Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Ya llegó iOS, y está en toda su red

[22/09/2014] iOS 8 salió el miércoles pasado, creando la usual ola de dolores de cabeza que siempre acompaña al despliegue de un nuevo software.

Parece que los servicios enlazados podrían ofrecer problemas, por ejemplo. La propia iCloud Drive de Apple no funciona con los dispositivos anteriores a iOS 8 o OS X Yosemite, lo cual significa que no se puede acceder a los ítems que se sincronizan con la nube usando dispositivos iOS 8 desde laptops y desktops Mac, dado que Yosemite no ha sido lanzado oficialmente aún.

Dropbox también ha suspendido todos los respaldos automáticos de medios debido a problemas de compatibilidad con iOS 8. Esto también vale para aquellos que no son usuarios de iOS 8, aunque la compañía afirmó en un blog oficial que se está trabajando en una solución en conjunto con Apple.

Otro dolor de cabeza es la necesidad de ancho de banda para transmitir la actualización a millones de dispositivos en todo el mundo.

Neil Johnson, ingeniero de red de la Universidad de Iowa, afirmó que la escuela ha previsto un intenso tráfico durante el lanzamiento.

Añadimos ancho de banda adicional entre la red inalámbrica de nuestro campus y nuestra red cableada, a inicios de semana, señaló a Network World. Eso constituyó un cuello de botella para nosotros cuando iOS 7 se lanzó el año pasado.

Las versiones beta para desarrolladores de iOS 8 pesaban un poco menos de 2GB, y la actualización oficial pesa 1,1GB. Johnson indicó que el enlace entre las redes inalámbrica y cableada llegó a un pico de 500MB cuando se lanzó la actualización.

Es importante notar que iOS 8 incluye muchas características que deberían hacerlo más amigable para la empresa de lo que era antes, es decir, el mayor acceso de los desarrolladores a TouchID ofrece más opciones de seguridad, la integración entre varios dispositivos con el tiempo será una bendición para los que están mucho tiempo fuera de la oficina, y el enfoque de contenedor de Apple hacia la instalación de aplicaciones debería permitir a los departamentos de TI diferenciar entre el software personal y el profesional en un dispositivo dado.

Esta última característica en especial se encuentra dentro de lo que Nikfar Khaleeli, product marketing director de Good Technology, señala como el punto principal al tomar en consideración la consumerización.

La adopción de la computación móvil y las estrategias de BYOD no deberían dejar vulnerable a la información de negocios confidencial -el activo más valioso de una compañía- si se sigue un enfoque de la gestión de la movilidad empresarial realmente completo, indicó.
Jon Gold, Network World (EE.UU.)