Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Review del iPhone 6 Plus: Un aplauso para Apple

iPhone 6 iPhone 6 Plus

[10/12/2014] El iPhone 6 tiene, quizá, el diseño más innovador de Apple hasta el momento; y con iPhone 6 también me refiero al 6 Plus. Después de tener este teléfono inteligente por un par de semanas, me llevé gratas sorpresas: Es liviano, suave, ergonómico pero, a pesar de ser bastante delgado, no se siente frágil. Han desaparecido las bandas de aluminio de sus lados, y ahora los bordes son redondeados; una experiencia más acogedora.

iPhone 6 y iPhone 6 Plux

Cuando recién lanzaron el iPhone 6 y 6 Plus, no estaba muy convencida con el tamaño de las pantallas, pero una vez que vi el video de presentación en la página principal, cambié de opinión; sobre todo con el 6, pues el Plus me seguía pareciendo un poco grande. Y fue cuando lo tuve en mis manos que me olvidé de todo lo que había dicho. Una vez que lo encendí e ingresé a las aplicaciones, me di cuenta que las 5,5 pulgadas de pantalla lo valen totalmente. La resolución es excelente, al igual que los colores y el brillo; todo muy natural. Además, las fotos que antes veía en mi iPhone 4 (con una pantalla de 3,5 pulgadas) ahora se ven mucho más detalladas, amplias y nítidas.

Bueno, dejando de lado el diseño y lo visual, y hablando más en profundidad del hardware, los nuevos chips (el procesador A8 y el coprocesador de movimiento M8) simulan la potencia que poseen algunas PC. Se siente la rapidez.

La cámara ha sido actualizada. Con sus píxeles de 1,5 micrones y una apertura de f/2,2, son casi tan buenas como las SLR y las cámaras de video. Hace poco grabé un video con la nueva característica time-lapse, y la estabilización de imagen me dejó impresionada. Además, dieron en el clavo con la nueva función de cámara lenta; ya se necesitaba. A mí me funcionó muy bien con iluminación natural, pero he leído que no funciona tan bien con iluminación artificial LED; se crean efectos estroboscópicos.

Por otro lado, existe una pequeña disyuntiva si hablamos físicamente de la cámara, pues ese par de milímetros que sobresale el lente, ha creado dos bandos -no sé en cuál de los dos me hallo- pues cuando el iPhone no tiene una funda y se apoya sobre alguna superficie, puede que se raye; no obstante, en cuestión de diseño, creo que le da un toque único.

iPhone 6 iPhone 6 Plus

Otro gran cambio es la capacidad de realizar pagos a través del servicio Apple Pay junto con Touch ID. Todavía no se encuentra disponible pero el reconocimiento de huella digital es tan efectivo, que estoy segura de que no habrá ningún problema.

Vea también: iPhone 6 vs. Galaxy Note 4: 6 cosas que uno hace y el otro no

A pesar de todo, el iPhone 6 Plus no es perfecto. El cambio de lado (de la parte de arriba a la derecha) del botón de Sleep/Wake ayuda ya que, como el celular de por sí es grande, es más fácil apagarlo; pero en otras situaciones no es tan práctico.

Por ejemplo, si lo tengo en el bolsillo de mi pantalón o de la camisa -en el caso de un hombre- e ingresa una llamada, es incómodo tener que retirar el teléfono del bolsillo para presionar el botón y silenciar la llamada. Asimismo, Apple no movió el conector para los audífonos a la parte superior (como lo tienen el iPhone 4 y 4s). Así, si escucho música mientras camino o espero en algún lado, es necesario poner el celular de cabeza, dejando el parlante y el conector para el cargador al descubierto. Sé que son detalles que van a tener sus ventajas y desventajas estén donde estén, pero aun así cabe recalcarlas.

La ventaja del software

Tal vez lo más llamativo sea el software. Es en este aspecto en donde los iPhones 6 y 6 Plus destacan. El iOS 8 está lleno de pequeños detalles, especialmente para usuarios de negocio; como por ejemplo mejoras en el correo, calendarios y contactos. Personalmente yo prefiero la visualización de pantalla estándar, pero he oído que mucha gente está agradecida por la opción Zoom, que permite agrandar los íconos de las aplicaciones en la pantalla principal. Estas dos opciones están disponibles en Ajustes > Pantalla y Brillo > Visualización. La imagen que se muestra a continuación compara los dos modos.

La izquierda es la visualización estándar y la derecha con zoom.
iPhone 6 iPhone 6 Plus

En el Centro de Control se pueden establecer ciertas apps como widgets permanentes. Si se dirige a la parte de Hoy, donde se encuentra el resumen del clima y el calendario, y baja la pantalla, aparece el botón Editar. Ahí podrá elegir qué desea incluir. Algunos widgets no tienen mucha utilidad, solamente lo llevan de manera directa a la aplicación; pero hay otros que sí, como Yahoo Weather e iTranslate.

Por otro lado, a la hora de escribir, en el teclado se ha añadido un botón de Emoji. Por su cercanía a la barra espaciadora, muchas veces lo he apretado de casualidad; al igual que la función rápida del punto (en ciertos teclados), que puede retirarse en Ajustes > General > Teclado.

QuickType es otra función que vino con el iOS 8. Ésta sugiere palabras al momento de redactar. Sinceramente es mucho más útil cuando el Autocorrector está activado, pero existe la opción de ocultarlo deslizándolo hacia abajo; una manera de no distraer al escribir.

App de Salud.
iPhone 6 iPhone 6 Plus

He oído mucho acerca de la función Handoff -una característica que nos permite crear una continuidad entre nuestros dispositivos Apple-, pero cuando la probé me di cuenta que es bastante tediosa programarla. Es necesario que los dispositivos tengan Bluetooth y Wi-Fi activado, y que estén en la misma sesión de iCloud -además dentro del rango del Bluetooth-.

La app de Salud, con barómetro y acelerómetro, recolecta información sobre cuántos pasos ha dado, cuántos kilómetros ha caminado, cuántos pisos ha subido, etcétera. El iPhone 6 y el 6 Plus son sensores fitness, así que toda la recolección es inmediata.

Las funciones y detalles no acaban; todas estas mejoras hacen de este iPhone un verdadero placer. Siempre van a haber pequeños aspectos para mejorar, pero esto es lo que permite que el siguiente sea mucho más eficiente. Con esa enorme pantalla, estoy segura que nadie va a querer quitarle los ojos de encima.

Beatriz Franco, CIO Perú