Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Hablemos el idioma de SMAC

Volvamos a ver lo social, la movilidad, la analítica y la nube

SMAC

[11/05/2015] Aunque el concepto de SMAC (social, mobile, analytics and cloud) se ha cristalizado recién en los pasados dos años, la aceptación de esta nueva área en el data warehousing y la analítica de datos ha estado creciendo -y mejorando- todos los días.

Volver a visitar el SMAC será útil para muchos CIO a medida que ingresan al segundo semestre del 2015 y hasta el 2016, y más allá. ¿Qué ha cambiado? ¿Qué ha mejorado?

¿Qué conforma SMAC?

Una rápida revisión: SMAC es un concepto en donde se unen cuatro ingredientes para permitir a los negocios encontrar nuevas visiones acerca de las preferencias de sus clientes y de su comportamiento. Estos ingredientes incluyen lo siguiente:

Networking social. Los datos sociales incluyen información obtenida de lugares como Twitter, Facebook, LinkedIn y Yammer para descubrir las timelines de una base de clientes: Sobre qué hablan, en qué se encuentran interesados, qué buscan y cuáles son las principales métricas demográficas de su familia, todo lo cual se puede averiguar con la ayuda de proveedores especializados en este campo.

Dispositivos móviles. Los dispositivos móviles son la piedra angular de la nueva forma en que se están constituyendo los negocios. Los dispositivos móviles permiten a los usuarios actualizar constantemente sus perfiles, estar al tanto de los acuerdos y promociones, y rastrear lugares y hábitos de compra mediante la conexión a varias señales inalámbricas y dispositivos NFC (near-field communication).

Programas de analítica. A medida que las bases de datos han crecido en tamaño y los procesadores y memorias tienen ahora la capacidad de procesar cientos de millones de registros en poco tiempo, hemos comenzado a ver cómo la analítica puede hacer más que simplemente rastrear los clics. La analítica puede establecer enlaces entre las entidades y realizar predicciones inteligentes acerca del comportamiento del consumidor basado en el conocimiento que un sistema tiene acerca de un cliente; conocimiento que ha sido informado por el networking social.

La computación en la nube. El elemento de nube de SMAC se refiere a la capacidad que tiene un negocio de utilizar grandes cantidades de capacidad que se pagan por minuto o por hora. Los negocios no necesitan gastar millones de dólares en la construcción de otro data warehouse, simplemente lo alquilan a un proveedor de nube, hacen el trabajo y lo apagan. Cuando el ambiente de negocio cambia, simplemente utilizan otro clúster en la nube, pagan otros cientos de dólares y continúan construyendo sus visiones.

La convergencia de estas tecnologías significa que no ha habido un mejor momento en la historia para obtener una visión profunda y capacidades predictivas sobre la base de clientes. Como CIO, es su deber entregar a su organización las mejores herramientas de mejora del negocio que pueda, después de todo, usted es más que un Martes de Parche o alguien que reestablece las copias de respaldo del correo. SMAC es un área en donde los CIO pueden entregar resultados tangibles a un negocio.

¿Qué hay de nuevo en el SMAC 2015?

¿En qué forma las mejoras en cada una de las áreas de SMAC han reforzado realmente la manera en que las organizaciones han adoptado el poder de una estrategia SMAC?

Lo social. Al inicio de SMAC, las redes sociales aún se encontraban descifrando qué activos tenían en realidad. Pero ahora en el 2015, hay compañías cuyo único trabajo es bucear en los datos sociales y encontrar pistas y patrones. Facebook tiene mil millones de usuarios, Twitter tiene cientos de millones y LinkedIn es el sitio de networking profesional de facto. Continuaremos viendo cómo estas redes sociales monetizan el contenido, ya sea de forma directa (mediante avisos) o indirecta (convenciendo a las personas que usen sus API) en el segundo semestre del 2016 y posteriormente.

La movilidad. Gracias a los teléfonos inteligentes, cientos de millones de personas tienen el equivalente de una supercomputadora de los años 90 en sus bolsillos. El poder que es inherente en tal tecnología es tanto obvio como impresionante. Veamos los datos que Apple Pay le permite reunir a Apple, a las compañías de tarjetas de crédito y a los comerciantes: localización, hora y fecha, identidad, tarjetas disponibles, balance disponible, tipo de teléfono, secuencia de compras, ratio de compras con Apple Pay sobre transacciones regulares con tarjeta, carrier celular elegido, carga promedio de la batería (algo bueno para considerar cuáles son las compras por impulso que ocurren luego de un largo día fuera) y mucho más. Tantos datos, y se están incrementando.

La analítica. Con el creciente número de fuentes de datos, las soluciones de analítica están también creciendo para igualarlas. Entre los servicios de aprendizaje de máquina, que permiten a las compañías observar los datos para aprender patrones e insights, y la llegada de nuevos tipos de bases de datos, la analítica se hace más poderosa cada día. En particular, existen nuevas bases de datos gráficas, bases de datos que se encuentran construidas, no para relacionar filas y tablas, sino para relacionar entidades unas con otras, tal como un cliente con un libro o una película específica, o una película con un suscriptor específico (en el caso de Netflix). Estas bases de datos gráficas han cambiado el panorama de los datos sociales o de big data. Las propias bases de datos ahora son más inteligentes y se prestan a sí mismas más para las aplicaciones analíticas.

La nube. La nube se hace cada vez más fuerte. Microsoft ha colocado a Hadoop en la nube y ha hecho que Azure Machine Learning se encuentre disponible para que los científicos de datos se abran paso entre los datos y hagan que el propio servicio sugiera comparaciones, predicciones y puntos importantes. Amazon y Google están compitiendo en el especializado campo de los servicios de datos, pero desde el punto de vista de la capacidad de cómputo bruta, nunca ha habido antes un tiempo en el que se pudiera adquirir computación rápidamente por tan solo algunos centavos la hora. Cualquiera de estos servicios le permitirán crecer o reducirse en su capacidad y poder de cómputo de acuerdo a las necesidades, e incluso las cargas de trabajo más pesadas se pueden beneficiar del hecho de correr en los millones de servidores de otra organización.

Una última palabra sobre SMAC

SMAC se está haciendo cada día más fuerte e inteligente. ¿Tiene una estrategia SMAC? ¿Cómo va a hacer que crezca la suya para ofrecer beneficios reales y positivos a su negocio? ¿Cuál es su hoja de ruta? ¿Cómo va a monitorear esta tendencia?

Si no puede responder a estas preguntas, es momento de asegurarse que todos los miembros de su equipo de TI hablen con fluidez el idioma de SMAC. Y puede comenzar a hacerlo asistiendo a nuestro próximo foro del 25 de junio. Vaya separando el día, pronto le daremos más información.

Jonathan Hassell, CIO (EE.UU.)