Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Inteligencia Artificial: ¿Cómo puede ser usada por las empresas?

Inteligencia artificial, AI

[13/03/2015] Los departamentos de TI están encontrando que la inteligencia artificial ya no es solo acerca de robótica. La ciencia ficción y las películas taquilleras pueden retratar la inteligencia artificial (A.I., por sus siglas en inglés), como tecnologías para cerebros de robots que intentan apoderarse de la raza humana, pero la tecnología actualmente está siendo utilizada para propósitos mucho más benignos.

Aunque la A.I. es empelada en teléfonos inteligentes y automóviles auto conducidos, también está operando, a su manera, en las empresas para filtrar el spam en el e-mail, manejar calendarizaciones complicadas o detectar fraude en despliegues de big data.

"Creo que probablemente TI necesita inteligencia artificial, señala Stephen Smith, profesor especializado en robótica y A.I. en la universidad Carnegie Mellon. "Nos enfrentamos a ciberataques crecientes. Tenemos problemas más grandes y más complejos con todas las cuestiones surgiendo por la explosión de la Web y todo lo de big data. Ya estamos usando A.I. Ya está aquí. Creo que la A.I. en la empresa va comenzar a caer en cascada.

En la conferencia AAAI-15, el mes pasado, en Austin, Texas, los participantes de Xerox Corp., Ford Motor Co. y el Ames Research Center de la NASA demostraron aplicaciones de inteligencia artificial que sus organizaciones están utilizando.

La inteligencia artificial se trata de hacer sistemas de computadoras inteligentes, como robots o software que maneja datos financieros, que pueden aprender sobre la marcha y pueden manejar tareas que tradicionalmente requerían gente para hacer el trabajo.

A pesar de los temores acerca del desarrollo de la A.I. y de su reputación de ciencia ficción, la tecnología no es nueva en las empresas. Simplemente está siendo utilizada bajo diferentes nombres, como filtrado de e-mail o reconocimiento del habla, en lugar de manejarse bajo el paraguas del término A.I. La tecnología también parece estar gozando de una etapa de crecimiento en la empresa a medida que los ejecutivos y gerentes de TI encuentran la inteligencia artificial muy adecuada para abordar problemas de negocios cada vez más complejos.

Google utiliza la A.I. en las búsquedas. El asistente digital Siri del iPhone está basado en inteligencia artificial, así como la tecnología de la Internet de las cosas que está comenzando a ser utilizada en los hogares.

Los investigadores de A.I. y analistas de la industria señalan que estos ejemplos son solo los primeros pasos en el uso de la A.I. dentro de la empresa.

Por ejemplo, la inteligencia artificial está siendo utilizada para priorizar el e-mail, para la planeación y la calendarización, introduciéndose en big data, reconocimiento de voz y seguridad.

"Sin muchos titulares, está en todas partes, desde atención al cliente y optimización de rutas, hasta detección financiera y fraudes, anora Oren Etzioni, CEO del Allen Institute for Artificial Intelligence. "Realmente es inevitable que tengamos más A.I. en la empresa debido a las diversas tendencias con las que estamos tratando y que llegan juntas, incluyendo más poder de cómputo, el deseo de crecimiento en la productividad y big data.

Las empresas recurren cada vez más a la inteligencia artificial debido a la explosión de datos que tienen que manejar. "La noción de que un analista humano puede mirar todos estos datos sin ayuda, se hace cada vez más inverosímil, añade Etzioni. "No puede tener a una persona sentada mirando el Twitter para proteger su marca. Simplemente hay demasiados tuits. Necesita ayuda para proteger su marca. Necesita herramientas. Necesita herramientas de A.I., señala.

Xerox PARC y A.I.

El conocido laboratorio PARC de Xerox utiliza la inteligencia artificial para detectar fraudes y abusos en los datos de cuidado de la salud. Eric Bier, científico principal en PARC (Palo Alto Research Center), que también es conocido por su papel fundamental en el desarrollo del Ethernet y la impresión láser, habló a la audiencia en la conferencia AAAI-15 acerca de su Programa Xerox de Validación de Integridad, o sistema XPIV (por sus siglas en inglés).

Bier, y el equipo XPIV, están trabajando con el gobierno federal para encontrar fraude en áreas como Medicare, el programa gubernamental de seguro de salud para los mayores de 65 años.

