Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Seis tecnologías empresariales emergentes

Que debe observar

[03/03/2015] En la actualidad, se siguen inventando, comercializando y adoptando nuevas tecnologías que afectan a las TI en la empresa. El más reciente conjunto de tecnologías que aparecieron en el horizonte -y que son examinadas con mayor detalle más adelante- incluye a la computación cuántica, la gamificación, la programación reactiva, la realidad aumentada, los dispositivos electrónicos de computación pasajera y el Named Data Networking.

De estas seis, la programación reactiva y la gamificación son probablemente las que más cerca se encuentran de la adopción general, mientras que la realidad aumentada espera por mejoras en el hardware. La computación pasajera y el Named Data Networking se mantienen en la etapa de 'prueba de concepto'. En cuanto a la computación cuántica, hay muchas formas de verla, por supuesto.

La computación cuántica

Las futuras generaciones de computadoras se basarán más en la mecánica cuántica que en la electrónica. Los expertos no se encuentran seguros al respecto, lo cual es apropiado, dada la naturaleza poco común del mundo cuántico.

Dispositivo de memoria de 512 qubits de D-Wave Systems.
Tecnologías empresariales emergentes

La computación cuántica se basa en el quantum bit o qubit, explica Michele Mosca, subdirector del Instituto de Computación Cuántica de la Universidad de Waterloo de Canadá. Mientras que los bits en las computadoras convencionales pueden ser ceros y unos, gracias a una propiedad mecánica cuántica llamada "superposición, un qubit puede al mismo tiempo ser un cero o un uno y, por tanto, representar dos bits. Esto hace que el número de posibles configuraciones sea dos elevado al número de qubits, explica el académico.

Los patrones de los datos se pueden extraer rápidamente, sin tener que comparar todos los valores que contiene el conjunto de datos. "Para algunos problemas, la rapidez es astronómica, y para otros es la raíz cuadrada de la velocidad original, anota Mosca. "Y para algunas preguntas que tenían algoritmos clásicos rápidos, no hay cambios.

Al combinar los qubits con los umbrales de la lógica cuántica, "existe una posibilidad significativa de que tengamos una computadora cuántica de propósito general en 10 o 15 años, señala el investigador. Pero tiene sus dudas ya que uno de los problemas que probablemente aparezca de un incremento astronómico en la rapidez es la destrucción de ciertos tipos de cifrado, haciendo que esos datos se conviertan en un libro abierto. Los oficiales de seguridad necesitan comenzar a buscar cifrados que sean "a prueba de quantums, agrega.

Jeremy Hilton, vicepresidente del proveedor de hardware cuántico D-Wave Systems, afirma que la computadora cuántica de propósito general podría estar a décadas de distancia, pero que su compañía ya vende una computadora convencional con componentes cuánticos que está dirigida a la optimización de problemas. Sin embargo, algunos observadores se preguntan si el equipo de D-Wave es realmente una computadora cuántica. El sistema D-Wave 2 de su firma tiene 512 qubits, y para este año se encontrará disponible una versión de mil qubits; la NASA, Lockheed Martin y Google están evaluando los sistemas.

"Los benchmarks de terceros muestran que el hardware puede ser decenas de miles de veces más rápido que el software maduro de propósito general para la resolución de problemas, sostiene Hilton. En comparación con los clásicos algoritmos altamente optimizados, el desempeño es más o menos el mismo, añade. "Aún estamos explorando cómo funciona la tecnología.

"No hay razones para pensar que la tecnología no va a ser viable en algún momento, concuerda Mike Battista, analista de Info-Tech Research Group. "En cuanto a si es viable ahora, no estoy seguro.

Para mayor información:

https://www.youtube.com/watch?v=owqBTgm6NXE

Gamificación

Uno puede esperar que sus empleados hagan lo que se supone tienen que hacer. O puede revisar lo que hacen y luego recompensarlos cuando hacen lo que se supone que deben hacer, con puntos, badges, puestos dentro de una competencia e incluso premios.

Una aplicación de gamificación para camareros en los restaurantes de Applebee.
Tecnologías empresariales emergentes

Este último enfoque se llama gamificación. Es bastante nuevo; si alguna vez eligió ser cliente frecuente de una tienda para conseguir puntos en su tarjeta de lealtad, estuvo respondiendo a la gamificación. En la actualidad, básicamente se usa como una herramienta motivacional, "tanto con clientes como con empleados, anota el analista Rob Enderle.

La técnica está pegando; muchos y diferentes tipos de negocios la están probando.

"La gamificación es el uso de las mejores ideas de los juegos en áreas distintas al entretenimiento, explica el consultor en gamificación, Gabe Zichermann. "En lugar de ser solo entretenimiento, crea compromiso. La mayoría de los trabajos de las personas son bastante aburridos, y solo hacerlos pasar por un juego no los convierte en algo fantástico. La idea es escarbar en ellos y encontrar formas de hacerlos interesantes.

