Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Google lanza un servicio para almacenar Big Data

[11/05/2015] Google ha presentado un servicio para almacenar grandes cantidades de datos online, que potencialmente permite a las empresas realizar análisis de Big Data. Google Cloud Bigtable dará cabida a los millones de datos que genere Internet de las Cosas, o los petabytes de una entidad financiera.

El servicio no es tan nuevo como parece y su director de producto, Tom Kershaw, reconoce que "ya ha estado funcionando internamente en Google desde hace años. Impulsa muchos de los servicios de Google como Search, Gmail y Analytics.

Como explica PCWorld.com, el servicio se puede utilizar para almacenar datos de sensores procedentes de un sistema de monitorización de Internet de las Cosas, pero también podrían beneficiarse sectores como el financiero o el de telecomunicaciones, empresas de publicidad digital, biomedicina y, en general, cualquier empresa que hace un uso intensivo de los datos.

Google Cloud Bigtable es un sistema alojado NoSQL en el que los clientes pueden leer y escribir datos utilizando una API de Apache HBase, la implementación open-source de la arquitectura Bigtable que permite guardar datos en múltiples servidores.

Como el servicio es accesible a través de comandos HBase, los usuarios pueden utilizar fácilmente el servicio con el software Hadoop que tengan. Ésta es una popular plataforma de proceso de datos open source que permite trabajar con conjuntos de datos muy grandes. No obstante, también puede funcionar con otros servicios cloud de Google, como BigQuery y Google Cloud Dataflow.

La compañía asegura que éste sistema de alojamiento es mucho más rápido que sistemas similares. Según sus análisis, Bigtable ofrece una menor latencia en lectura y escritura de datos que una versión genérica de HBase, o la base de datos NoSQL, Cassandra.

Google gestiona totalmente el servicio y se ocupa de la replicación de datos y copias de seguridad, así como de su cifrado, y su precio está condicionado por muchos factores, desde el uso de la red, al número de nodos con acceso, o el espacio de alojamiento consumido.

Ya se puede probar el servicio en fase beta, solicitando una prueba gratis.