Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Revisión profunda de Yosemite: OS X 10.10

Se prepara para el gran momento

[26/01/2015] OS X 10.10, también conocido como Yosemite, es la 11ª versión del sistema operativo que está detrás de las computadoras de escritorio y portátiles creadas por Apple. Esta actualización es la segunda versión de OS X cuyo nombre código se basa en un lugar de California en vez de una especie de gato -y la segunda vez que Apple ha dejado escapar una gran actualización de forma gratuita.

Yosemite también ofrece algunas primicias interesantes: Será la primera versión del sistema operativo de Mac en tener una versión beta pública (descargable aquí) desde la versión beta pública de OS X, lanzada en septiembre del 2000. Yosemite también marca el primer lanzamiento de OS X en heredar el tema de interfaz que debutó en iOS 7; y es el primero en incorporar Continuity, un conjunto de servicios que utiliza incorporado en los protocolos de red inalámbrica para permitir interacciones útiles entre los dispositivos de Apple.

Instalación

Los requisitos para Yosemite no son muy empinados. Puede funcionar en MacBook Airs y Mac Pro a partir del 2008 y anteriores, mientras que las MacBook Pro e iMac son compatibles desde mediados del 2007. Sin embargo, las MacBook de sistemas Xserve y Mac Minis deben ser del 2009 (y las MacBooks deben ser los modelos con la cubierta de aluminio).

Algunos consejos antes de empezar: con 8GB de memoria funciona bien, pero 16GB es lo que recomiendo. Además, si no ha llegado a hacerlo, actualice su disco duro a un disco SSD. Si tiene que escoger entre más memoria y un disco SSD, opte por el SSD. Y, antes de instalar, haga una copia de seguridad completa de su sistema existente.

Por último, ya que miles de archivos están a punto de ser cambiados de sitio, asegúrese de que sus datos están en plena forma. Por ello, ejecute Disk Utility -o, mejor aún, DiskWarrior de Alsoft (100 dólares)- antes de instalar esta actualización. Si está ejecutando OS X Lion o posterior, puede reiniciar su Mac y mantener presionada la combinación de teclas Comando-R; esto lo llevará al modo de recuperación. Si algo sale mal, será capaz de volver a instalar el sistema operativo de este modo.

El instalador se descarga en la carpeta de aplicaciones; arránquelo desde ahí y cópielo en un disco duro externo si desea instalarlo en otros equipos Mac sin tener que pasar a través de la descarga de nuevo. Asegúrese de hacer esto antes de instalar la actualización; pues se eliminará después de la instalación para ahorrar espacio en el disco.

Para instalar manualmente, haga doble clic en el ícono del instalador de Yosemite, introduzca su nombre de usuario y contraseña, seleccione su destino -para la mayoría de los usuarios es Macintosh HD- y el instalador se encarga del resto.

En mi MacBook Pro del 2012 con pantalla Retina, la instalación demoró alrededor de media hora; le tomó cerca de una hora en mi difunta Mac Mini del 2012 (que no tiene un SSD).

Una interfase de Mac con florituras iOS

El enfoque de diseño en Yosemite, según Apple, es traer un mejor enfoque en el contenido. Los diseñadores empezaron moderando la ornamentación de la ventana (incluso el consolidado y racionalización de las barras de herramientas de la ventana de Safari y otras aplicaciones del sistema), y los botones y otros elementos de la interfaz de aplanamiento.

Handoff permite que cualquier dispositivo se encargue de la tarea actual; el ícono aparece a la izquierda del ícono Finder.

Uno de los cambios más notables se ve en la fuente de todo el sistema: Apple está utilizando un tipo de letra más fino para los menús y etiquetas. Además, el Dock ya no parece 3D, sino que ha vuelto a un diseño plano visto por última vez en OS X 10.4. Los íconos de las aplicaciones y del sistema han recibido un cambio de imagen por primera vez desde iOS 7. Y los controles tipo semáforo ubicados en la parte superior izquierda de cada ventana de OS X ya no lucen ningún elemento de profundidad; no son más que círculos rojo, mostaza y verde -y el botón verde ahora alterna la aplicación a una vista de pantalla completa.

La interfaz de Yosemite adopta rasgos de diseño de iOS 7.8; específicamente, algunos elementos de la interfaz permiten color, pero no mucho detalle de los contenidos. Las barras laterales de las aplicaciones y las ventanas del Finder, por ejemplo, muestran los colores difusos de los contenidos por debajo de ellos, y las barras de herramientas de aplicaciones muestran los colores del contenido debajo. Esto añade un toque personalizado de color a lo que es un sistema de temática gris.