En realidad, una gran parte de la gamificación tiene que ver con realizar desarrollo en el campo de la usabilidad y la experiencia del usuario, añade Duncan Lennox, CEO y fundador de la empresa proveedora de gamificación, Qstream. "Las aplicaciones empresariales tienen una tradición de imponer interfaces atroces a los usuarios de quienes se esperaba que las usaran de todas formas, anota.

La mayoría de los esfuerzos de gamificación se han concentrado en torno a la capacitación, señala Zichermann. De hecho, Lennox señala que su firma ofrece una herramienta de capacitación para agentes de ventas que consisten en sesiones en línea de dos minutos. El que la interacción sea corta hace que esto siga siendo entretenido, y los elementos competitivos mantienen el compromiso, señala.

Más allá de esto, los esfuerzos de gamificación deberían ser diseñados alrededor de los datos que los usuarios o empleados ya están generando a través de sus actividades, sostiene Rajat Paharia, fundador y chief product officer de la firma de gamificación Bunchball. Sin embargo, los diseñadores deben ser cuidadosos en recompensar el comportamiento correcto, con incentivos a los que los usuarios van a responder, indica.

Un esfuerzo de gamificación debe tener como propósito generar un resultado específico y medible, como el incremento en el tamaño de las órdenes en los agentes de ventas, añade Paharia.

Para mayor información:

Programación reactiva

El hardware duplica su poder cada dos años, pero no existe una Ley de Moore para el software. Sin embargo, la programación reactiva podría darle al software una oportunidad al respecto.

Los programas reactivos se encuentran compuestos por agentes independientes de software que hacen una sola cosa y la hacen bien, pero solo después de haber recibido un pedido de hacerlo, explica Robin Hillyard, consultor de Boston. "Si un agente no hace lo que uno quiere que ocurra, tendrá la capacidad de trasladar su pedido a otro agente que sabe cómo hacerlo. Una red de agentes puede ser increíblemente poderosa, ya que puede incorporar inteligencia que de otra forma sería difícil de encontrar.

"La concurrencia y las operaciones distribuidas son ahora la norma más que la excepción, sostiene Jonas Bonér, cofundador de Typesafe, que está construyendo una plataforma para crear software reactivo. "Creemos que las herramientas que los desarrolladores han estado usando, no están a la altura de los desafíos de la computación multicore y la computación en la nube, en donde ya no van a fluir las largas y seriales cadenas de código.

Pero con la programación reactiva, "el tamaño y la complejidad que uno puede lograr no tiene límites, añade Hillyard. "El (antiguo) modelo de procedimiento para el software ya no modela el mundo real.

Existe una curva de aprendizaje, por supuesto. Se requiere de dos o tres meses antes de que un programador se sienta realmente productivo con la programación reactiva, "con muchas lecturas la primera semana, pero las cosas se acomodan en la segunda, sostiene Bonér. La mayoría de los programadores que son nuevos con el proceso "van a alcanzar rapidez luego de hacer una prueba de concepto por dos meses. No es necesario aprender un nuevo lenguaje y la mayoría de los que practican la programación reactiva usan Java, añade.

"Una vez que uno se acostumbra, en realidad es mucho más fácil escribir programas en el modelo reactivo que el modelo de hilos tradicional, es más fácil expresar lo que uno quiere, y más fácil de reparar los bugs, agrega Hillyard.

Hillyard afirma que, en la actualidad, la programación reactiva se encuentra mayormente en las finanzas y cuidados de la salud, en donde la información no solo es crítica sino que siempre está cambiando.

"Quizás dentro de 10 años sea la forma normal de hacer las cosas, agrega.

Para mayor información:

La realidad aumentada

Observa a través de la cámara de su teléfono inteligente un edificio. Gracias al GPS y los sensores direccionales, y varios feeds de datos, la pantalla de su teléfono inteligente puede decirle la dirección del edificio y qué compañías se encuentran ahí, como información sobrepuesta sobre la vista del edificio.

Esa es la realidad aumentada (AR, por sus siglas en inglés). Un ejemplo es una aplicación para teléfono inteligente llamada Wikitude World Browser, aunque hay bastantes otras ahora.

"La AR toma el mundo digital, lo superpone sobre el mundo real y presenta los dos mundos de forma unificada, explica Oscar Díaz, jefe de FuelFX, firma que produce materiales de capacitación para uso industrial. También hay elementos de animación, audio y texto, y también se puede grabar en video las acciones que realice el usuario, añade.

Cuando se usa para guiar las tareas industriales, la AR puede reducir el error humano y recortar los tiempos de capacitación en cuatro veces, sostiene Díaz. También puede grabar lo que hace el trabajador para realizar una verificación posterior. "Ya no puedes dejar olvidado tus manuales de procedimientos, anota.

Sin embargo, el pleno potencial de la tecnología requiere el uso de anteojos de alta definición más que de visores del teléfono inteligente, y esa tecnología aún no se encuentra lista para su uso general, admite Díaz. Los gráficos superpuestos "deberían ser indistinguibles de la realidad, y no lo son. "Aunque la AR evolucionó a partir de los propios dispositivos, ahora los dispositivos están evolucionando para satisfacer las necesidades de la AR, indica Díaz.

