Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Víctor González, country manager para Perú y Bolivia de Tripp Lite

La importancia de tener sistemas eléctricos bien dimensionados

Víctor González, country manager para Perú y Bolivia de Tripp Lite.

[16/02/2015] ¿Cuándo fue la última vez que verificó que su sistema eléctrico funcione adecuadamente? Quizás solo le baste con saber que tiene energía para sus máquinas, y que si ésta se va tiene lo necesario para seguir con su labor. Pero puede que esto no sea suficiente.

Al conversar con Víctor González, country manager para Perú y Bolivia de Tripp Lite, nos habló del adecuado dimensionamiento que debe tener el sistema eléctrico de una firma, además, nos hizo hincapié de la necesidad de que TI sepa del intrincado mundo de los cables de energía que alimentan a sus operaciones. Después de todo, la energía es lo más crítico, sin ella nada funciona; y, a pesar de esto, quizás es poco lo que sabemos de su adecuado uso en las empresas.

¿Sabe quiénes están a cargo de ella en su empresa? Si la respuesta es no, no se preocupe, por ahora la separación de ambas funciones es lo común, pero González quiere revertir esta situación.

¿Y en manos de quien se encuentra la seguridad eléctrica?

Normalmente en las empresas delegan la seguridad física, y la seguridad eléctrica, especialmente a las áreas de mantenimiento eléctrico, y eso tiene desventajas porque si se delega totalmente el mantenimiento de esos proyectos se descuidan algunas áreas importantes, como la gestión de la seguridad eléctrica a través de las redes.

Un ingeniero de mantenimiento eléctrico se va a preocupar por tener un buen cableado eléctrico, un buen sistema de tableros y obviamente de tener equipos con características de control eléctrico muy potentes. Pero muchos de esos sistemas se pueden convertir en sistemas altamente gestionados si se les convierte en sistemas inteligentes; es decir, que a través de una tarjeta de red puedan entregar información a las áreas de sistemas sobre status, sobre condiciones de operación, sobre el estado de las baterías, un conjunto de alertas que hacen que el gestor de una red pueda tener a tiempo información sobre si se está produciendo algún evento o algún riesgo.

Se genera una especie de divorcio entre el responsable eléctrico de una empresa y el responsable de sistemas. Suelo encontrarlos muy autónomos y en esa autonomía cada quien descuida la integración, convertir el hardware de protección eléctrica en sistemas de gestión de seguridad eléctrica.

Esto tiene que ser manejado en forma conjunta por ambos, y cuando se hace así las empresas logran un nivel de seguridad eléctrica muy alto que además complementa la seguridad integral que debe tener un sistema.

¿Y cómo se busca el acercamiento?

Nuestro trabajo es bastante complejo, porque cuando encaramos un proyecto de seguridad eléctrica en una empresa tenemos que hablar un lenguaje distinto con cada cual, por un lado con la gente de mantenimiento eléctrico y por otro lado con la gente de sistemas.

Cuando lo hacemos con uno de esos elementos del proyectos, normalmente los proyectos no tienen los resultados que esperamos; porque si vemos el tema solo con la gente de mantenimiento eléctrico, el sistema de protección que se implemente va a carecer de herramientas de gestión, de comunicaciones, monitoreo y control. El área de mantenimiento eléctrico no tiene conocimientos de redes, de sistemas operativos, de conectividad.

Pero si a alguien de TI se le da un tablero donde se le indica que cierto dispositivo tiene una cierta cantidad de energía ¿cómo lo usaría?

Exactamente, puedes tener un enfoque sobre los requerimientos de la gente de sistemas que no necesariamente va en línea con la estructura eléctrica que tienen y en ocasiones se implementan cosas sobredimensionadas o cosas de menor capacidad a las que debería soportar un sistema eléctrico y, finalmente, el resultado no es bueno.

Por eso nuestra labor es compleja, porque tenemos que consolidar una labor de conocimiento de datos con ambas áreas de la organización.

Al final cuál es al resultado ¿son dos personas las encargadas?

Cuando eso pasa y tenemos ambos contactos integrados, el nivel de la seguridad eléctrica es muy alto. Incluso se logra visibilidad sobre cómo incrementar el nivel de seguridad en forma progresiva generando nuevos proyectos. Eso es lo satisfactorio de tener un proyecto en forma integral, tanto con el área de mantenimiento eléctrico como con el área de TI.

Es muy común que los enfoques de seguridad TI sean resumidos al tema de seguridad lógica, y eso es muy incompleto, esa es mi opinión. Hemos tratado de ingresar con el tema pero siempre lo noto que pasa a ser secundario, pero es tan importante que ningún sistema de seguridad lógico va a funcionar sin energía, ninguno. Así de contundente.

¿Qué riesgos relacionados con la energía tienen que enfrentar las empresas?

En realidad es muy basto el tema. Tienes que partir primero de un análisis de dimensionamiento correcto; es decir, qué nivel de consumo eléctrico va a tener tu sistema para, a partir de ahí, dimensionar el cableado eléctrico, los tableros, la capacidad para que los sistemas de protección eléctrica trabajen continuamente y si tienen que salir de operación lo hagan sin ocasionarte paradas en el sistema a través del uso de sistemas de derivación de energía.

Tienes que tener en cuenta que los sistemas de protección eléctrica como los UPS, que son además sistemas de calidad eléctrica, son sistemas de respaldo eléctrico de emergencia, no son generadores eléctricos, son sistemas que te van a dar energía por un periodo corto y que luego tienen que ser complementados con la labor de un grupo electrógeno, y eso es también parte de un sistema eléctrico.

Entonces, las consideraciones son múltiples y no solo a nivel de productos y dispositivos, sino también de servicios. El servicio es muy importante porque, por ejemplo, de qué te sirve tener un pozo a tierra -que hoy felizmente es un estándar en cualquier construcción- si no tiene el mantenimiento adecuado. Eso te demuestra que es el servicio el que te va a asegurar que un sistema eléctrico trabaje correcta y continuamente. Además, en cada elemento del sistema eléctrico vas a requerir servicios particulares.

¿Y cuál debería ser la principal preocupación de las empresas?

Las empresas deberían preocuparse por tener sistemas eléctricos bien dimensionados, que en muchos casos no los tienen. Un ejemplo básico de dimensionamiento es cuando tienes varios equipos y quieres conectarlos a una regleta y no sabes si quiera si esa regleta es capaz de soportar la carga de todos los equipos que quieres conectar. Ese es un ejemplo elemental de lo que es un dimensionamiento mal hecho, o de no tener idea de tu dimensionamiento eléctrico.

En ejemplos mayores, te encuentras con organizaciones que tienen tableros subdimensionados, cableado subdimensionados, UPS subdimensionados, los cuales les generan mayores consumos eléctricos, riesgos de siniestros, de equipos quemados. Y con esto se ve la criticidad que tiene contar con un sistema eléctrico bien dimensionado.