Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Diana Moya, directora de ConsumerLab de Ericsson Latinoamérica

El tráfico de datos móviles crece y estará dominado por el video

Diana Moya, directora de ConsumerLab de Ericsson Latinoamérica.
Diana Moya, Ericsson Latinoamérica

[28/11/2014] En la última edición del Reporte de Movilidad de Ericsson se brinda una completa actualización acerca de las tendencias móviles que incluyen datos de las grandes redes en vivo de todo el mundo. El informe revela que la proliferación de la tecnología móvil continúa a un ritmo acelerado: Se prevé que el 90% de la población del mundo de más seis años de edad contará con un teléfono móvil para el año 2020. Por otra parte, se pronostica que en el 2020 las suscripciones de teléfonos inteligentes alcanzarán los 6,1 mil millones.

América Latina representa aproximadamente el 10% de las suscripciones móviles a nivel mundial, y se espera que alcance los 740 millones de suscripciones para finales del 2014. Brasil y México conforman más del 50% de las suscripciones móviles totales en la región.

Para averiguar más sobre los datos que ofrece el reporte conversamos con Diana Moya, directora de ConsumerLab de Ericsson Latinoamérica, quien nos ofreció más información sobre el reporte de su compañía.

¿Cuáles son los aspectos más destacados de este reporte?

El Mobility Report es un reporte que nosotros venimos desarrollando en Ericsson desde hace varios años; éste es el séptimo que se lanza. Tenemos dos versiones, una en junio y otra en noviembre. Este año se lanzó por primera vez un apéndice para América Latina en donde se profundizan los temas del crecimiento en el tráfico de datos, el uso de los dispositivos, la explosión de servicios Internet que están siendo utilizados a través de dispositivos móviles y que están teniendo impacto en el tráfico de datos y todo tipo de tendencias de consumidor que están impactando sobre el tráfico, como es el tema del video.

Básicamente, lo que vemos es que el tráfico de datos sigue mostrando la curva exponencial que ha llevado los últimos años. Se espera que se multiplique por seis el tráfico de datos móviles actual al 2020 -en este estudio nuestras proyecciones son para el año 2020-. Y ese crecimiento está impulsado principalmente por el uso de smartphones. Nosotros notamos que el tráfico de datos móviles cursados por smartphones es tres veces el de portátiles, routers y tabletas, todo junto; es decir, los smartphones tienen tres cuartas partes del tráfico de datos móviles.

Y esto va a seguir así porque se está incrementando la cantidad de smartphones. Por ejemplo, para el 2016 se está proyectando que los smartphones superen la cantidad de teléfonos básicos, en cuanto a suscripciones. Hoy se encuentran en el orden del 35% en América Latina, pero se espera que para el 2016 sean más del 50% de las suscripciones. Además, están viniendo teléfonos mucho más económicos y asequibles, y con características como pantallas más grandes, procesadores más potentes que impulsan servicios que consumen más datos, como los videos.

El video está siendo un tema muy fuerte. Hoy ya representa a nivel mundial el 45% del total del tráfico móvil, y de ese 45% YouTube representa la mitad. Vemos una tendencia muy fuerte en el consumo de videos y todo esto incrementa el tráfico de datos porque, evidentemente, un video tiene un consumo mucho mayor que el resto de aplicaciones. Estimamos que el video para el 2020 va a representar el 55% del total del tráfico.

En el estudio que hicimos de América Latina vemos comportamientos muy parecidos; es decir, observamos que los videos cortos y las videollamadas se están utilizando con frecuencia y tienen mayor duración a través de dispositivos móviles. Entonces, América Latina sigue la misma tendencia.

Otro elemento importante en la explosión del tráfico de datos son los servicios OTT y las aplicaciones, de hecho el video es uno de los OTT. OTT significa over the top, y se refiere a todos los servicios que requieren de Internet para funcionar; entonces aquí estamos hablando desde lo más básico como el WhatsApp, que es un servicio de mensajería instantánea a través de Internet, hasta cosas más complejas como el video.

