Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Las tecnologías de negocio digital, una responsabilidad TI

[20/08/2014] De acuerdo a Gartner, los CIO deben decidir cómo van a posicionar su organización de TI en relación a las emergentes tecnologías de negocio digital, tales como el Internet de las Cosas, impresión en 3D, robótica y la tecnología de llevar puesta.

"Los CIO pueden dudar si hacer de las tecnologías de negocio digital parte de las responsabilidades de TI, porque estas tecnologías están focalizadas en las operaciones y son emergentes por naturaleza", señala Hung LeHong, vicepresidente de Gartner. "La organización de TI está acostumbrada a responsabilizarse y soportar las tecnologías de infraestructura y de 'Back Office. Las tecnologías de negocio digital soportan el front office y operaciones, y son tecnologías emergentes que normalmente no son parte de la agenda de TI".

Como resultado, algunos CIO adquieren un rol de apoyo en relación con las tecnologías digitales, mientras que operaciones y otros departamentos de negocio toman la iniciativa.

No obstante algunos CIO toman un papel de liderazgo, expandiendo sus capacidades y conocimientos de negocio, y extendiendo el papel de la organización de TI de uno que es TI-céntrico a otros que soporta completamente el negocio digital.

"Independientemente de la situación que sea, los CIO deben de tener una opinión, y deben participar en la innovación y en la prueba de los casos de negocio de estas tecnologías en fase temprana de desarrollo", señala Mr LeHong. "Muchas compañías buscan en las tecnologías de negocio digital su siguiente fuente de ventaja competitiva. Hay demasiado en juego, tanto en valor de negocio como en inversión tecnológica, para que el CIO se mantenga al margen", agrega.

Gartner ha identificado seis áreas emergentes que pueden ser adoptadas potencialmente por los negocios digitales y que los CIO deben considerar:

La IoC
Por un lado, está Internet de las Cosas. Para muchas organizaciones, el punto final de una red corporativa pueden ser cosas (por ejemplo, máquinas o sensores en edificios), y no PC o dispositivos móviles. Desde una perspectiva de valor de negocio, el Internet de las Cosas está listo para ofrecer importantes mejoras de productividad y nuevas fuentes de ingresos (combinadas ambas, Gartner prevé nueve mil millones de dólares en el 2020).

Según Gartner, la Internet de las Cosas creará tensión política entre operaciones, desarrollo de producto y TI. La Internet de las Cosas focalizada en el consumidor (como la casa conectada) tiene pocas implantaciones y por lo tanto el CIO puede influenciar desde el principio y contribuir a la selección de tecnologías. La Internet de las Cosas focalizada en la industria tiene también muchas oportunidades, pero los CIO deben aproximarse a las mismas con cuidado, pues es fácil que ya exista un cuerpo de tecnología con inversiones de bastantes años, incluso décadas, de los grupos de ingeniería y operaciones. Los CIO deben navegar por tanto con cuidado estos retos políticos, y planificar los recursos y habilidades necesario para expandir los proyectos tecnológicos y operacionales.

La impresión 3D
Por otro lado, está la impresión en 3D. Según Gartner, la impresión en 3D tiene un formidable potencial transformador que los CIO no deben subestimar. Como mínimo, la impresión en 3D será un mercado de nicho en fabricación y como hobby de consumo. En su máximo potencial transformador, la impresión en 3D puede afectar al comercio global. Por ejemplo, los productos de impresión en 3D pueden eliminar la necesidad de importar y des-intermediar cualquier parte de la cadena de suministro.

Los CIO deben tener una posición sobre cuán transformadora o no va a ser la impresión en 3D en su industria y empresa, y temas asociados como los derechos de propiedad intelectual.

Los wereables
Tampoco hay que olvidarse de los wereables, o tecnología para llevar puesta y de "aumento". La tecnología puede utilizarse para aumentar a los humanos. Esto puede ir desde las cada vez más presentes tecnologías para ponerse encima o las emergentes tecnologías implantadas o de interfaz cerebral. Las tecnologías de llevar encima pueden mejorar la efectividad y seguridad de los empleados. No obstante, los problemas del "traiga su propia tecnología de llevar encima" van a requerir políticas claras. Los CIO deben considerar los problemas humanos, legales, sociales y éticos, que pueden variar enormemente según las geografías y grupos demográficos.

Los robots
La robótica y máquinas autónomas también forman parte del futuro tecnológico. Son esencialmente la convergencia de computadoras, sistemas mecánicos y la electrónica (por ejemplo cámaras y sensores). Esta convergencia puede llevar a que los robots y máquinas autónomas (incluyendo vehículos) aparezcan directa o indirectamente en la agenda de los CIO.

Nuevas generaciones de robots cambian la ecuación de costo, con un costo de adquisición equivalente aproximadamente al salario anual de un empleado de salario mínimo. Los CIO deben ver más allá de los ahorros laborales. Otros beneficios pueden ser un menor desgaste mecánico, una mayor seguridad y menor tiempo de parada.

Máquinas cognitivas
Tampoco deben olvidarse las máquinas cognitivas, que se caracterizan por su habilidad para gestionar tareas de toma de decisiones que requieren a menudo un nivel de juicio que solamente se pensaba que pudieran tener los humanos (por ejemplo escribir artículos, actuar como asistentes personales o interactuar con clientes).

Los CIO deben buscar casos de uso repetitivo y pensar en la utilización de estas tecnología de forma que complementen, más que reemplacen, a los empleados humanos, por ejemplo, como ayuda para apoyar el diagnóstico médico y descubrir/confirmar planes de tratamiento.

La utilización de máquinas cognitivas tiene un impacto significativo sobre la marca de una empresa y su percepción en la industria, así que la decisión de utilizar máquinas cognitivas se convierte en un tema del CEO o del Consejo, con el asesoramiento del CIO y de otros ejecutivos senior.

La ciberseguridad
Aunque no sea una tecnología, ninguna discusión con CIO sobre tecnologías de negocio digital puede estar completa sin abordar las necesidades de ciberseguridad. Las tecnologías de negocio digital ya están consolidadas en las operaciones de muchas empresas. Las responsabilidades de la seguridad de esas tecnologías no están generalmente hoy día dentro de la seguridad de TI. No obstante esto está cambiando. Las tecnologías de negocio digital serán utilizadas en la infraestructura de seguridad física de la misma forma que la infraestructura de seguridad de TI. Esto va a llevar a una mayor colaboración entre el personal de seguridad del CIO con el personal de seguridad física, y a una mayor integración entre los servicios e infraestructura de seguridad física y de TI.

Los CIO deben identificar cómo y cuándo estas tecnologías van a ser relevantes en su industria, y contratar o identificar personal con los conocimientos y habilidades asociadas con las tecnologías de negocio digital. "La medida en que los CIO van a poseer, operar y soportar las tecnologías de negocio digital está sin definir, así que es el momento adecuado de evaluar y explorar nuevos enfoques", afirma Mr LeHong.
Computerworld, España