Los ingenieros de Apple también han incluido un nuevo modo oscuro, que se puede activar si alterna en Preferencias del Sistema > General > Uso del menú oscuro y Dock. Si lo hace, cambia el menú del blanco translúcido a transparente negro, mientras que el texto y los widgets del menú se muestran como blanco sobre un fondo negro. El Dock cambia su fondo a un tono más oscuro, pero eso es todo: este modo no cambian los otros elementos de la interfaz. En general, los adornos del sistema siguen siendo de color gris claro. (Espero que muchos widgets del menú de terceros sean actualizados, ya que la mayoría se ven bastante terribles en este modo.)

Continuity

La mayor actualización de Yosemite, Continuity, es un conjunto de características que utilizan Wi-Fi y Bluetooth para empatar Mac y dispositivos iOS.

Algunas notas: Tenga en cuenta que los dispositivos deben ser firmados en su cuenta de iCloud para que la mayoría de estas características funcionen, y sus iDevices deben ejecutar iOS 8. Además, recuerde que esto es software beta -algunos usuarios han reportado problemas.

Handoff: Si tiene más de un dispositivo Apple -digamos, una Mac y un iPhone y/o iPad- Handoff probablemente será su función favorita; sin duda es la mía. Básicamente, Handoff permite que cualquier dispositivo acoja la tarea que está haciendo.

Digamos que está navegando por la Web con Safari en su Mac y necesita salir de la casa. Si recoge su iPhone o iPad, se dará cuenta de que un ícono -en este ejemplo, el ícono de Safari- aparece en la parte inferior izquierda de la pantalla de bloqueo. Al deslizarlo hacia arriba ese ícono le permitirá reanudar la navegación en la misma página. El proceso funciona a la inversa, también -por ejemplo, si comenzó a escribir un documento en la iPad, puede continuar en su Mac, precisamente donde se quedó, haciendo clic en el ícono de la izquierda en el Dock; el indicador de Handoff aparece inmediatamente a la izquierda del ícono del Finder.

(Si, por cualquier razón, no desea utilizar Handoff, se puede desactivar en Preferencias del sistema > General > Permitir Handoff entre esta Mac y otros dispositivos de iCloud.)

Integración con el iPhone: Ésta es otra gran nueva habilidad si recibe una llamada en su iPhone, cualquier dispositivo de Apple con la misma cuenta de iCloud y conectado a la misma red Wi-Fi comenzará a sonar, incluyendo a la Mac. También puede marcar números de páginas Web o Contactos utilizando su Mac o su iPad; el dispositivo utiliza el iPhone para colocar las llamadas.

Ahora puede obtener notificaciones de las llamadas entrantes del iPhone en su Mac.
Apple Yosemite

En la Mac, una llamada se mostrará como una notificación procesable indicando la información de la llamada -el número o la imagen del contacto y el nombre completo- así como la opción de contestar la llamada o rechazarla. Junto al botón de descenso, hay una flecha desplegable que le permitirá iniciar una conversación de texto a través de mensajes, si prefiere no hablar.

Al pulsar el botón Aceptar contestará la llamada a través de la aplicación FaceTime. La información de la llamada se mostrará en una superposición borrosa, con forma de onda de audio y las opciones para silenciar, finalizar y transferir la llamada de audio a video.

Las llamadas perdidas aparecen en el centro de notificaciones. Pero tengo que decirle: Si tiene varios dispositivos Apple, es difícil que se pierda una llamada. El iPhone 6 empieza a sonar, seguido por la iPad, seguido por la Mac y la iPad Mini.

Hotspot instantáneo: Esencialmente, esto permite que la Mac utilice el iPhone como un punto de acceso para acceder a Internet. Sin necesidad de ninguna configuración -si usted tiene un dispositivo iOS 8 reciente con una conexión celular, se mostrará automáticamente en el menú 'Aeropuerto'. Solo tiene que seleccionarlo y listo.

AirDrop: Esta característica le permite transferir archivos a dispositivos iOS de Mac y viceversa.

Para transferir archivos desde una Mac, utilice la barra lateral de AirDrop en el Finder o cualquier hoja para compartir 'Share', incluida la opción Compartir con dos clics (o dos golpes con el dedo en un trackpad). Cualquier dispositivo dispuesto a ser visible -Mac o iOS- estará disponible.

Para iniciar una transferencia de archivos desde un dispositivo iOS, pulse el icono Compartir en cualquier aplicación que lo soporte -tales como fotos-, y se mostrará un destinatario en cuestión de segundos en el campo de AirDrop. Toque el destinatario y se enviará el archivo (después de la confirmación y aprobación en el otro lado, si es necesario).

Si tiene problemas para encontrar un usuario de AirDrop, muévase hacia arriba desde la parte inferior de la pantalla en un dispositivo iOS, y prenda y apague AirDrop. En laMac, abra Finder y haga clic en la barra lateral donde está AirDrop.

