Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Drones en la empresa:

El futuro de la recolección de datos

[11/05/2015] Algunos dicen que pronto el mundo será un hervidero de pequeños drones o pequeños vehículos no tripulados que inspeccionan puentes, el cableado de los monitores, los resultados de las encuestas, y que ayudan a evaluar los daños de las reclamaciones de seguros.

Sin embargo, antes de que las empresas se dirijan a ese lugar lejano que suena excitante porque nadie lo conoce, tienen que pasar muchas cosas. El gobierno necesita descubrir cómo regular el uso comercial de drones; los proveedores de drones necesitan crear y revelar sus modelos de negocio; y los usuarios corporativos necesitan encontrar la manera de incorporar a los drones en sus operaciones de TI.

Hoy en día, el mercado de vehículos aéreos no tripulados (UAV), también conocidos como drones, está dominado por las aplicaciones de defensa como el Predator de varios millones de dólares. Sin embargo, ABI Research predice que el mercado comercial para los pequeños UAVs va a crecer de un estimado de 652 millones de dólares en el 2014 a más de 5,1 mil millones de dólares para el 2019, llegando a ser el doble de grande como el mercado de defensa militar/civil, señala Dan Kara, director de robótica en la empresa de investigación de mercado.

Si las cosas se dan como ABI lo predice, los departamentos de TI necesitan irse preparando desde ahora para la invasión potencial de drones e ir recolectando datos. Exactamente cómo deberían prepararse depende de la forma final de regulación de drones, así como de la forma en que los proveedores decidan venderle al mercado empresarial. Sin embargo, TI necesita estar preparado para hacerle frente al nuevo tipo de Big Data, el tipo que viene de los drones.

Los proveedores de todos los mercados se están moviendo para vender pequeños UAVs comerciales. Los proveedores de gama baja que, hasta el momento, han vendido pocos cientos de dólares están escalando, señala Kara. Por ejemplo, DJI, compañía fabricante de drones, ha comenzado a vender modelos más potentes diseñados para cineastas profesionales; mientras Horizon Hobby, conocido por vender drones de juguete, creó recientemente Horizon Precision Systems para apuntar a los usuarios comerciales.

Mientras tanto, los contratistas de defensa están bajando el mercado. Por ejemplo, Lockheed Martin adquirió Procerus Technologies, la cual desarrolla UAVs más baratos para la seguridad pública civil y para los "first responders, que son los responsables de llegar inmediatamente a la escena del accidente para proporcionar ayuda y asistencia. Además, hay varios nuevos participantes, incluyendo Google, que compró Titan, fabricante de drones y planea comenzar a probarlos este año; y Amazon Prime Air, que está planeando usar sus drones para la entrega de paquetes.

Siguiendo las reglas

Eso es un montón de actividad para un dispositivo cuyo uso está prohibido para fines comerciales. Aunque la U.S. Federal Aviation Administration (FAA) permitió por mucho tiempo el uso recreacional de los UAV con la condición de que los operadores siguieran ciertas medidas de seguridad, los actores del sector esperaron años para que la FAA pusiera ciertas regulaciones para el uso comercial. Finalmente, dio a conocer una propuesta en febrero que causó reacciones diversas.

Preparándonos para dronear

Si su compañía está considerando la posibilidad de usar UAVs para recolectar datos, debería comenzar a pensar a través de las posibilidades desde ahora para estar listo cuando las regulaciones finales sean aprobadas. Aquí hay algunas consideraciones de TI sugeridas por los analistas y vendedores:

1. Infórmese sobre los diferentes tipos de información que los drones pueden recolectar. Es mucho más que fotografía aérea y mapeo. Los drones pueden tener una variedad de sensores diferentes para medir y grabar diferentes cosas, incluyendo los niveles de humedad de la tierra, el número de árboles en un acre o la cantidad de daño causado por una tormenta. A veces los datos más útiles no son aquellos que son recolectados inmediatamente, sino los que vienen de monitoreo a través del tiempo. Los agricultores, por ejemplo, quieren ver que tan bien están creciendo sus cultivos a lo largo de un año.

2. Entienda que estos son datos de diferentes tipos. Procesar y analizar imágenes es más complicado que simplemente contar los widgets, señala Kara de ABI Reaserch. Todos estos datos de sensor pueden ser procesados y analizados de muchísimas formas. "Este análisis es muy diferente a los demás análisis de big data, añade.

3. Es importante pensar a través de preguntas que hay que responder, y entender que la variedad de datos disponibles ayudan a formular la pregunta correcta. Por ejemplo, una empresa eléctrica no necesariamente necesita imágenes después de una tormenta, indica Earon de PresicionHawk. En cambio, lo que necesita son las coordenadas del GPS de todas las líneas eléctricas que han sido derribadas, para que así pueda mandar al equipo adecuado a repararlas.

4. Dependiendo del tipo de datos recolectados, el equipo de TI podría necesitar nuevos conjuntos o sets de habilidades -por ejemplo, su compañía puede necesitar a alguien que tenga experiencia con los datos geoespaciales, señala Earon, y un especialista comprenderá las otras normas y estándares también. "Aunque estas son finas distinciones, a medida que intenta comparar la información recolectada por diferentes tecnologías a través del tiempo, sí importan.

5. Considere la transmisión de datos y los requerimientos de almacenamiento. Los UAVs de PrecisionHawk recolectan datos a una velocidad de 1.5GB por minuto con una resolución de un centímetro por píxel, señala Earon. Los datos de satélite, en contraste, tienen una resolución de metros por píxel.

