Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Igor Grimaldo, gerente del Centro de Desarrollo Empresarial de IPAE

Cómo implantar la innovación en la empresa

Igor Grimaldo, gerente del Centro de Desarrollo Empresarial de IPAE.

[12/05/2015] La innovación es fundamental para las empresas; de ella depende que estas últimas puedan seguir vigentes en un mercado cada vez más cambiante. Entonces ¿cómo hacer que surja la innovación en las empresas?

Igor Grimaldo, gerente del Centro de Desarrollo Empresarial de IPAE, nos habla sobre las misiones tecnológicas que su organización desarrolla para implantar la innovación en las empresas peruanas. Cuando surgen problemas tecnológicos a resolver y no se encuentra solución en el mercado local, se puede acudir a los centros de innovación tecnológica del exterior.

¿Desde cuándo se tienen las misiones?

Las misiones tecnológicas forman parte del programa de innovación de IPAE Acción Empresarial, es decir, es de hecho la tercera fase del programa de innovación. Nosotros tenemos tres fases en nuestro programa, en la primera tratamos de inculcar la cultura de innovación en los líderes de empresa en el Perú para que ellos vean a la innovación como el vehículo para mejorar su productividad y competitividad.

Damos una serie de talleres que se llama iWorkshops. Éstos están destinados a irradiar esta cultura, a mostrar a los líderes de empresa como es que funcionan los modelos de innovación en el mundo y cómo es que la innovación ha generado nuevos modelos de negocio, productos y procesos que han mejorado la productividad y la competitividad.

En la segunda fase implementamos en la empresa un modelo de gestión de la innovación y les enseñamos cómo canalizar la innovación desde áreas como los perfiles de las personas que contratan o tener indicadores de medición de la innovación. Luego pasamos al desarrollo de la creatividad, ya que la innovación no surge ni de las máquinas ni de la casualidad, resulta de las propias personas de las empresas; lo que hay que hacer es canalizar adecuadamente esa creatividad y esas ideas mediante una metodología que nos permita hacer esto y luego seleccionar las ideas más viables, para posteriormente formar equipos de alto rendimiento que sean responsables de los proyectos seleccionados. A partir de ahí, se sigue un proceso de prototipado de la solución y se empieza a probar mediante la metodología ágil que tiene IPAE, basada en Scrum de Silicon Valley, pero con añadidos que la hacen propia de IPAE.

En esta metodología los equipos de alto rendimiento, de manera rápida y económica, se prototipa, se diseña y se testean las soluciones pero enriqueciéndose con el feedback de los clientes. Y finalmente se realiza la etapa de lanzamiento.

Cuando nosotros detectamos ideas cuya solución es de base tecnológica, tenemos que ir al mundo a buscar tecnología; y es ahí donde surgen, como tercera fase, las misiones tecnológicas.

Puede darse que estos proyectos surjan del modelo de innovación implementado, o que se trate de proyectos que ya se encuentran en cartera pero que requieren de una solución completamente distinta a lo que venían haciendo con los proveedores locales.

IPAE Acción Empresarial tiene convenios firmados con algunos centros de innovación tecnológica a nivel mundial, como el Fraunhofer de Alemania, tenemos un convenio de cooperación con 3M Company de Estados Unidos, y con Tecnalia de España y con el Agderforskning de Noruega, y así tenemos por firmar otros contratos. Tratamos de tener los mejores centros de innovación del mundo.

Por ejemplo, la última misión fue minera. Se tocaron algunos temas como el drenaje ácido de roca o los procesos de tratamiento para minerales refractarios. Se les llevó a 3M Company y ahí lo que hacemos es reunir a un grupo de científicos del centro de innovación tecnológica, y ellos escuchan los problemas de los empresarios o sus representantes y realizan talleres de trabajo y cruzar tecnologías que ellos manejan para dar una solución que no existía.

Luego se inicia la fase 2 que es el desarrollo de esas ideas y propuestas. Por ejemplo, de los nueve grandes temas que se llevaron en esta misión tecnológica, han pasado cuatro a una segunda fase; es decir, que 3M dice que tiene tecnología para solucionar los problemas.

La misión tecnológica se enriquece porque una tecnología que no existía se va a desarrollar especialmente para estas empresas en Perú. Por tanto, ello nos pone a la vanguardia de cualquier empresa del mundo. No se trata de una máquina que hemos comprado en algún país desarrollado, sino de una nueva tecnología que va a ser desarrollada en los mejores centros del mundo especialmente para las necesidades de las empresas peruanas.

Una vez que se encuentra la solución, la pregunta es ¿cómo compro esa tecnología una vez que está desarrollada y la implemento en la empresa? Ahí es donde IPAE Acción Empresarial también realiza una labor, y lo que hace es vincular a las empresas con los organismos públicos que existen, como el Programa Nacional de Innovación para la Competitividad y Productividad, y conseguimos del Estado hasta el 70% de la inversión de capital necesaria para ejecutar ese proyecto en fondos no reembolsables.

Las empresas que vienen a este programa ¿vienen a resolver problemas o para ser innovadoras?

Los que quieren resolver un problema que tienen en el día a día normalmente optan por la etapa 3; sin embargo, aquellas empresas que quieren ser innovadoras empiezan a contratar el modelo, comenzando por los iWorkshops y luego por la implantación del modelo de innovación. Cuando una empresa ya tiene un modelo de gestión de la innovación, genera proyectos; y, por tanto, al cabo de un año tiene ciertos proyectos priorizados y de ahí resultan ciertos proyectos para las misiones tecnológicas.

¿Hay tipos de empresas que se admiten en el programa?

Dado que los fondos concursables con los cuales trabajamos se encargan de innovación productiva, la innovación que se haga tiene que estar orientada hacia este tema; es decir, sobre todo impacta en el sector industrial como minería, pesquería, agroindustria, sector textil, entre otros.

¿Qué ocurre con las empresas que no encuentran un centro que pueda resolver su problema?

A la fecha no tenemos esos casos; sin embargo, estamos a disposición de todas las empresas para buscar un centro tecnológico que pueda atender su caso. Si una empresa recurre a nosotros, nuestro compromiso es buscar una opción para ella.

Y qué ocurre con la solución ¿quién tiene los derechos sobre esa herramienta?

En este caso hay de las dos formas, la empresa y el centro pueden compartir los derechos o puede ser que solo les interese comprar la tecnología pero no tener los derechos. En estos casos hay una negociación con el centro tecnológico y es una negociación individual.

Un detalle importante es que las misiones son subvencionadas. Nosotros conseguimos hasta el 50% de financiamiento de los costos del viaje, con fondos no reembolsables, también del Estado.

Hasta el momento ¿cuántas empresas han pasado por estas misiones?

Hasta la fecha, hemos tenido una misión tecnológica pesquera, acabamos de tener una misión tecnológica minera, y estamos ya cerrando los trámites para salir en junio hacia Alemania con una misión tecnológica agroexportadora.