Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Microsoft da marcha atrás y amplía la disponibilidad de XP hasta el 2011

[22/06/2009] El pasado martes, Michael Silver de Gartner, le dio una paliza a Microsoft por su decisión de permitir a los fabricantes de computadoras vender PC con Windows XP por solo seis meses luego del debut de Windows 7.

Silver criticó la idea y la consideró un verdadero problema, y dijo que haría más difícil para las compañías administrar sus PC, y más caro pasarlas a Windows 7 en el futuro.
Debido a que la fecha de lanzamiento de Windows 7 está planteada para el 22 de octubre, el periodo de seis meses significaría que los OEM tendrían que parar de entregar PC con Windows XP Professional el -o cerca del- 22 de abril del 2010.
Esa política coloca a las empresas en una posición incómoda, afirmó Silver. Para una organización que se encuentra tratando de evitar Vista, eso significa que realmente necesitan comprar PC nuevas para correr sobre XP, y luego pasar a Windows 7, para el 21 de abril del 2010, añadió Silver.
[Pero] como muchas organizaciones no se encontrarán listas para Windows 7 sino hasta finales del 2010 o incluso inicios del 2011, cualquier PC que compren desde el 22 de abril del 2010 en adelante, y hasta que estén listos para usar Windows 7, necesitará una licencia de upgrade o [Software Assurance] que les permita correr Windows XP temporalmente, y hacer el upgrade a Windows 7 luego, afirmó.
La alternativa, señaló Silver, es que luego de abril del 2010, las empresas que quisieran seguir con XP por un tiempo más, tendrían que comprar nuevas PC con Vista Business o Vista Ultimate, que tienen derechos de hacer un downgrade a XP. Luego, aquellas compañías tendrían que comprar una licencia de upgrade de XP a Windows 7, lo cual —esencialmente- significa pagar dos veces.
Un paso atráz
Sin embargo, unas horas después que Silver criticó el plan, Microsoft retrocedió en la fecha límite de seis meses y confirmó la nueva política. Los clientes de Windows 7 Professional y Ultimate tendrán la opción de bajar a Windows XP Professional para las PC que se entreguen 18 meses luego de la disponibilidad general de Windows 7 o hasta el lanzamiento de un service pack de Windows 7 -lo que suceda primero- y si se desarrolla un service pack, señaló un vocero de la compañía en un correo electrónico.
Esto es bueno, indicó Silver con relación al nuevo plan de Microsoft. Prueba que Microsoft escucha a sus clientes. Ellos han cambiado las decisiones de licenciamiento en respuestas a la demanda de los consumidores, y ojalá lo hagan nuevamente, porque esto aún no es fabuloso.
Silver dijo que su problema es con la posible salida que se dio Microsoft así misma. La nueva política es 18 meses o a la entrega del SP1, lo que ocurra primero, indicó. Eso significa que si el SP1 llega en seis u ocho meses, la fecha repentinamente se mueve.
Muchos proveedores de software podrían no lanzar versiones específicas para Windows 7, o soportar oficialmente el nuevo sistema operativo por un año o más, luego de que Microsoft haya desplegado el sistema operativo en este octubre, añadió Silver. El plazo móvil de Microsoft para el fin de los downgrades podría colocar a muchas empresas en una situación incómoda. Las organizaciones que esperan que un proveedor crítico soporte su producto con Windows 7 podrían aún tener un problema, señaló.
Una mejor solución podría ser un plazo más fijo, indicó Silver. La política debería ser 18 meses o SP1, el último que ocurra, o simplemente tener una fecha razonable para el fin del derecho de downgrade, como el 31 de diciembre del 2010, indicó.
Asumiendo que Microsoft mantenga en espera la entrega de Windows 7 SP1, es posible que los OEM puedan estar vendiendo PC equipadas con XP incluso hasta abril del 2011.
Sin embargo, eso es poco probable ya que Microsoft generalmente lanza el primer Service Pack para un sistema operativo mucho más rápido. Lanzó el SP1 de Vista para la mayoría de usuarios en marzo del 2008, menos de 14 meses después de que Vista estuviera disponible en los retails. El SP1 de Windows XP apareció incluso más rápido, en setiembre del 2002, un poco más de 10 meses después del lanzamiento de XP. El SP1 de Windows 2000, mientras tanto, fue lanzado solo seis meses después de que se lanzó el sistema operativo.
Microsoft también deslizó un recordatorio acerca del limitado tiempo de vida de XP en su anuncio por correo electrónico. Windows XP se encuentra actualmente en la fase de soporte extendido y Microsoft anima a los clientes a migrar a Windows Vista o a Windows 7 tan pronto como sea posible, señaló el vocero ayer.
En cuanto a su política de ciclos de vida, Microsoft oficialmente retirará Windows XP, deteniendo todo desarrollo de parches, incluyendo actualizaciones de seguridad, en abril del 2014.
Gregg Keizer, Computerworld (US)