Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

¿Está realmente TI a cargo de la nube de la compañía?

Por: Bernard Golden, vicepresidente de estrategia para ActiveState Software

[10/03/2015] Me encontré con un artículo de ZDNet de Larry Dignan que enlazaba al Reporte del Estado de la Nube 2015 de Rightscale, que hacía referencia a cómo el uso de Azure está creciendo y ahora se ha vuelto el competidor emergente número dos para AWS, al estilo de los comerciales de Avis de hace tiempo, en los que decía "somos el número dos pero estamos trabajando más duro. Esto se alinea con la percepción general de que Microsoft parece haber puesto un pie y se está cargando fuerte en la nube pública.

Después de descargar el informe, subtitulado "El departamento de TI está tomando el liderazgo como bróker de los servicios de nube para la empresa, creo que el material más interesante e importante está, por así decirlo, enterrado en las páginas traseras -en las que los patrones de adopción de los encuestados y las opciones tecnológicas son medidas.

¿Está realmente TI a cargo de la nube de la compañía?

Y aquí, a pesar del subtítulo, el cual implica que el departamento de TI está ahora tomando la responsabilidad primaria por la computación en la nube dentro de las empresas, emerge una foto diferente -una en la cual el departamento de TI y las unidades de negocios tienen diferentes percepciones de quién es responsable por las decisiones de computación en la nube.

Por ejemplo, en el gráfico (figura 1) "Vistas empresariales del rol de TI en la nube, hay una percepción idéntica de ambas organizaciones que TI debería tomar el papel de "bróker de servicios en la nube, aunque es solo el 40% en ambas partes.

Adopcion nube, cloud

En otras áreas, sin embargo, la cortesía y la alineación se desvanecen. Tomando la pregunta de quién va a seleccionar las nubes públicas, 59% del departamento de TI central cree que es su responsabilidad, mientras que solo el 35% de las unidades de negocio están de acuerdo.

Quizás, de manera más sorprendente, en la pregunta de las nubes privadas, el 57% del departamento de TI cree que es su responsabilidad, pero solo el 35% de las unidades de negocios encuestadas está de acuerdo.

Estas son enormes disparidades en cómo estos dos grupos ven el rol del departamento de TI, con esta última viéndose a sí misma significativamente más importante en términos de elegir opciones y de ejecutar decisiones. Uno podría ir más lejos como para decir que esta parte de la encuesta indica diferencias bastante grandes entre estas dos organizaciones, así como para el futuro de la toma de decisiones en TI dentro de la compañía en general.

La pregunta es ¿por qué estos dos grupos ven las reglas del juego de computación en la nube de forma tan diferente?

Una pista lleva al corazón mismo del asunto, en entender qué es la computación en la nube, y dónde se ubica el departamento de TI en términos de implementación.

En una sección, RightScale preguntó a los encuestados qué tan grandes son los entornos de cloud computing que operan. En términos de nube privada los encuestados dijeron (figura 2) que el 22% de ellos están ejecutando entornos de cloud computing con más de mil máquinas virtuales. Francamente, encontré esto asombroso.

adopcion nube, cloud

Una clave para entender esto viene más adelante en el informe, cuando RightScale preguntó a los encuestados, qué tecnología utilizaban para implementar su nube privada. Aunque RightScale reconoce que "a pesar de que los entornos virtualizados de VMware o Microsoft no cumplen con todos los requisitos de la computación en nube, muchos de los encuestados en la actualidad ven estos entornos como una nube privada, por lo que se dio a los encuestados una opción para identificarlas como tecnologías de nube privada".

Como se puede ver en el gráfico que describe las opciones de tecnología de nube privada que las organizaciones de TI están usando (figura 3), un total de 43% del 74% de las organizaciones que afirman que operan nubes privadas, están usando vSphere o System Center. En otras palabras, están usando productos de virtualización y los llaman nubes. Mi comentario para un colega fue que esto era como si yo llamara a mi minivan un Ferrari porque ambos tienen un motor dentro. Es casi seguro que prácticamente todas esas nubes de más de 100 máquinas virtuales mencionadas arriba son en realidad granjas estándares de virtualización, no ambientes reales de nube.

adopcion nube, cloud

Una prueba más del lento ritmo del movimiento hacia las nubes privadas se evidencia en un informe reciente del 451 Group llamado "Los proyectos precursores de nube dominan las agendas empresariales. El 451 Group permitió amablemente a ActiveState hospedar y distribuir una copia de su informe privado, el cual se puede encontrar aquí.