Hotspot instantáneo permite que la Mac utilice el iPhone como un punto de acceso para acceder a Internet.
Apple Yosemite

En un reciente viaje a la montaña, mis amigos y yo utilizamos AirDrop para el intercambio de videos y fotos sobre la marcha, y fui capaz de enviar los medios a mi Mac sin necesidad de conectarla en mi teléfono.

Trasmisión de SMS: Esto permite que Mensajes en la Mac (e iPad) envíen y reciban los mensajes SMS que le llegan al iPhone (algo que no se podía antes).

La aplicación Mensajes recoge algunos otros trucos también. Como Finder, la barra de título de aplicación de mensajes y la barra lateral ahora cuentan con efectos de translucidez resbaladizos, pero las mejoras reales en el campo de Detalles. Desde aquí se puede acceder a la información de contacto del destinatario del mensaje, en su caso, y tiene la capacidad de hacer una llamada de voz o de video, compartir pantallas y silenciar la conversación. Si está siguiendo la ubicación de los destinatarios, un campo de Mapas le mostrará dónde están, y las fotos que se han enviado se consolidarán también en este punto de vista.

Un chat con más de un destinatario le permite nombrar la conversación, añadir más contactos a través de la opción Agregar Contacto y, si las notificaciones de conversación se vuelven demasiado rebeldes, puede silenciar la conversación a través de No molestar. También hay una opción que le permite salir de la conversación por completo. Y junto al campo de mensajes de entrada hay un micrófono que le permite enviar fragmentos de audio, similar a la de Mensajes en iOS 8.

Notificaciones

Notificaciones soporta ahora una nueva vista Hoy que incluye widgets personalizables e interactivas, que le permite ver información útil en una vista rápida. Puede agregar más widgets (o eliminarlos) haciendo clic en el botón Editar en la parte inferior de la pantalla de notificaciones.

Personalmente, no me gusta la forma en que están divididas las vistas de Hoy y Notificaciones; ya que alterna entre los dos. ¿Por qué no ambas? ¿Por qué las notificaciones de las aplicaciones no pueden ser un campo personalizable en la vista de Hoy? Como práctica, tengo que desplazarme para ver todos los widgets en mi vista Hoy; ya que estoy desplazándome, ¿por qué no permitir que las notificaciones se mezclen?

Una cosa que me interesa ver es si la vista de Notificaciones Hoy será la muerte del tablero de instrumentos, ya que son funcionalmente similares.

Spotlight y Safari

Durante años, Spotlight era accesible haciendo clic en el ícono de la lupa en la esquina superior derecha o por medio de la combinación de teclas comando-espacio. Las búsquedas se limitan a un campo de búsqueda comparativamente pequeño, acurrucadas a la parte superior derecha de la pantalla; los resultados también se limitaron a una lista estrecha en cascada por la derecha de la pantalla. La mayoría de los resultados fueron abreviados o cortados por falta de espacio. En Yosemite, Spotlight se recorta bastante.

Spotlight todavía reside en la barra de menú de la esquina a la derecha, justo a la izquierda del ícono del Centro de Notificación. Cuando se activa, un gran campo de búsqueda llena una buena parte de la pantalla, el frente y el centro, y los resultados se muestran en un gran rectángulo centrado en la pantalla. El área de resultados es un área mucho más grande que antes y tiene mucha más información.

Spotlight ahora ofrece mucha más información en respuesta a una búsqueda.
Apple Yosemite

También hay muchos nuevos ajustes. Por ejemplo, todavía puede buscar y poner en marcha una aplicación mediante la introducción de algunos caracteres de su nombre y luego pulsar Enter; pero en Yosemite, los resultados con esta aplicación también presentan documentos recientes, lo cual es inteligente y relevante.

Spotlight también es capaz de buscar a través de más fuentes y mostrar muchos más resultados. Al igual que antes, puede iniciar aplicaciones, encontrar información de contacto local, electrónico, eventos de calendario y recordatorios; ahora hay entradas de Wikipedia, busque a través de historias de conversión, archivos PDF, datos de los mapas (como restaurantes locales), resultados del diccionario, horas locales de espectáculos de teatro y resultados de iTunes App y de los medios almacenados (incluyendo películas en alquiler y compra).

El navegador Safari también tiene algunas actualizaciones. La interfaz es un poco más ágil, la barra de herramientas de la ventana y los elementos de la interfaz utilizan menos espacio que antes. En línea con los controles de la ventana, Safari ahora tiene una barra de herramientas minimalista que ofrece ir hacia adelante/atrás, alternar la barra lateral, barra de direcciones, compartir, ver las fichas y descargas botones. El campo de texto todavía sirve como un campo de búsqueda y dirección, pero se ha mejorado un poco.

