Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cómo mantener el ánimo en alto en una economía en recesión

[22/06/2009) No es necesario gastar 250 dólares en una consulta con un psicoterapeuta para confirmar lo que siente en el estómago cada mañana cuando se levanta -es deprimente lo que existe afuera-. Con la volatilidad de los mercados, la inestabilidad económica y la constante amenaza de una nueva ola de despidos para el personal de TI, no es de extrañar que sienta ganas de zambullirse nuevamente bajo las sábanas.

Si ha sido despedido puede que se preocupe de que nunca vaya a trabajar de nuevo. Si se ha salvado de un despido, "es muy desalentador ver partir a sus colegas, porque estas personas eran sus amigos", señala Beverly Lieberman, reclutadora de TI, coach en carreras profesionales y presidenta de  Halbrecht Lieberman Associates Inc.
Los empleados pueden sentirse atrapado en una empresa donde "están casi como agradecidos de seguir trabajando, pero se sienten inseguros", señala, ya que prácticamente ningún empleador está dando algún tipo de garantías sobre TI o cualquier otro tipo de trabajo. "Todos dicen que se puede borrar el 2009 porque no hay indicadores de mejora", concluye Lieberman. "Estamos rezando por el 2010."
Pero eso no significa que tiene que pasar el resto del año escondido en el sótano. No es fácil, pero es posible para los profesionales de la tecnología cuidar de sí mismos, e incluso reforzar sus certificados profesionales durante estos momentos difíciles, ya sea que esté despedido y buscando trabajo, o dejado de lado y con exceso de trabajo.
Entonces, ¿Cómo es que uno se mantiene arriba en una economía en recesión? Computerworld congregó los consejos de cuatro expertos en la carrera de TI, incluidos Lieberman; Naomi Karten, autora y coach de carreras profesionales en Boston; Paul Glen, experto en la carrera de TI, autor y columnista de Computerworld; y Nagesh Belludi, ingeniero de software y gerente de programas de una gran empresa multinacional, que asesora regularmente a los profesionales de TI. He aquí sus consejos:
1.    Vuelva a sus raíces
Recuerde, ¿por qué entró inicialmente en la tecnología de la información? Traiga de regreso parte de ese entusiasmo -e incluso tal vez domine una nueva habilidad- al hacer algo que nunca le han asignado en el trabajo, simplemente por el desafío tecnológico que representa.
Escriba un nuevo programa, arregle uno que ha estado malogrado y le ha molestando por años, o domine un nuevo lenguaje de programación. Utilice sus habilidades tecnológicas para conectarse al mundo: Construya un sitio web, cree un video original y póngalo en YouTube, o inicie un blog para compartir sus puntos de vista sobre TI o haga gala de sus habilidades. Caramba, aprenda las funciones -todas- de su teléfono inteligente.
2. Saque el máximo provecho de las redes sociales
Construir y mantener una red es importante aun en los buenos tiempos, pero estar conectado con amigos y colegas puede ser especialmente valioso ahora. Por lo tanto, saque la mejor ventaja de las oportunidades que ofrecen las redes sociales  a través Facebook, LinkedIn, Twitter y otras comunidades en línea.
Una red de contactos puede dar aviso previo de una empresa que está contratando o despidiendo personal. Más aún, las redes sociales puede ayudarle a leer las hojas de té sobre la salud de los distintos mercados verticales. Por ejemplo, si varios de sus contactos recientemente encontraron trabajo en el área de la salud o se cambiaron de la industria manufacturera, podrá tener una idea de lo que depara el futuro para esas industrias.
Finalmente, la simple interacción humana puede ser edificante, aun si es electrónica. Volver a conectarse con los amigos de la secundaria, amigos de la universidad  y ex compañeros de trabajo no necesariamente ayudará directamente en su carrera, pero puede hacer maravillas en su perspectiva, al recordarle quién era usted antes de que sintiera que no era nada más que un trabajo o un buscador de éste.
3. Salga al mundo real
Si vive cerca de una universidad, consulte su centro de transferencia de la tecnología. Estos cuentan con apoyo universitario y son incubadoras de la investigación en tecnología y propician la creación de nuevas compañías en tecnología.
