Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Sensores IoT pueden correr con menos energía

Gracias a un diseño de chip del MIT

[03/03/2015] A medida que más sensores se añaden a la Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), el consumo de energía puede convertirse en un problema, pero investigadores del Massachusetts Institute of Technology (MIT) han presentado una forma para reducir la energía que tales componentes requieren.

Los investigadores han creado un nuevo diseño de circuito que podría ofrecer sensores más eficientes en cuanto a energía, los cuales están generando el crecimiento de la IoT. Alrededor de 1,2 mil millones de dispositivos IoT reciben o transmiten datos de forma inalámbrica alertas y análisis, y el número podría crecer a 5,4 mil millones para el 2020, de acuerdo a un estudio de Verizon.

Muchos sensores se mantienen en reposo la mayor parte del tiempo, y se activan cuando envían o reciben datos. Los investigadores han diseñado un circuito para un transmisor que podría reducir la pérdida de energía en hasta 100 veces cuando un sensor se encuentre en estado de reposo. Esto podría ampliar la duración de la batería de los sensores en muchos meses.

Las tecnologías inalámbricas son cada vez más eficientes en cuanto a energía, pero aún pueden ser uno de los 'glotones' más grandes de electricidad en los dispositivos pequeños. El nuevo diseño no compromete la conectividad inalámbrica; puede generar suficiente poder para transmitir datos usando Bluetooth o la especificación 802.15.4, que es la base del protocolo Zigbee.

El nuevo diseño de circuito reduce la pérdida del transistor pasando una carga negativa a través de un conjunto de capacitores y switches durante el tiempo de descanso. La carga negativa efectivamente disipa los electrones de los conductores eléctricos, reduciendo la conductividad del silicio y también la oportunidad de pérdida.

El equipo del MIT evaluó un chip basado en el nuevo diseño y encontró que usaba solo 20 picovatios de energía para ahorrar 10 mil picovatios que de otra forma se hubieran perdido.

La investigación fue dirigida por Anantha Chandrakasan, profesor de ciencias de la computación del MIT. Él también ha investigado tecnología que podría autoenergizar los dispositivos IoT obteniendo energía del calor del cuerpo, la energía solar o el medio ambiente. El nuevo diseño de transmisor podría complementar las tecnologías para captura de energía para que los dispositivos IoT sean más eficientes en cuanto a energía.

El MIT no señaló cuándo llegaría la tecnología a los chips. Sin embargo, Taiwan Semiconductor Manufacturing Co. (TSMC) fabricó un chip de prueba, e indicó que el diseño de chip es práctico en cuanto a su fabricación. En el International Solid-State Circuits Conference en San Francisco se está presentando un paper sobre la tecnología.