Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Startup quiere hacer que la nube sea atractiva para los negocios sensibles a la seguridad

[29/10/2014] Luego de tres años de pasar desapercibidos, una startup respaldada por Andreessen Horowitz y de nombre Bracket Computing, lanzó un nuevo sistema de computación que está dirigido a hacer la nube pública más aceptable para las empresas sensibles con el tema de la seguridad.

Bracket utiliza lo que denomina "celdas" que encapsulan una aplicación y la despliegan en Amazon Web Services o la nube pública IaaS de Google. El sistema envuelve la aplicación con cifrado, y automáticamente despliega la aplicación sobre múltiples zonas y regiones de disponibilidad para hacer que sea tolerante a las fallas.

Bracket inserta una capa de software entre las cargas de trabajo que son desplegadas en la nube pública y la infraestructura de nube subyacente. Este modelo permite que la aplicación crezca o se reduzca de tamaño de acuerdo a las necesidades, y se beneficia del cifrado con llaves que son almacenadas en las instalaciones de los clientes.

"Nuestra meta era crear un software que permita que las grandes empresas aprovechen la escala y elasticidad de la nube pública, mientras que al mismo tiempo tengan la predictibilidad de su propio centro de datos", sostuvo Tom Gillis, CEO de Bracket, quien es ex vicepresidente y gerente general del Security Technology Group de Cisco. Entre otros miembros de Bracket se tiene a exejecutivos de Cisco en seguridad, y a Rob Enns como vicepresidente de Ingeniería, que es el mismo cargo que tenía en la división de Network and Security de VMware. Bracket ha levantado 85 millones de dólares de capitalistas de riesgo como Andreessen Horowitz, Norwest Venture Partners, Sutter Hill Ventures, ARTIS Ventures, Allegis Capital, GE y Qualcomm.

Tom Bittman, vicepresidente de investigación de Gartner, espera que el sistema sea atractivo para las organizaciones que quieren aprovechar la nube pública para lo que él llama cargas de trabajo "bursty" -aquellas que tienen requerimientos de infraestructura cambiantes- pero que también pueden tener datos críticos que necesitan ser protegidos. "Es un caso de uso muy específico, pero para una firma financiera de Wall Street, esto podría ser una solución valiosa", afirmó.

El producto de Bracket ya se encuentra disponible y tiene un precio basado en la cantidad de recursos de cómputo que maneja. Por ejemplo, un despliegue de cuatro CPU con 16GB de RAM podría costar 0,28 dólares la hora, mientras que el almacenamiento alrededor de 0,25 dólares por GB al mes.

Brandon Butler, Network World (EE.UU.)