"Hay una gran cantidad de datos que abordar, comenta Bier. "La vieja frase de 'buscar una aguja en un pajar' viene a la mente, pero al menos se sabe cómo se ve una aguja. La gente es inteligente. Se necesitan algoritmos que aprendan de los datos y encuentren comportamientos que son extraños y que llamarían la atención de que algo curioso está pasando".

El programa PARC A.I. bucea entre enormes cantidades de datos buscando patrones que indiquen cuáles pueden comportamientos sospechosos. Por ejemplo, el programa busca instancias repetidas de pacientes que pasan por varias farmacias de un lado a otro de la ciudad, pacientes que no compran nada excepto narcóticos, o pacientes que continuamente utilizan diferentes farmacias.

"Usamos análisis visual de los datos, explica Bier. "La tecnología aprende de los datos. Intentamos enfocarnos en hacer un sistema rápido. Muchos de los analistas con los que trabajamos han tenido malas experiencias con sistemas que han podido requerir horas o días para obtener un reporte. Nos gusta enfocarnos en obtener respuestas en segundos.

Ford utiliza A.I. para calendarización

En Ford Motor Co., los gerentes utilizan un sistema de A.I. para encargarse de un trabajo que se estaba convirtiendo en masivo y demandante de tiempo: calendarizar las nuevas contrataciones a través de un programa de entrenamiento de tres años.

En lugar de tener un grupo de personas pasando horas intentando organizar un creciente número de participantes, solicitudes de trabajo y asignaciones, el sistema de A.I. -desarrollado coincidentemente por uno de los nuevos contratados- lo maneja por ellos.

"Este era un problema que demandaba tiempo de gente que no tenía tiempo, señala Leonard Kinnaird-Heether, investigador de A.I. en Ford, quien desarrolló el programa. "La A.I. fue una buena idea para esto, debido a que este problema representa una función vital de la que la inteligencia artificial se puede hacer cargo. Desarrollamos una herramienta que lo automatiza, de modo que podemos tener ese tiempo de vuelta.

Las búsquedas de Google y la A.I.

Aunque algunas compañías utilizan la inteligencia artificial para proyectos individuales, Google está enfocado en la incorporación de la A.I dentro del núcleo de su tecnología de búsqueda.

"¿Qué tan importante es la A.I. para Google? Mucho, señala Geoffrey Hinton, un distinguido investigador en Google y profesor en la Universidad de Toronto. "Muchos de los problemas que Google tiene que resolver -para entregarle las cosas que usted desea saber- son problemas de A.I... En la búsqueda, entender lo que dice un documento, le ofrecerá mucho mejores resultados. Hasta hace unos pocos años, los resultados de imágenes eran hechos utilizando texto que describía la imagen. Para darle mejores resultados de imágenes, el sistema debe entender de qué se trata la imagen, qué hay en las imágenes.

Para eso Google confía en la inteligencia artificial.

De acuerdo a Hinton, ese enfoque intenso en investigación de A.I. en compañías como Google, e instituciones como el Carnegie Mellon, está dando como resultado un progreso sustancial en este terreno.

"Las cosas se ven muy positivas, señala a Computerworld. "Estamos comenzando a resolver problemas que hace unos pocos años no podíamos solucionar, como el reconocimiento de imágenes. De pronto nos estamos volviendo mejores en la traducción de máquina. Eso ha tenido un gran impacto en el reconocimiento de voz y en el reconocimiento de objetos. Eso está más cercano al núcleo de Google, porque involucra entender oraciones, y si se puede entender lo que dice un documento, se puede hacer una mejor búsqueda.

Lynne Parker, profesora en la universidad de Tenesee y directora de la división de Información y de Sistemas Inteligentes en la Fundación Nacional de Ciencia, dijo que muchas personas aún piensan que la inteligencia artificial es una tecnología futura, pero no se dan cuenta de cuánto se ha integrado la A.I. en la empresa.

"Para la mayoría de empresas, si hay una tecnología que los ayudará a hacer sus trabajos de mejor forma y más eficientemente, lo que quieren es que sea fiable, confiable y comprensible. Yo creo que la A.I. ya no es un término que asuste.

Smith, del Carnegie Mellon, señala que a medida que más empresas ahonden en la tecnología, A.I. perderá su mística.

"Esa transición tecnológica siempre ha sido un desafío. De alguna manera hay que moverse por pasos, añade Smith. A medida que los usuarios se sienten más cómodos con esos sistemas y vean las decisiones que están haciendo, verán que no están haciendo locuras, y podrá tener mejores planes, mejores calendarizaciones y será más productivo.

Sharon Gaudin, Computerworld (EE.UU.)