Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

El paso del MDM al EMM

[17/11/2014] Los dispositivos móviles se encuentran cada vez más presentes en nuestra vida diaria, y por tanto, en nuestro trabajos. Esto dio lugar a que se desarrollaran tendencias como el BYOD, mediante las cuales los dispositivos móviles de uso diario y particular pasaron a formar parte de nuestras herramientas de trabajo. Había que administrarlos y con esta necesidad nació el mercado MDM (mobile device management).

Sin embargo, al parecer, el MDM no es suficiente. Ahora se habla del EMM (enterprise mobility management) una tendencia mediante la cual las empresas ya no solo tienen en la mira la administración de los dispositivos, sino en realidad de las soluciones de movilidad que funcionan a través de ellos. La corriente ha sido tan fuerte que ha generado un cambio en el conocido Cuadrante Mágico de Gartner que ha dejado de lado el MDM y ha pasado a medir el EMM; dejando, de paso, algunas compañías fuera del nuevo cuadrante.

Conversamos con algunos actores del nuevo mercado sobre el cambio y sobre lo que, en realidad, significa pasar de unas siglas a otras.

Cambio de siglas y de mercado

En realidad, el cambio en las siglas tiene implicancias de importancia. Se trata de pasar de un modelo de administración de dispositivos a otro que busca trascender este campo, y gestionar herramientas y capacidades a través de los dispositivos móviles.

El BYOD ingresó con fuerza en las empresas y éstas reaccionaron tratando de administrar los diversos tipos de dispositivos que ingresaron junto con sus trabajadores. En este mar de marcas, modelos, sistemas operativos y características disímiles, las soluciones de MDM fueron muy bien recibidas pues aligeraban la carga de un departamento de TI que apenas y comenzaba a entender lo que tenía que hacer para poder ofrecer servicios a través de tantas alternativas.

Lo sorprendente de este mercado es que rápidamente mutó hacia algo más elaborado. Las empresas proveedoras se dieron cuenta que las organizaciones no solo buscaban administrar dispositivos, sino lograr que sus empleados fueran más eficientes con ellos y por ello nació el concepto de EMM, en donde el foco ya no se pone en el dispositivo sino en lo que se puede lograr con él.

César Berenguer, director de desarrollo de negocios para América Latina de AirWatch.
Csar Berenguer AirWatch

"El mundo del MDM es un mundo más sencillo y el mundo hacia el que estamos llevando a nuestros clientes no es solamente administrar el dispositivo, sino hacia el siguiente paso que es tener una plataforma en donde se pueda ver el correo, un contenedor, las aplicaciones, los niveles de seguridad que encuentras en un correo, además de contar con un contenedor de correo que se encuentre separado del contenedor de documentos", señala César Berenguer, director de desarrollo de negocios para América Latina de AirWatch.

Como señalamos, la importancia que ha adquirido este nuevo concepto ha sido tal que Gartner decidió durante este año cambiar el cuadrante mágico de MDM al de EMM. Por supuesto, este cambio dejó fuera del cuadrante a algunos actores del mercado con los cuales intentamos conversar para conocer su opinión sobre los cambios realizados. Desafortunadamente, no hubo respuesta de parte de ellos.

AirWatch pasó a conformar parte del nuevo cuadrante de EMM de la misma forma en que los hizo SOTI, otra empresa proveedora de soluciones EMM, que sí conversó con nosotros sobre los cambios realizados.

"Ya no solo se trata de acceder a mi correo, sino que debo de estar en capacidad de hacer tanto trabajo en mi dispositivo móvil, debo estar en capacidad de compartir más. Es pasar de administrar el dispositivo a empoderar al usuario para que pueda usar todo el contenido y todas las herramientas que necesita en el dispositivo", sostuvo Roula Vrsic, vicepresidente de marketing de SOTI.

El contenedor

Uno de los componentes más importantes que se encuentran en la actualidad en las soluciones EMM es el contenedor. Y aquí fue interesante encontrar que aunque este componente juega un rol importante en las soluciones, puede que la visión futura sobre el mismo cambie en el corto plazo, como de hecho ya está ocurriendo.

Roula Vrsic, vicepresidente de marketing de SOTI.
Roula Vrsic SOTI

El contenedor es importante pues es el que hace posible separar el mundo personal del de trabajo. Gracias al contenedor, la empresa puede tener el control absoluto de los datos que tiene en los dispositivos personales de sus trabajadores y puede administrarlos con la ventaja, para el usuario, de que esto no va a afectar a los otros archivos personales.

"Hay uno que es para el correo electrónico donde tienes la capacidad de tener todos los correos empresariales dentro de un contenedor y no mezclarlo con los correos privados, así la empresa tiene más control de que es lo que puede o no puede hacer. Podemos bloquear que no puede agregar fotos en su dispositivo a ese correo, hay ciertas cosas que se pueden controlar. Si me hablas del contenedor de documentos, ahí lo que estás buscando es la ventaja de como compartir esos documentos de una manera segura", sostiene Berger.

SOTI también utiliza contenedores y de hecho la entrevistada resalta la importancia de esta herramienta; sin embargo, también señala que esta tecnología está pasando por cambios que la van a transformar en los siguientes dos años.

"Creo que la estrategia de contenedor ha estado difundiéndose entre las compañías en los pasados dos años, ya que más y más compañías ha estado permitiendo el BYOD. La realidad es que se está convirtiendo en algo menos importante a medida que se está incorporando esta funcionalidad en el sistema operativo como ha ocurrido con Apple", indica la ejecutiva.

Y no es de sorprender. Si la rapidez con la que ha mutado este mercado ha cogido de sorpresa a algunos proveedores al punto de conformar un nuevo cuadrante, no es difícil imaginar que en un par de años la tecnología de los contenedores pase por una transformación. Pero seguramente, para entonces, las empresas se habrán reacomodado a las exigencias de los usuarios.

Jose Antonio Trujillo, CIO Perú