Este informe (figura 4) documenta cuán lento avanza el movimiento hacia la computación en nube privada.

adopcion nube, cloud

Un total de 55% de los 191 encuestados están enfocados en la estandarización, consolidación, etc. En otras palabras, en virtualización básica. Solo el 6% está enfocado en la automatización, el sello distintivo de la computación en la nube, aunque el 14% está creando una nube privada.

Esta última cifra probablemente refleja que esos encuestados están usando una perspectiva similar de lo que constituye una nube privada como en la encuesta de Rightscale; es decir, consideran su implementación de vSphere o System Center como si fuera una nube privada.

Dados estos resultados de la encuesta, no es de sorprender que cuando los analistas Tom Bittman encuestaron a 140 participantes en su sesión en la conferencia de centros de datos de Gartner, un 95% dijo que sus iniciativas de nube privada estaban fallando, como se puede ver en la figura 5.

adopcion nube, cloud
¿Por qué las iniciativas de nube privada están fallando?

Como se puede ver, hay una larga lista de razones por las que las iniciativas de nube privada están fallando (aunque me pareció que la razón más graciosa fue adelantada en los comentarios de la entrada del blog, donde una persona dijo que el fracaso de la nube privada se redujo a "Usar la tecnología de forma incorrecta" ¡Vaya! ¿Usted cree?

Francamente, los datos de estos tres estudios son atroces. Una década -una década completa- después de que Amazon lanzara la computación en la nube con su oferta Amazon Web Services, los departamentos de TI aún están trasteando con virtualización y afirmando la victoria de la computación en la nube porque tienen que mantenerla funcionando.

Inclusive el 84% de los encuestados de Rightscale que afirman tener o estar construyendo un portal de auto servicio para servicios de nube (figura 6) están, en mi experiencia, poniendo una página Web en la que los usuarios pueden lanzar máquinas virtuales preconfiguradas; útil pero no por ello capaz de crear, desplegar y gestionar complejas aplicaciones multi VM diseñadas por prácticas de DevOps.

adopcion nube, cloud

Para ser honesto, esto hace totalmente comprensible la autosuficiencia de la unidad de negocio en la adopción de la nube. Estas prácticas han sido bautizadas con diversos nombres: "TI de pacotilla (el término más peyorativo utilizado frecuentemente por los grupos centrales de TI para referirse a la auto adopción de las unidades de negocio), "TI bajo la sombra (el término peyorativo ligeramente más aceptable que aún califica la autoadopción como algo de mala reputación), o "TI de tipo 2 (la fórmula de Gartner para las nuevas prácticas de TI adoptadas fuera de las fronteras de las tradicionales TI tipo 1). Pero no importa el nombre que se utilice para describir la autoadopción de las unidades de negocios, las compañías no pueden esperar a TI para actuar juntos.

Por qué la TI bajo la sombra se encuentra sana y salva

Estas encuestas ilustran por qué TI bajo las sombras está sana y salva. Las unidades de negocios están bajo una tremenda presión para cubrir lo que venden con las bondades de TI. Ray Kurzweil, en su best-seller de hace una década "La singularidad está cerca, enunció que estamos en un punto de inflexión en nuestra sociedad y, yendo hacia adelante, todo será un producto o servicio de información.

Enfrentar esa clase de presión, y ser atendido por una organización de soporte, que -en el mejor de los casos- se tambalea hacia entornos de computación que soportarán lo que se requiere, y -en el peor de los casos- disimula acerca de lo que realmente está entregando, las unidades de negocios van a voltear hacia cualquier solución que encuentren que resuelve hoy sus problemas de hoy.

Las TI tradicionales pueden tener un papel que jugar en resolver esos problemas hoy, pero seguramente no parecen dispuestos a hacerlo si se toman en serio esas encuestas.

Nombrado por Wired.com como una de las 10 personas más influyentes en computación en la nube, Bernard Golden trabaja como vicepresidente de estrategia para ActiveState Software, un proveedor independiente de CloudFoundry. Es autor de cuatro libros sobre virtualización y computación en la nube, siendo su más reciente libro Amazon Web Services para Principiantes.