Llegamos a ustedes gracias a:



Alertas de Seguridad

Los ciberdelincuentes robaron mil millones de dólares

A los bancos durante 2 años

[17/02/2015] Bancos de más de 25 países han sido víctimas de las acciones de un grupo de delincuentes informáticos, mediante las cuales les han robado más de mil millones de dólares a los largo de estos dos últimos años, al infiltrarse en su red a través del malware y espiando las computadoras de sus empleados para facilitar un gran número de transferencias, según ha anunciado Kaspersky Lab.

Se estima que las sumas más grandes se obtuvieron hackeando bancos y robando hasta diez millones de dólares en cada incursión. En promedio, cada robo bancario tomó entre dos y cuatro meses, desde la infección de la primera computadora en la red corporativa del banco hasta el escape con el dinero robado.

Además, según la compañía de seguridad, la banda, que sigue activa, entraba en lo más interno de los sistemas de las redes bancarias, tomándose su tiempo en aprender sus procedimientos internos para hacer menos sospechosas sus actividades fraudulentas. En algunos casos, aprendían como hacer esas transferencias viendo a través de un video como lo hacían las computadoras de los administradores.

El grupo, llamado Carbanak, después de instalar el malware en las computadoras, pretendía atacar más de 100 bancos y sistemas de e-payment. Se sospecha que procedan de Rusia, Ucrania, China o algún país europeo. Mientras, entre las instituciones afectadas, cuyos nombres no se han revelado aún, se encuentran bancos de Alemania, Francia, Reino Unido, Irlanda, Islandia, Noruega, Polonia Australia, Brasil, Bulgaria, Canadá, China, etc.

Cada robo requería entre dos y cuatro meses. Los falsos emails recibidos por los empleados del banco contenían un link o adjunto que a simple vista era inofensivo, e instalaba el software espía en el sistema. Los fondos robados se transferían a través de banca o pagos online a las propias cuentas de los delincuentes o a otros bancos de EEUU o China. Además, tenían gran control sobre los sistemas, pues podían inflar las cuentas robadas con el fin de enmascarar los movimientos.

Los cajeros de ATM también han sido afectados por esta red de criminales.