Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Científicos utilizan teléfonos inteligentes como detectores de rayos cósmicos

[17/10/2014] Su teléfono puede recibir mensajes de todo el mundo. Pero ¿también emanaciones más allá de nuestro sistema solar?

Los científicos de la Universidad de California (UC) han lanzado una iniciativa para usar los teléfonos inteligentes para detectar signos de rayos cósmicos, una forma de radiación de alta energía que envía partículas subatómicas que van por el espacio.

El proyecto CRAYFIS (Cosmic Rays Found in Smartphones) apunta a usar las cámaras de los teléfonos inteligentes y tabletas para detectar las partículas de baja energía que son producidas cuando los rayos cósmicos golpean la atmósfera de la Tierra. La meta es entender mejor qué produce los rayos cósmicos y ayudar a imaginar de dónde vienen.

Los investigadores quieren construir un detector tan grande como sea posible para que tenga una buena oportunidad de coger las raras partículas. Para hacer esto, necesitan hardware commodity.

Los sensores CMOS en las cámaras de los dispositivos funcionan con los mismos principios que los sensores utilizados en los grandes aceleradores de partículas. Los sensores pueden también detectar fotones de gran energía, anotaron los investigadores en un paper científico publicado en el sitio web de física arXiv.

"Estamos intentando construir un detector que cubra el mundo entero", escribió Michael Mulhearn, físico Davis de la UC, en un correo electrónico. "Sucede que la eficiencia de cada celda telefónica para detectar rayos cósmicos se encuentra justo en el punto en donde, con suficientes personas, podremos realizar medidas de clase mundial".

Junto con los colaboradores, Mulhearn y Daniel Whiteson, físico Irvine de la UC, desarrollaron una aplicación apara Android y iOS que se activa cuando el dispositivos móvil se encuentra conectado pero no en uso. Puede reportar cuándo una partícula de interés golpea su sensor y también transmitir la información GPS relativa. Los datos son recopilados en un mapa en el sitio web de CRAYFIS.

Aunque los investigadores han mostrado que la técnica funciona, necesitan cifras para hacerla efectiva.

"Más importante, tenemos que asegurarnos que suficientes personas en el mundo se involucren y usen nuestra aplicación", escribió Mulhearn. "Necesitamos continuar afinando nuestros algoritmos para ser lo más eficiente que se pueda. Uno de los grandes desafíos técnicos para nosotros será entender (y corregir) las variaciones en la eficiencia de la detección que varía de teléfono en teléfono".

La investigación podría tener implicancias sobre la electrónica, especialmente sobre las supercomputadoras con muchos chips, pues a los rayos cósmicos se les conoce por interferir con las partículas cargadas dentro de los chips. Pero los científicos se encuentran enfocados en las grandes preguntas de la cosmología cuando se trata de rayos cósmicos.

"El caso para estudiar los rayos cósmicos es el mismo que el de estudiar otras preguntas básicas acerca de la forma en que funciona el mundo", escribió Whiteson en un correo electrónico. "Estamos explorando el universo alrededor nuestro, esperando obtener conocimiento profundo de su forma de funcionar en lugar de alguna aplicación práctica inmediata".

CRAYFIS es una continuación de los proyectos de computación distribuida relacionados con el espacio que usan computadoras caseras. Entre éstos se encuentran el SETI@home de la UC Berkeley, que fue lanzado en 1999 para buscar signos de vida extraterrestre, y Einstein@home, que ha encontrado pulsares de radio antes no detectados.

Tim Hornyak, IDG News Service