Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Desarrollan radio del tamaño de una hormiga

[17/09/2014] Los ingenieros de la Universidad de Stanford han desarrollado una pequeña radio que es del tamaño de una hormiga, y que es barata y lo suficientemente pequeña que podrá ayudar a hacer realidad la Internet de las Cosas, aquel mundo en el que los objetos diarios envían y reciben datos mediante la Internet.

La radio está construida con una pieza de silicio que mide solo unos cuantos milímetros en cada lado. Varias decenas de ellas podrían caber sobre una moneda de 10 centavos y se espera que la radio en sí cueste solo unos cuantos centavos si se manufactura en cantidades masivas.

Parte del secreto del tamaño de la radio es la ausencia de una batería. Sus requerimientos de energía son lo suficientemente frugales que puede recolectar la energía que necesita de los campos de radio cercanos, como aquellos provenientes de un dispositivo de lectura cuando se encuentra cerca.

Las etiquetas RFID y las tarjetas inteligentes de cercanía pueden obtener su energía de la misma forma, obteniendo la energía de una fuente de radio, pero el radio de Stanford tiene más poder de procesamiento que estos simples dispositivos, afirmó un representante de la universidad. Eso significa que podría buscar un sensor para sus datos, por ejemplo, y transmitirlos cuando se requiera.

El dispositivo opera en las bandas de 24 y 60GHz, adecuadas para las comunicaciones a unas cuantas decenas de centímetros.

Los ingenieros imaginan un día en el que billones de objetos se encuentren conectados mediante pequeñas radios a la Internet. Se espera que los datos provenientes de estos dispositivos ayuden a hacer realidad hogares más inteligentes y eficientes en cuanto a energía, aunque queda por ver cómo es que todo esto funcionaría. Las radios como la de Stanford deberían ayudar en gran medida a ampliar el número de dispositivos que pueden recolectar y compartir datos.

La radio fue mostrada por Amin Arbabian, profesor asistente de ingeniería eléctrica de Stanford y uno de los desarrolladores del dispositivo, en el reciente VLSI Technology and Circuits Symposium en Hawái.
Martyn Williams, IDG News Service