Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

MWC: Algunas tendencias para recordar

[10/03/2015] El MWC 2015 albergó a un número récord de visitantes y expositores y, de acuerdo a la consultora Ovum, el evento ha pasado de ser un congreso de la industria móvil a ser una feria de movilidad en la que las empresas de telecomunicaciones se reúnen con empresas de medios digitales, tecnologías de la información y del entretenimiento.

Con un grupo tan diverso de compañías e individuos no es fácil esbozar las tendencias dominantes. Sin embargo, en palabras de la consultora, la propia composición de la exhibición nos dice algo acerca de la industria. Por ejemplo, hubo un interés sorprendentemente reducido en los servicios para el mercado de consumo; los servicios de nube, Internet de las Cosas, movilidad empresarial y servicios TIC fueron las mayores categorías de servicios presentes. La televisión y los videos móviles brillaron por su ausencia, y se podría decir que los pagos constituyeron la categoría de servicios al consumidor más prominente.

Relativamente pocos anuncios de importancia se realizaron durante o antes del evento, a pesar de que el tema de la neutralidad de la red estaba en boca de todos debido al anuncio de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos.

MWC 2015

Las compañías que forman el panorama tecnológico de las empresas de telecomunicaciones se encuentran en un punto de quiebre. Varias de estas firmas, que aparecieron durante el auge de la industria móvil entre 1990 y el 2005, ahora ven que sus ingresos se han estancado. Incluso el CEO de una empresa proveedora señaló a la consultora Ovum que había tenido varias reuniones con otros proveedores que le habían comunicado su interés en venderle sus negocios.

Los nuevos actores de la industria se basan en el software y ofrecen sus servicios mediante la nube. Su mercado principal es el de las empresas, aunque ven un buen prospecto en el sector de las empresas de telecomunicaciones. El gasto en capital de estas firmas se ha desacelerado impresionantemente en los pasados dos años, y la reducción del gasto operativo se ha convertido en una obsesión para muchas de ellas. Sin embargo, estos proveedores de servicios de nube consideran que el mercado de gasto de capital de las telcos -valorizado en 400 mil millones de dólares- está listo para cambiar.

A partir de este nuevo entorno, la consultora Ovum ha esbozado cinco tendencias que se pueden reconocer en el MWC 2015. Por supuesto, éstas se encuentran restringidas por la fragmentada naturaleza del evento y el limitado número de reuniones y conferencias que se realizaron.

1. El interés de los operadores móviles -en términos de oportunidades de crecimiento- está cambiando hacia el mercado empresarial

Hace dos o tres años los operadores de telecomunicaciones comenzaron a hablar acerca de las oportunidades que existían para ampliarse hace mercados adyacentes y para desarrollar servicios digitales. En esos momentos se encontraban pensando tanto en el mercado de consumidor como en el de empresa. Sin embargo, en el 2015 el interés se concentra en el mercado de empresas, más específicamente, en los servicios de nube y en M2M/IoT. Las estrategias en el mercado de consumidor ahora están evolucionando hacia el B2B2C y los modelos de alianzas.

MWC 2015

2. Es inevitable la consolidación de los sectores de telecomunicaciones y tecnología

Muchos de los proveedores de tecnología cuyos negocios tenían que ver con habilitar a los operadores a desarrollar servicios y capacidades como la mensajería, servicios de valor añadido (VAS, por sus siglas en inglés) y roaming, se encuentran ahora buscando de forma desesperada nuevas estrategias y modelos de negocio. Algunos están intentando desarrollar nuevas líneas de negocio vendiendo directamente a las empresas en lugar de hacerlo a través del operador. Otras están desarrollando nuevas capacidades de servicios en torno a la analítica de big data, por ejemplo. Sin embargo, estos mercado son extremadamente competitivos y tradicionalmente han ofrecido márgenes menores a los de las telecomunicaciones.

3. La visión de los operadores en torno a las redes virtualizadas está comenzando a concretarse

Varios grupos grandes de operadores como AT&T, Telefónica y Deutsche Telekom, mostraron en el MWC 2015 sus visiones en cuanto a la tecnología y los servicios para virtualizar sus redes. Por muchos años, los grupos de operadores europeos en particular han tenido dificultades en aprovechar su presencia en varios mercados en términos de costos o beneficios. Están utilizando la virtualización de la red como una oportunidad para conseguir economías de escala y, donde sea posible, centralizar las plataformas y la tecnología. Sin embargo, siguen siendo poco precisos en cuanto a los potenciales ahorros en costos y en cuanto al momento en el que podrán apagar las actuales redes y funciones legacy.

MWC 2015

4. La 5G se está viendo, cada vez más, como una plataforma de red para la Internet de las Cosas

Los proveedores de redes y los operadores están viendo, cada vez más, a la 5G como una red para la Internet de las Cosas. Como tal, los principales requerimientos para la 5G están comenzando a centrarse más en la capacidad de soportar cientos de millones de conexiones y ofrecer latencias de milisegundos en lugar de simplemente velocidad.

5. La relación entre las operadoras y las empresas que usan sus redes para ofrecer servicios se está haciendo más fuerte

Las empresas over the top (OTT), es decir, aquellas que usan las redes de las operadoras para ofrecer servicios, han entendido que formar alianzas con los operadores pueden incrementar significativamente el uso de sus servicios. En lugar de esperar que los operadores vayan hacia ellas, estas firmas están yendo hacia los operadores e intentan persuadirlos de realizar acuerdos en torno a contenidos y paquetes. La mayor parte de esta actividad se encuentra en los mercados emergentes, en donde los servicios OTT tienden a tener niveles de uso menores, y donde los operadores tienen marcas fuertes e intentan construir demanda para los servicios de datos. El modelo preferido para las firmas OTT es realizar acuerdos sin intercambio de dinero, y donde ambos lados consigan ganancias -aunque hay ejemplos en los que los operadores demandan -y reciben- algún pago.