Algunos defensores comerciales piensan que las reglas son demasiado restrictiva. Por ejemplo, lo drones deberían volar a menos de 500 pies durante el día y a la vista del operador. Tales condiciones son muy poco prácticas para la entrega de paquetes, por ejemplo. Aun así, mientras la FAA recoge los comentarios públicos (y la industria aumenta su lobby), las regulaciones podrían cambiar significativamente entre el 2015 y el 2017, cuando se espera que estén terminadas.

La FAA otorga exenciones para uso comercial, pero en marzo emitió solo un poco más de cincuenta. Sin embargo, el número de aplicaciones para exenciones comerciales está creciendo rápidamente. Kara espera que cada vez se vuelvan más comunes a medida que las empresas empiecen a hacer programas pilotos y pruebas para aplicaciones comerciales que van desde la fotografía y cine aéreo para Hollywood y agencias de publicidad (los cuales según Colin Snow, fundador y CEO de Drone Analyst, compañía consultora, son los usos más comunes hoy en día) hasta el monitoreo agrícola, inspección de infraestructuras y el ajuste de las reclamaciones de seguros. De hecho, la FAA está considerando formas de acelerar el proceso de exención.

Mientras tanto, hay una gran cantidad de uso no autorizado de drones, anota Snow. Él estima que hay de dos mil a tres mil operadores ilegales representando una actividad económica de 200 millones a 350 millones de dólares en los Estados Unidos.

Creando un modelo de negocio

Como los proveedores hacen equipo con las empresas comerciales en estos proyectos piloto, están trabajando en sus modelos de negocio.

"No creo que la industria haya salido todavía con el última y mejor modelo para atender al espacio empresarial, comenta Andrew Maximow, quien pasó 15 años en TI en Cisco Systems antes de convertirse en director de servicios al cliente en 3D Robotics, empresa proveedora de drones (3DR). 3DR está trabajando con muchos clientes comerciales potenciales como BNSF Railway, que recibió recientemente una exención de la FAA para utilizar los drones para inspeccionar su infraestructura y operaciones ferroviarias. El tren operará el Spektre Industrial Multirotor Aerial Vehicle de 3DR, entre otros drones, durante el piloto. El Spektre todavía no está disponible comercialmente, pero es un prototipo que 3DR está proporcionando a unos cuantos clientes potenciales.

La estrategia 3DR está por desarrollar un negocio basado en un software abierto, señala Maximow. "Queremos ser el Android de los drones, añade, haciendo que estos seas personalizables a través de diversos complementos o add-ons de hardware y aplicaciones de software.

La agricultura ya es un gran mercado para los UAVs, señala Kara de ABI. Una de las razones es que las tierras de cultivo son de propiedad privada y algunas regulaciones de la FAA no se pueden aplicar. Por ejemplo, PrecisionHawk, una empresa canadiense de UAV fundada en el 2010, se ha asociado con Agri-Trend, una empresa de consultoría agrícola con sede en Alberta. Las dos empresas planean integrar sus plataformas de software este año, e investigar maneras de recolectar y analizar mejor los datos agrícolas para ayudar a que los agricultores obtengan mejores resultados de sus inversiones en cultivos, señala Warren Bills, vicepresidente de geo soluciones para Agri-Trend. Ellos tienen la esperanza de ofrecer servicios a agricultores en los Estados Unidos y Canadá en el 2016, según un comunicado de prensa de PrecisionHawk.

Sin embargo, el "dron como un servicio es probablemente la forma más fácil y probable para que las empresas usen UAVs, anota Kara. Si el proveedor de UAV vuela el dron, asume la responsabilidad de cumplir con todos los reglamentos; y almacenar los datos en los servidores del proveedor elimina parte del impacto en la infraestructura del cliente.

"Cualquier organización que esté considerando usar los datos capturados a través de sensores aéreos o drones tiene que determinar el impacto en su infraestructura de TI y el tipo de apoyo que se necesitará, señala Kara. No solo el almacenamiento puede ser un desafío, sino que se requieren diferentes formas de analizar y presentar los datos. Así, "mi suposición es que una gran cantidad de empresas optaran por no entrar, y tenerlo más bien como un servicio.

Por ejemplo, PrecisionHawk cuenta con una plataforma basada en la nube para el almacenamiento y análisis de los datos recolectados por sus UAVs. Si lo desea, también le mandará datos directamente al departamento de TI del cliente. Sin embargo, "el volumen de la información y los requisitos de tener photogrammetry y personal de GIS disponible, puede hacer de todo esto una pesadilla logística, anota Ernest Earon, co fundador y presidente. Por esa razón, la mayoría de sus clientes prefiere usar la nube de PrecisionHawk.

Los drones son para datos

A pesar de que los drones son la nueva cosa sensual hoy en día, quizás lo más importante que hay que recordar es que son simplemente otra manera de recolectar información que los negocios pueden usar para tomar mejores decisiones. Bills de Agri-Trend señala que ha visto a un montón de empresas quedar hipnotizadas por el último y elegante hardware, o por lo increíbles que son las imágenes aéreas que pueden recolectar. Pero lo que él quiere, añade, es información útil y práctica.

"Lo último que necesito como consultor agrícola son más imágenes estáticas del campo de un agricultor, indica Bills. "Puedo obtener imágenes de muchas maneras. Lo que necesito es un sistema que permita tomar decisiones basadas en datos en los que los agricultores puedan confiar.