A pesar de la nueva mirada limpia, todavía se puede personalizar los íconos de acción en la barra de herramientas principal; y todavía puede exhibir favoritos (bookmarks) en una barra de herramientas independiente. Esas opciones no se retiraron, solo se han deshabilitado. Pero si se hace clic en la barra de direcciones, aparecerá un menú con todos los favoritos, de todas formas -incluyendo carpetas anidadas- por lo que podría ser algo para que el menú Favoritos muestre más contenido Web.

El campo de dirección/búsqueda puede buscar utilizando múltiples fuentes, no solo Google (u otro motor de búsqueda preferido) por sí solo. Ahora puede buscar datos de los mapas, películas, la tienda iTunes, Wikipedia y otros motores, y los resultados se muestran en línea. Al igual que antes, al hacer clic en los resultados se puede ver más información.

El botón de la barra lateral alterna con una barra lateral que contiene marcadores, su lista de lecturas y enlaces compartidos, que en realidad es una visión actual de enlaces compartidos por personas que sigue en Twitter y LinkedIn. A la derecha de la ventana de Safari, el botón Compartir incluye Agregar a la lista de lectura, agregar Bookmark y diferentes maneras de compartir su sesión de los medios sociales y los contactos de mensajes.

El botón de vista de pestaña organiza sus sesiones de navegación abiertas en una rejilla y consolida las distintas fichas de sitio. También le da el historial de navegación de sus otros dispositivos compatibles con iCloud, lo cual es un buen toque.

El botón de vista de pestaña organiza sus sesiones de navegación abiertas en una rejilla y consolida las distintas fichas de sitio.
Apple Yosemite

Safari también ofrece optimizaciones del motor de JavaScript y soporte adicional para los últimos estándares Web como WebGL; algunos usuarios pueden ver una mejora del tiempo de la batería durante la visualización de flujos de Netflix. Otra cosa: Safari es ahora compatible con el modo de ventana privada, por lo que cualquier ficha utilizada en esa ventana de Safari se descarta automáticamente del historial de navegación y otros detalles.

Correo y iCloud

Hay dos cosas que son realmente notables respecto al cliente de correo electrónico de Yosemite. En primer lugar, Apple ha descubierto una manera de evitar el problema de envío de archivos adjuntos que son demasiado grandes para ser enviados o recibidos. Apple presenta la tecnología MailDrop: si un archivo adjunto es demasiado grande; en lugar de ir con el mensaje, se transmite de forma segura a un servidor de iCloud. La dirección de correo electrónico entonces incluye un enlace al archivo, que se puede descargar más tarde. Mientras está utilizando una dirección de iCloud, y siempre que el archivo que está tratando de enviar sea de menos de 5GB, esto funciona a la perfección.

La otra ingeniosa característica del Correo es su soporte para marcas y anotaciones. Cuando se envía un correo electrónico con cualquier archivo compatible, como una imagen o PDF, verá que una flecha desplegable aparece al pasar el mouse. Si hace clic en la flecha y selecciona marcado, será llevado a una sesión en donde puede añadir rápidamente notas, ilustraciones, texto o incluso firmas.

Durante muchos años, iCloud almacenaba y sincronizaba documentos y datos a través de Macs y dispositivos iOS sincronizados. En Yosemite, los documentos de iCloud se pueden encontrar en la barra lateral del Finder, y se pueden agregar, eliminar, mover a carpetas y modificar del mismo modo como lo haría con cualquier otro tipo de contenido del Finder. Esta es una característica que Apple pondrá a disposición de los usuarios de Windows. En esencia, Yosemite trae una interfaz de sistema de archivos funcional al servicio de archivos de iCloud y sincroniza los datos entre plataformas.

Conclusiones

Yosemite está lleno de otros numerosos retoques y añadidos, como la nueva vista en el día en el calendario y la App Store en reemplazo de la opción de Actualización de Software en el menú Apple.

Mejor aún, Yosemite contiene muchas correcciones de errores que me han estado irritando desde hace mucho tiempo -más notablemente, el acto de arrastrar y soltar documentos utilizando carpetas comprimidas, realmente funciona ahora. Antes, cuando el evento de compresión abría una ventana del Finder, el contenido no necesariamente siempre cargaba hasta que retrocediera y volviera a cargar de nuevo la carpeta; eso ha sido corregido.

En mis pruebas, hubo un par de errores menores aquí y allá, pero en general, Yosemite no está en el mismo nivel de inestabilidad visto con las primeras versiones de iOS 7 y iOS 8; parece bastante sólido y confiable. Pero podría esperar unas semanas a la primera versión con corrección de errores, si quiere estar seguro.

Siempre he dicho que los dispositivos de Apple funcionan mejor cuando se utiliza en concierto. Continuity empuja el paradigma de interacción cada vez más lejos que antes. Una vez que vea el nivel de conciencia que es posible entre sus dispositivos periféricos y la computadora, todo lo demás que no pueda hacer esto va a parecer arcaico. Yo recomendaría Yosemite solo por Handoff; considere todo lo demás como un bono.