Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Soluciones de industria: Crear o comprar

Por: Pedro Ordoñez, Consultor de Industria de Open International Systems

[15/08/2014] Muchas compañías reconocen el beneficio y las ventajas de adquirir una solución de industria desarrollada por una empresa de software de producto, en vez de producir in house una aplicación para administrar el corazón de su negocio.

Al encontrarse con la disyuntiva de crear o comprar, un CIO debe evaluar muchas variables al momento de escoger la mejor opción para los intereses de la compañía, involucrando el análisis de todos los procesos de negocio y productividad.

En el caso del desarrollo propio (in house) se debe evaluar: el costo que conlleva la herramienta a través de los años, la obsolescencia tecnológica que puede tener un desarrollo propio, la capacidad y conocimiento que tengan sus profesionales TI para adaptar y desarrollar sobre la solución que están creando, además del manejo, administración, soporte y mantenimiento de la tecnología informática.

Por otra parte uno de los mayores temores que enfrenta un CIO al momento de valorar una solución de industria lista para usar, es su adaptabilidad a la realidad del negocio o si por el contrario es la empresa la que debe adaptarse a la herramienta. Debe además valorar sus procesos de negocios, las necesidades presentes y oportunidades futuras.

Analizar el Costo Total de Propiedad (TCO, por sus siglas en inglés), de una herramienta tecnológica, ayuda a determinar la oportunidad más favorable para una compañía y facilita a los administradores IT a tomar las decisiones más convenientes para la empresa.

La solución de industria tiene muchas más ventajas que el desarrollo in house. El costo total de propiedad de una aplicación hecha en casa puede llegar a ser mayor que el de una solución de industria, y sobretodo este valor se pierde en el tiempo. Una buena evaluación del TCO ayuda a revisar propuestas que parecen una alternativa más económica, pero que en el tiempo son mucho más costosas. Cuando se evalúan los costos operacionales de desarrollo, mantenimiento y productividad, la pregunta clave es: ¿dedico recursos a desarrollar algo que ya está desarrollado, o concentro mis esfuerzos en hacer crecer el negocio, con lo mejor que me ofrece el mercado en soluciones de industria?

Para evaluar si es mejor crear o comprar, desde el punto de vista del TCO, hay que evaluar:

1. Costo de Operar: Son los costos de la infraestructura y las operaciones necesarias para llevar al software al nivel requerido de rendimiento, facilidad de uso y disponibilidad. Una solución de industria viene optimizada para maximizar su rendimiento.

2. Costo para apoyar y mantener: Aparte de desarrollar, con una solución In house es necesario crear equipos de trabajo especializados para brindar servicios de soporte y mantenimiento y posibles actualizaciones, a la velocidad y capacidad de los recursos asignados. En el caso de una solución de industria, la garantía, el mantenimiento, el soporte y las actualizaciones son provistos de manera corporativa por el fabricante.

3. Costo para mejorar y ampliar: Son los costos para incluir nuevas funcionalidades a la solución (mejoras, integración con otras aplicaciones y servicios, extensiones sustanciales, como la adición de capacidades de inteligencia de negocios, entre otras). Una aplicación in house necesita inversión de tiempo en el mejoramiento de la misma, en la adaptación continua a sus nuevas necesidades. Una empresa desarrolladora de software trabaja continuamente en nuevas características y mejoras del producto.

4. Tiempo de desarrollo: ¿Qué tanto tiempo está dispuesto a emplear desarrollando una aplicación? Un desarrollo in house requiere un tiempo mínimo de 18/24 meses de desarrollo, una vez la aplicación esté lista, los usuarios deberán testearla, lo que requerirá un poco más de tiempo, después afinarla y añadirle otras funcionalidades para por último implantarla y salir en producción léase: más tiempo, más dinero, menos efectividad.

5. Costo de oportunidad: Una solución de industria construida con la visión de industria y no con la visión de la necesidad de una empresa en particular, definitivamente le permite a su negocio aprovechar en más corto tiempo y de manera más efectiva características técnicas, operativas y funcionales que las que podrá lograr desarrollando in house.

Con una solución de industria, se optimiza el tiempo del proyecto de implementación, si la aplicación viene pre-configurada, lista para ser instalada y con la opción de adicionarle nuevos módulos y características, el tiempo (que al final se puede traducir en esfuerzo y costo) se invierte en modelar los procesos de negocios, seleccionando las actividades de una biblioteca de prácticas exitosas, y/o en la migración de datos de la empresa, lo que representa una inversión en operación no en desarrollo.

En la medida en que la solución de industria le permita ser flexible y escalable, recibiendo mejoras y respondiendo a la velocidad en que su negocio lo requiere, el valor de la inversión adquiere una diferencia mucho más relevante que el valor reflejado en un desarrollo in house.
CIO, Perú