En una generación tecnológica, o dos, alguien logrará fabricar anteojos inteligentes que establezcan el estándar para la AR, predice. El conocido Google Glass no da la talla, señala, debido a que no puede superponer las imágenes sobre todo el campo de visión.

"Cuando ve una demostración de AR pude fácilmente darse cuenta de la propuesta de valor, concuerda el analista Tim Bajarin, jefe de Creative Strategies. "Pero por ahora es demasiado efectista. Demanda un posicionamiento preciso y por el momento no veo un mecanismo para ofrecerlo de forma limpia, de tal forma que sea aceptable para un público mayor.

Para mayor información:

La electrónica pasajera

Aunque parece que el mundo está lleno de viejos electrónicos, el nuevo campo de la electrónica pasajera (TR, por sus siglas en inglés) podría crear dispositivos que fácilmente se podrían disolver en el medio ambiente, e incluso en el cuerpo.

"Es la siguiente gran ola, predice el analista Rob Enderle. "Las siguientes décadas serán el momento en el que vamos querer encontrar formas creativas de colocar la tecnología dentro de nuestro cuerpo, y construir el constructo entre la máquina y el hombre.

Reza Montazami, profesor asistente de la Universidad Estatal de Iowa, señala que los electrónicos pasajeros se encuentran en la etapa de prueba de concepto.
Tecnologías empresariales emergentes

Pero hasta el momento, "no hay comercialización y muy pocos laboratorios están trabajando en esto; se encuentra en la etapa de 'prueba de concepto', sostiene Reza Montazami, profesor asistente de la Universidad Estatal de Iowa.

La TR requiere que los metales se disuelvan, y dos formas principales de hacer esto, explica. La primera es usar un metal como el magnesio, que es tanto conductivo como soluble al agua. La otra es usar nanopartículas de un metal como la plata, que es conductivo pero no soluble, suspendido en un polímero que es soluble, o fundido a una temperatura que el propio circuito puede producir.

Con esta última forma, el polímero transformado se dispersaría en nanopartículas, convirtiendo al circuito en una masa de plata. Esto no solo borraría cualquier dato que el dispositivo haya contenido, sino que también dejaría poca evidencia de que el dispositivo alguna vez haya existido, una característica que podría ser deseable en situaciones militares, señala Montazami.

Los usos civiles iniciales incluyen las tarjetas inteligentes cuyos circuitos pueden destruirse, o los pasaportes que pueden cancelarse de manera remota, pero la comercialización aún se encuentra a muchos años de distancia, indica.

Por supuesto, la completa desaparición del dispositivo también podría ser deseable para los dispositivos de diagnóstico médico que se insertarían en el cuerpo, o son tragados, afirma.

"Son muy prometedoras las cápsulas con cámaras, señala Bajarin. "Pero ¿el consumidor las aceptaría si no queda claro que esto va a ser algo seguro y no va a invadir su privacidad? Estos temas van a tener que ser tratados.

Para mayor información:

Named data networking

Aunque el TCP/IP estaba bien para las aplicaciones que dominaron la Internet desde su nacimiento (como el correo electrónico, las transferencias de archivos y los log ons remotos), hoy Internet se encuentra dominado por aplicaciones datocéntricas como la recuperación de datos web y el streaming de video. Por ello se busca un protocolo mejor, y uno de los candidatos con fuerza es el Named Data Networking (NDN).

Esta no es tecnología comercial, ni tampoco es probable que se encuentre lista para el mercado en menos de dos años, sostiene Dave Oran, Cisco Fellow que está trabajando en esfuerzos de desarrollo con el NDN Consortium. "Pero su premisa es que algún día reemplazará al TCP/IP.

Básicamente, el NDN reemplaza la noción de hosts y direcciones IP con la noción de piezas de datos identificadas y solicitudes para buscar esas piezas de datos, explica Oran. "Todas las primitivas piezas de datos que podrían existir en Internet tendrán un nombre por el que puede preguntar un cliente. La red podrá rutear esa solicitud a alguna aplicación que tenga la pieza de datos y luego devolver los datos al solicitante. Ese es el paradigma básico, sostiene.

La protección criptográfica de los datos se encontrará incorporada en el protocolo, señala Oran. Igualmente, como la red puede prestar atención a los datos producidos por los sensores más que a la identificación del sensor, la NDN es más apropiada para la Internet de las Cosas. Y debido a que los datos se envían solo como respuesta a las solicitudes, la NDN también sería resistente a muchas formas de ataque, agrega. Pero la NDN no ofrecería ninguna ventaja en cuanto a velocidad, advierte.

Más de tres décadas luego de su invención en 1982, la VoIP es comercialmente importante pero no ha reemplazado totalmente a la red telefónica, y Oran afirma que asume que el cronograma de adopción de la NDN será similar. Para los usos de nicho, la NDN podría estar disponible mucho más rápido, o podría nunca adoptarse, en cuyo casi algunas características se trasladarían al TCP/IP, señala.

Para mayor información: