Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

MIT está desarrollando robots subacuáticos que buscan drogas

[30/09/2014] Puede que no sean tan rápidos o eficientes como los perros de los aeropuertos, pero los robots se están alistando para llevar la lucha contra el contrabando de drogas debajo del agua.

Los investigadores del MIT están trabajando en máquinas sumergibles que pueden utilizar ultrasonido para encontrar drogas ocultas en los barcos.

Su prototipo, que se asemeja a una bola de bowling, está diseñado para moverse por los cascos de los barcos. Puede utilizar escaneo con ultrasonido para detectar espacios huecos en los cascos falsos o propulsores en donde se pueden ocultar drogas.

Este prototipo de robot sumergible del MIT se encuentra diseñado para usar ultrasonido para encontrar compartimientos secretos en barcos usados para contrabandear drogas.
Robot MIT drogas barcos

El robot, desarrollado por el estudiante graduado Sampriti Bhattacharyya y Harry Asada, profesor de ingeniería del MIT, está dividido en dos mitades, una a prueba de agua y la otra permeable al agua.

La primera alberga una batería de litio recargable y la electrónica, mientras que la segunda contiene seis bombas que fuerzan al salida de agua a través de unos tubos, haciendo que el robot avance.

El robot pueden moverse entre 0,5 y un metro por segundo cuando se encuentra contra el casco de un barco, y la carga de su batería dura alrededor de 40 minutos.

El sumergible fue realizado usando elementos estructurales creados en una impresora 3D, lo cual significa que puede ser producido por solo 600 dólares. Esa cifra es lo suficientemente baja como para permitir que docenas de máquinas trabajen al unísono para lograr encontrar el contrabando.

Es muy caro para la seguridad del puerto usar robots tradicionales para cada pequeño bote que llega al puerto, afirma Bhattacharyya en un artículo de MIT News.

El prototipo fue recientemente presentado en la International Conference on Intelligent Robots and Systems (IROS) de Chicago, pero las pruebas hasta el momento se han concentrado en si puede viajar en línea recta y permanecer en contacto con una superficie submarina. Todavía le falta ser equipado con un sensor de ultrasonido.

Los investigadores esperan añadir mejoras como baterías que pueden recargarse inalámbricamente y cambios en el sistema de propulsión que mejoraría el tiempo operativo a 100 minutos por carga. Otra posible mejora es la posibilidad de realizar escaneos por ultrasonido sin necesidad de estar en contacto con el casco, ya que los barcos podrían estar cubiertos con crustáceos que podrían obstaculizar a los robots.

El robot anticontrabando se encuentra en la misma línea de un esfuerzo realizado por la consultora Boston Engineering y el Department of Homeland Security de Estados Unidos para desarrollar un vehículo subacuático con forma de atún llamado BIOSwimmer. Ese vehículo se encuentra diseñado para inspeccionar los pantoques (la parte más baja y plana del casco del barco) y los tanques de los barcos y para usar una cámara y sonar para detectar anomalías en el casco que podrían ser el signo de la presencia de drogas.

Tim Hornyak, IDG News Service