Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Tres preguntas sobre la nube

La nube aún guarda algunas preguntas por responder. Por ello nos reunimos con tres ejecutivos que tienen amplia experiencia sobre la nube y les hicimos tres preguntas que pudieran compartir en video sobre la visión que tienen sobre esta plataforma. María Jesús Urdanivia de Adexus Perú, Ricardo Temoche del Grupo Graña y Montero, y Orlando Perea de Softline Group, respondieron a tres temas que les planteamos sobre la nube. A continuación un resumen de sus respuestas, pero sus comentarios completos puede encontrarlos en la sección Video.

¿Cuáles son las condiciones que considera debe cumplir una organización para pasar efectivamente a la nube?
Desde la perspectiva de Urdanivia es necesario que las empresas decidan cambiar de un modelo capex a opex, además deben de tener en cuenta que van a tener que enfrentar los cambios que se van a producir en la etapa de transición y que la organización de TI debe cambiar su rol y redefina sus tareas para aportar al negocio. Definir qué pasa a la nube también es una de sus tareas.

Por su parte, Temoche indicó que dados sus años de experiencia no se podría decir que existen condiciones específicas, ya que las empresas provienen de diversas industrias y son de distinto tamaño, además sus necesidades son distintas

Perea, en cambio, considera que cualquier empresa se encuentra en condiciones de subir servicios de tecnología a la nube; organizaciones de todo tamaño y segmento pueden hacerlo, y de hecho uno de los segmentos que más adopta estos servicios de nube, desde su perspectiva, son las pequeñas empresas.

Cuando se lanzaba la nube inicialmente se estableció como beneficios la reducción de costos y del peso de la administración sobre TI. A partir de su experiencia con las organizaciones, ¿qué otros beneficios se han podido observar en las organizaciones que han implementado soluciones de nube?
Urdanivia considera que la flexibilidad para aprovisionar nuevos servicios es uno de los beneficios más resaltantes, pero además lo es también la agilidad para proveer infraestructura en el momento en el que el negocio lo requiera. Y aunque también señaló a la reducción de costos, consideró que es más importante que los clientes ahora pagan por lo que necesitan y el tiempo que lo necesitan.

Temoche identifica el pago por uso como uno de los beneficios más destacados, pero también identificó como otro de los beneficios la escalabilidad (on demand), con lo cual no solo se tiene un costo de servicios TI más manejable y predecible sino que también el negocio puede llegar al mercado a velocidades que antes no tenía.

Por su parte, Perea considera que uno de los beneficios es que la tecnología se convierte en un habilitador del negocio, el hecho de poder disponer de servicios como los sistemas y aplicaciones que pueden ser habilitados en muy corto tiempo le da mucho valor a este tipo de modelo.

Finalmente, ¿cómo respondería a la pregunta que da el título a nuestro foro, es decir, ¿cuál es el mejor modelo para mi empresa?
Urdanivia señala que determinar el tipo de nube debe ser el fruto de una asesoría y análisis de las necesidades del negocio, aunque también sostuvo que la nube híbrida podría ser el modelo más adecuado para el negocio.

Temoche considera que no hay una receta sino que se tiene que analizar el requerimiento del cliente, es decir, cuáles son sus aplicaciones y dónde se encuentra el valor para ese cliente; aunque admitió que las soluciones híbridas son ahora las más comunes y recomendables.

Por último, Perea considera que debe evaluarse el costo y beneficio, qué aplicaciones son las que se van a migrar y plantear un plan que ofrezca una migración por etapas. Quizás empezando por los servicios orientados a desarrollo y aplicaciones no críticas.

Volver a la portada: Un exitoso día de CIOs y nube