Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Los switches bare metal en posición para salir de los centros de datos

[25/03/2015] Los switches bare metal que pueden ser programados como los servidores Linux ya no son solo para las grandes compañías web. Pueden comenzar a aparecer en empresas más promedio en los siguientes años.

Los proveedores de servicios de nube como Facebook y Google han estado construyendo redes de centros de datos a partir de hardware genérico y software creado internamente por años. Ahora los proveedores como HP y Dell están comenzando a vender switches de la misma forma en que lo hacen con los servidores bare metal. Pueden precargar un sistema operativo y proporcionar soporte, pero ese sistema operativo es abierto y sus clientes tendrán mucha más libertad con este nuevo tipo de equipos que la que tenían con los switches tradicionales de proveedores como Cisco Systems.

Más consumidores de TI están dispuestos a aceptar esta propuesta ahora que pueden hacerlo con alguien con quien están familiarizados, de acuerdo a Cliff Grossner, analista de Infonetics Research. Para el 2019, un poco más de una cuarta parte de todos los puertos de switch de centros de datos que se venden se encontrarán en dispositivos bare metal, predice Grossner.

Ese crecimiento provendrá de compañías de nube más pequeñas y de empresas de todos los tamaños, indicó Grossner. La mayoría de los grandes actores web ya han adoptado el nuevo enfoque, por lo que no habrá mucho crecimiento en este campo. Estos adoptadores tempranos son tan grandes que explican casi todos los actuales despliegues de switches bare metal, los cuales constituyen el 11% de todos los puertos de switch de centros de datos.

La nueva clase de switches marca un gran cambio en el networking. Mientras que una parte significativa de los servidores para empresas se basan en hardware x86 estándar con Linux, la mayoría de los switches de red utilizan chips y sistemas operativos propietarios. Mientras que los desarrolladores TI pueden modificar el código fuente de los servidores Linux, los ingenieros de red configuran los switches convencionales mediante herramientas específicas como las interfaces de línea de comandos (CLI, por sus siglas en inglés).

La razón número uno por la que las empresas comenzarán a comprar switches bare metal en los próximos años es que pueden programarlos como lo hacen con los servidores Linux, afirmó Grossner.

"Cuando tienes una caja cerrada con una CLI, no tienes flexibilidad total para hacer lo que quieres, afirmó.

Más importante aún, quieren que sus switches sean parte de la orquestación automatizada de los centros de datos en tareas como subir a la vez servidores, almacenamiento y switching. Los proveedores de networking podrían ofrecer APIs (application programming interfaces) para hacer que sus equipos trabajen con otros elementos del centro de datos, pero los clientes tienen que esperar que el proveedor ofrezca estas APIs, indicó.

Otras empresas se quedarán con el software de networking probado y verificado pero lo pondrán en switches bare metal menos costosos, indicó Grossner. La rival de Cisco, Juniper Networks, anunció el año pasado que su software estaría disponible en un switch con hardware de código abierto. Ese switch, el OCX1100, también puede correr software de otros proveedores, indicó Juniper.

Los ahorros pueden ser significativos. El año pasado, el precio de venta promedio de los puertos Ethernet de 10 y 40 Gigabits era de 308 dólares, mientras que el precio del hardware bare metal era de 112 dólares, de acuerdo a Infonetics. El hardware abierto va a ayudar a reducir aún más los costos de estos puertos en los siguientes cuatro años, sostuvo Grossner. El networking abierto reduce los costos actuales, indicó.

Stephen Lawson, IDG News Service