En América Latina el 57% de las personas que tiene un teléfono móvil y tienen acceso a Internet, bien sea porque tiene un plan de datos o porque se puede conectar a través de su teléfono a través de una red Wi-Fi, hace uso de servicios OTT. Los jóvenes son los que más lo usan, un 70% de ellos utiliza servicios OTT; pero lo que también nos llama la atención es que personas de más de 60 años también los están usando, un poco más del 30% de ellos los usan. Eso también está incrementando el consumo de datos.

Esos son los campos más importantes que vemos que están impactando en la tendencia.

¿Cuándo se refiere a la movilidad se refiere solo a planes de datos o al uso de Wi-Fi?

Cuando me refiero al incremento del tráfico de datos solo me refiero al uso de planes de datos, no al uso de Wi-Fi.

Eso es sorprendente porque generalmente uno esperaría que las personas para consumir video esperan a conectarse a una red Wi-Fi para no gastar su plan de datos. Hay regiones donde está mucho más avanzado el tema de la tecnología de cuarta generación LTE, que gracias a su velocidad permite al usuario navegar mucho más rápido y hacer uso de video sin tener problemas de demora de descarga. Evidentemente, se potencian los usos de estos servicios, y en la medida que sigan los despliegues de LTE, se impulsa el video.

Mucho del tráfico que pasa por las redes de los operadores que ya tienen LTE es precisamente video. Entonces, la tecnología impulsa el consumo. Si bien el 45% del tráfico es video, el 15% está en redes sociales y el 10% en navegación en Internet. Y para el 2020 el video crece al 55%, las redes sociales se mantienen en 15% y la navegación en Internet queda en 5%.

Otro tema importante es el audio. Con aplicaciones como Spotify y otras que permiten descargar música se incrementa el consumo, aunque el audio consume menos que el video.

¿Pero la llegada de la 4G implica que desaparezcan las generaciones anteriores?

No, 2G se sigue utilizando. De hecho, 2G es la tecnología que tiene mayor cantidad de suscriptores en esto momento; en América Latina es el 55% de los suscriptores y la razón es que este grupo está conformado por aquellos que tienen dispositivos básicos. Pero la relación se va a invertir en el 2020; ese año se espera que la tecnología predominante sea la 3G que va a tener el 65% de los suscriptores, y LTE se estima que tendrá de 25% a 30%. Las relaciones se están invirtiendo.

¿Cuáles son los factores que animan a los carriers a pasar a 4G?

Ellos tienen que responder a las expectativas de los consumidores, entonces todo este consumo y crecimiento en el tráfico de datos les obliga tener tecnologías que les permitan cumplir con esas exigencias y esas demandas. 2G estuvo pensado para voz, 3G estuvo pensado para comenzar a utilizar datos, 4G está pensado para potenciar ese uso de datos a una escala mucho mayor con toda una explosión de aplicaciones y contenido virtual.

Ya pensamos que el lanzamiento de la 5G va a producirse en el 2020, y cubrirá temas mucho más específicos y volúmenes más grandes; se cubrirá, por ejemplo, el tema de machine to machine y la Internet de las Cosas. Para ese momento se espera que 5G sea una tecnología muy robusta que incluya temas de acceso, temas de nube y un sinnúmero de tecnologías convergentes que le permita manejar soluciones como las de los electrodomésticos conectados, pero también temas industriales como las soluciones de smart grid.

Entonces no es que 5G vaya a incrementar mucho más la velocidad sino que va a poder atender a más dispositivos.

Exactamente. Y en el 2020 la 2G va a comenzar a desaparecer ya que representará menos de 10%, y en algunas regiones ya no va a existir. De hecho, Norteamérica tiene ya el 100% de los suscriptores entre 3G y 4G, pero para nosotros se estima que en el 2020 tengamos entre 5% a 10% en 2G. En el largo plazo se va a descartar la tecnología, pero en estos momentos 2G sigue siendo la más importante en cantidad de suscriptores en América Latina.

Jose Antonio Trujillo, CIO Perú