Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Google adoptará cifrado en la siguiente versión de Android

La policía y organismos similares tendrán que contactar con el propietario del dispositivo, ya que las llaves de cifrado se encontrarán almacenadas en el dispositivo

[24/09/2014] Google va a habilitar el cifrado de datos por defecto en la siguiente versión de Android, un paso que sigue a otros similares de la industria tecnológica para asegurar una mejor seguridad de los datos.

Android ha tenido la capacidad de cifrado por más de tres años, con las llaves almacenadas en el dispositivo, de acuerdo a un portavoz de Google.

Eso significa que Google y otro proveedor de servicios no podrían proporcionar acceso a los datos cifrados. Los organismos policiales tendrían que acercarse al usuario del dispositivo. Android L, que aún se encuentra en modo developer preview, está programado para su lanzamiento antes del fin de año.

Habilitar el cifrado por defecto implica un paso menos para los usuarios, quienes quizás incluso no han estado al tanto de que existía la opción. También protege a los usuarios en otros escenarios, como cuando pierden sus teléfonos.

Muchos desarrolladores están trabajando para crear aplicaciones y sistemas que no tengan llaves de cifrado, las cuales podrían ser obtenidas por las agencias policiales mediante una orden judicial.

Aunque muchas compañías tecnológicas han prometido luchar contra las excesivamente amplias órdenes judiciales que el gobierno tiene para buscar datos, las compañías generalmente tienen que cumplir con ellas de forma adecuada.

Pero si por sus centros de datos solo pasan datos cifrados, y las llaves para descifrar los datos se mantienen en posesión de los usuarios, hay poco que hacer, algo que muchos proveedores de servicios preferirían en estos días.

Apple buscó asegurar a sus clientes sobre cómo maneja sus datos. La compañía afirmó que no tiene acceso a los datos protegidos por una contraseña en iOS 8, lo que hace imposible que pueda cumplir con las órdenes judiciales del gobierno.
Jeremy Kirk, IDG News Service