cambio de mentalidad ofrecemos estos servidores con procesadores de nuestra competencia, no solo de AMD. Pueden venir con Atom. Y la tecnología que usamos para estos procesadores se la estamos ofreciendo a HP y Dell.

Estamos haciendo demostraciones a los clientes de muchos usos pero quizás el más práctico es el que denominamos hosted desktop que es una alternativa al VDI.

¿Y en qué se diferencia?
En rendimiento. El VDI es para trabajar con máquinas remotas con un nivel de aplicación de uso muy sencillo, quizás para tener una sola aplicación en pantalla, sin hacer cambios rápidos de píxeles. Imposible correr videos en 1080p, y 720p no se ve muy bien, y las corporaciones ya los usan en webinar y videos corporativos. Todo eso en un VDI actual no se puede hacer.

En el hosted desktop, en cada uno de esos cartuchos, entran cuatro APU y se puede tener 48 cartuchos, es decir, 192 APU. En cada APU se tienen cuatro núcleos de CPU y 128 núcleos de GPU; cada APU es una desktop con cuatro núcleos dedicados. El usuario se va a encontrar con este rendimiento y estamos recibiendo un feedback excelente de esta tecnología de los clientes en Sudamérica. En el Perú lo hicimos hace un par de meses.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú