Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Preocupaciones en la seguridad frenan el uso de servicios de pagos en línea

Muestra estudio de Kaspersky Lab

[12/11/2014] Según una encuesta realizada por Kaspersky Lab y B2B Internacional, 49% de los usuarios de Internet en todo el mundo se sienten vulnerables al hacer compras en línea o hacer transacciones en línea, y el 42% de los usuarios utilizarían más a menudo los sistemas de pago en línea si se sintieran protegidos contra el fraude cibernético.

La encuesta muestra que el 62% de los usuarios temen al fraude financiero en Internet, y los datos pusieron al descubierto numerosos ejemplos de inquietud entre los consumidores. Por ejemplo, el 40% de las personas que efectúan pagos en línea están seguros de que incluso las aplicaciones móviles oficiales que ofrecen las compañías financieras, necesitan más protección para que sean realmente seguras. Además, el 37% de los usuarios informó haber interrumpido una operación financiera a medio proceso puesto que no estaban seguros acerca de la seguridad de la transacción.

"El nivel de protección contra fraude cibernético es un factor importante para los usuarios al elegir una tienda en línea o un operador de servicio financiero: 60% de los encuestados dijeron que prefieren las empresas que ofrecen medidas de seguridad adicionales para proteger los datos financieros. Además, el 75% de los encuestados esperan que los bancos, los sistemas de pago en línea y las tiendas en línea protejan sus computadoras y dispositivos móviles contra fraude financiero", comentó Ross Hogan, director Global de la División de Prevención del Fraude en Kaspersky Lab, al respecto.

El ejecutivo agregó que la encuesta señaló que al mismo tiempo, muchos de los usuarios están conscientes de la necesidad de implementar sus propias medidas de seguridad adicionales a las protecciones que ofrecen los proveedores de pagos. "A pesar de que el 20% de los usuarios dejan toda la responsabilidad de la seguridad de las transacciones financieras en los bancos y el 15% creen que ellos mismos son los únicos responsables, la mayoría (60%) de los encuestados piensa que tanto los usuarios como los bancos deben ser responsables de la protección de la información financiera. Esto sugiere que los usuarios están dispuestos a aceptar nuevas herramientas de sus organizaciones financieras para ayudarles a manejar su responsabilidad compartida de prevención contra el fraude en línea", indicó Hogan.

El ejecutivo sugirió que para animar a la gente a comenzar a utilizar servicios de pago electrónico de manera más activa, los bancos, las tiendas en línea y los sistemas de pago electrónico necesitan asegurar a los usuarios de que están a salvo de los estafadores cibernéticos. "Una manera es que los proveedores de servicios de pago ofrezcan niveles de seguridad adicionales que estén diseñados específicamente para proteger las transacciones bancarias y pagos realizados en línea o desde dispositivos móviles contra el fraude financiero. La presencia de estas protecciones adicionales enfocadas en transacciones les ofrece a los usuarios una garantía inmediata y visible de que su dinero estará seguro", finalizó el ejecutivo.