El personal en los centros de transferencia de la tecnología destaca en ayudar a la gente a vender los beneficios comerciales de la tecnología, una habilidad con la cual los profesionales de TI pueden ayudarse con frecuencia.
"La gente de TI no sabe cómo venderse a sí mismos. Cuando se mira al currículo de los programadores y la forma en que se entrevistan, hablan de sus capacidades en términos de C++ y otros lenguajes técnicos", señala Belludi. "Ellos no explican que un proyecto en el que trabajaron ahorró a la compañía cientos de miles de dólares, o cuáles fueron los beneficios para la empresa derivados de un proyecto".
Más allá de eso, si está pensando en trabajar por su cuenta o para una pequeña empresa, consulte los clubes de empresarios locales y las asociaciones de pequeñas empresas. La gracia de los clubes y asociaciones pequeños es que ofrecen la oportunidad de tener contacto cara a cara con sus pares.
4. Mejore sus habilidades de relación con las personas
 Trabajar en la comunicación, negociación, la construcción de relaciones y la presentación del talento -llamadas habilidades suaves- puede mantener su sentido de la propia valía, y ayudar a conseguir un ascenso o aterrizar en un nuevo trabajo en el futuro.
Los cursos que enseñan estas habilidades están ampliamente disponibles, y a un bajo costo, en centros de educación para adultos y a través de la biblioteca pública, en algunas zonas. Asegúrese de practicar las habilidades que aprende. Escriba sus comentarios en Amazon.com -podría compartir sus conocimientos sobre TI- libros especializados, o cualquier otro libro o producto que le interese. Piense en sus comentarios como una oportunidad para practicar su escritura y lograr un poco de exposición.
O vaya un paso adelante y presente una propuesta por escrito para hablar durante una reunión en una  asociación profesional, sugiere Karten. Esos grupos están siempre buscando oradores y pueden beneficiarse de su sabiduría y la experiencia adquirida. Estar en su agenda propicia las conexiones profesionales que pueden resultar útiles y añade una credencial a su currículo.
5. Sea listo
Manténgase agudo mentalmente y posiciónese para la recuperación económica, logrando certificados técnicos, y aprendiendo, ahora nuevas habilidades tecnológicas y empresariales. Si por ejemplo, ha pensado en una licenciatura o maestría, ahora es el momento de inscribirse. Si es un administrador y quiere llegar a CIO, inscríbase en un programa de MBA. Si tiene la vista puesta en ser un oficial jefe de tecnología, vaya tras un título de maestría en ciencias de la computación.
Una opción más asequible es asistir a seminarios web ofrecidos por los vendedores, consultoras y empresas de investigación, a menudo sin costo alguno. Hacer esto puede ayudar a sentirse más en contacto con el mundo fuera de su oficina. Los seminarios web pueden servir para mantenerse al día en las últimas tendencias tecnológicas y son una excelente opción para el TI sobrecargado de trabajo, cuya empresa ya no cuenta con presupuesto para una capacitación formal.
6. No lo tome en forma personal
Esta recesión está afectando a las empresas en todos los sectores y a los empleados de cada rango. A medida que las empresas reducen sus costos están obligados a una sobrecarga de trabajo, o a despedir a profesionales de TI experimentados y altamente calificados, que han hecho nada menos que un excelente trabajo.
Para las personas aún en su puesto de trabajo, que se encuentran constantemente preocupados sobre cuándo y dónde caerá el próximo hachazo, Paul Glen tiene este consejo: "Preocúpese solo de las cosas que están bajo su control. No vea mucho CNN. Solo provoca histeria. Mire alrededor de su negocio para comprender los riesgos reales.
Si ha sido despedido, recuerde, no es usted, es la economía. "El haber sido despedido no es considerado como algo negativo cuando los administradores hacen una entrevista hoy en día", señala Belludi. "Así que la gente de TI debe ser sincera acerca del hecho de haber sido despedido. Les preguntamos sobre las lecciones que han aprendido y qué distancia han establecido de los problemas que han experimentado mientras han estado despedidos.
Julia King, Computerworld (EE.UU.)