Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La FAA dispuesta a abrir el espacio aéreo a los drones

[19/02/2015] EEUU está pensando seriamente en el uso de drones en su espacio aéreo. Recientemente, la Administración Federal de Aviación y su Departamento de Transporte han propuesto nuevas normas que eliminan las barreras para utilizar drones con fines comerciales, en usos como la fotografía o la videovigilancia, aunque siguen sin aprobar el uso de drones automáticos con fines como los que persiguen Amazon y otras empresas, que los ven como una forma barata para enviar productos.

Las regulaciones propuestas permitirían a las empresas volar aviones no tripulados hasta una altura de 152,50 metros y alcanzar unas 100 millas/hora durante el día (unos 160 kilómetros/hora). Para ello, para poder volar, los drones de las compañías deberán tener una licencia especial de un operador (certificación que aún debería hacerse) y mantenerse visible para todo el mundo en todo momento. Además, siempre deberán dejar pasar al tráfico aéreo normal, y no volar sobre las personas que no estén vinculadas al aparato.

Los requerimientos son bastante menores que las actuales medidas de regulación, que obligan a las compañías a solicitar un permiso de la FAA para volar drones, y que quien maneje el aparato posea una licencia privada de piloto. Por el contrario, el uso de drones como hobby ha permitido que se siguiera en muchas ocasiones los mismos procedimientos y condiciones que se requieren en la aviación corriente. Ahora la FAA y el Departamento de Transporte han decidido cambiar esto, viendo una importante ventaja económica en permitir estos vuelos.

"Estamos haciendo todo lo posible para integrar este tipo de aeronaves de manera segura, garantizando que América continúe liderando la seguridad y tecnología aérea, ha dicho el administrador de la Federación, Michael Huerta. Haciendo referencia a los drones automatizados que persiguen Amazon y otras compañías, Huerta ha comentado que estas medidas son nada más que el principio de un proceso que continuará. Y ha comentado que las compañías siguen pudiendo solicitar excepciones a la normativa para volar drones en los casos no contemplados.

Tras el anuncio, la FAA ha abierto un debate público de dos meses en los que busca conocer las opiniones que han generado estas propuestas.