Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

AMD abandona el negocio de servidores de negocios de alta densidad

La compañía está dejando un negocio que formó al adquirir SeaMicro hace tres años

[20/04/2015] AMD ha salido del mercado de servidores de alta densidad, revirtiendo una estrategia en la que se embarcó hace tres años con la adquisición de SeaMicro.

AMD ofreció la noticia el jueves cuando anunció los resultados financieros del trimestre. Sus ingresos cayeron 26% con respecto al mismo periodo del año pasado a 1,03 mil millones de dólares, y sus pérdidas netas se incrementaron a 180 millones de dólares, indicó la compañía.

AMD pagó 334 millones de dólares para comprar SeaMicro, empresa que desarrolló un nuevo tipo de servidor de alta densidad dirigido a proveedores de servicios Internet y de nube de gran escala.

La compra fue realizada bajo el ex CEO, Rory Read, y ahora ha sido revertido por Lisa Su, quien se hizo cargo del puesto de CEO desde el pasado octubre.

AMD ha señalado que la acción es parte de sus esfuerzos por "simplificar y afinar su foco de inversión. Como resultado, está gastando 75 millones de dólares.

El fabricante de chips necesita enfocar sus recursos en las oportunidades de crecimiento, y los microservidores como los que SeaMicro desarrolló no han sido tan populares como se esperaba, afirmó Su en la earnings call de la compañía.

"No se han desarrollado al ritmo que habíamos pensado hace un par de años, afirmó.

Su indicó que AMD retiene la propiedad intelectual de la infraestructura de networking de SeaMicro, la cual proporciona una forma para que cientos de pequeños servidores funcionen al unísono, pero no queda claro cómo podría usarla.

AMD aún ve potencial de crecimiento en el mercado de servidores, pero no por vender sistemas completos. Ha devuelto su foco a los chips x86 y al desarrollo de su primer procesador de servidor ARM, de nombre código Seattle.

Sin embargo, ese chip parece estar demorado. Los envíos por volumen comenzarán en el segundo semestre de este año, indicó Su. AMD anteriormente había programado el lanzamiento para el 2014.

Tampoco queda claro cuán grande será el mercado de servidores basados en ARM. Ellos prometen una mayor eficiencia energética que la de los servidores x86 para algunas cargas de trabajo, pero ellos requieren de algunos grandes cambios en los centros de datos, como desarrollar y mantener nuevo software.

Las noticias hicieron que las acciones de AMD cayeran 9% en la comercialización posterior al cierre, a 2,61 dólares.