Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Iván Chumo, vicepresidente de NAP Perú

¿Está listo para migrar a IPv6?

Iván Chumo, vicepresidente de NAP Perú.

[19/05/2015] Ya no hay direcciones IPv4 que asignar. Por ello es necesario que las organizaciones se encuentren preparadas para migrar al nuevo protocolo de IPv6. Éste ofrece una mayor cantidad de direcciones con lo cual la llamada Internet de las Cosas no tendría límite de crecimiento, al menos durante el próximo siglo y medio.

Conversamos con Iván Chumo, vicepresidente de NAP Perú, quien nos ofreció su visión acerca del proceso de migración. En general, es necesario que las empresas se encuentren listas y que el gobierno aprecie la necesidad de estar preparado para realizar el cambio y actúe de acuerdo a este lineamiento.

¿Cuáles son las diferencias más resaltantes entre IPv4 e IPv6?

En primer lugar debemos entender que Internet, cuando fue creada, fue solo para realizar intercambio de información entre servidores y computadoras, no fue creada para transmitir voz o imágenes, ni para tener seguridad; es decir, todo esto han sido aplicaciones que han ido apareciendo y han hecho crecer la Red. Además, cuando se crea Internet, se consideraban que eran suficientes los bloques de direcciones que se habían asignado para el sistema, es decir, para el protocolo IPv4, con el que nace la Red.

El problema es que en los últimos 15 años ha habido una explosión de dispositivos que se conectan a la Red, este fenómeno se desarrolló con las laptops pero fue la movilidad la que generó un salto en la cantidad de personas que acceden a la Red, y eso ha determinado que la demanda de direcciones para Internet sea mucho mayor, al punto que en nuestro hemisferio, Europa, Asia y Estados Unidos las direcciones IPv4 se agotaron, ya no hay más.

Por eso es que nosotros los operadores estamos planteando que ya es necesario establecer un cronograma de migración hacia el protocolo IPv6.

¿Y cuáles son las ventajas de realizar esta migración?

La principal es el número de direcciones. Todo el que entra a Internet necesita que se le asigne una dirección IP. Se calcula que el nuevo protocolo va a durar más de 150 años por la cantidad de dispositivos que se pueden conectar. Estamos hablando de 340 sextimillones de direcciones, contra solo 4,3 billones que tenía el IPv4. Para darnos una idea de las proporciones, esta cifra equivale casi a la cantidad de granos de arena que existe en el desierto del Sahara. Y esto va a permitir que Internet pase al siguiente salto.

Nosotros consideramos que en el servicio de Internet nos encontramos al borde de un cambio cualitativo, estamos por llegar a la Internet de las Cosas y no podíamos hacerlo antes precisamente por la falta de direcciones IPv4. Una vez que se soluciona ese tema, prácticamente cualquier dispositivo va a poder estar conectado y ser controlado desde la Web.

¿Y quién asigna las direcciones?

En la región las asigna una organización sin fines de lucro que se llama LACNIC, y se las asigna a los operadores que lo solicitan. Hace muchos años LACNIC realiza congresos anuales en los que avisaba que se estaban agotando las direcciones del IPv4 y, de hecho, esta semana se está realizando uno de sus congresos en Lima. Ésta es una reunión de los especialistas del hemisferio; es decir, los principales técnicos de los operadores y empresas de comunicaciones se reúnen una vez al año para actualizar los conocimientos del IPv6.

¿Qué implica pasar al IPv6 en términos de infraestructura para la empresa?

Hay una gran ventaja en la migración y es que los fabricantes han sido conscientes de la necesidad de la migración ya desde hace varios años. Prácticamente todos los equipos de cinco años a hoy han sido producidos pensando en que puedan sostener a los dos protocolos, las laptops y los teléfonos móviles en un 80% o 90% están preparados para poder usar las direcciones IPv6. Entonces, como usuario final no se va a sentir el impacto para los usuarios nuevos.

Para los usuarios de empresa que estén en IPv4 en estos momentos, lo que tienen que hacer es capacitar a su personal. Se debe de tener in house a alguien que pueda hacer la configuración de los protocolos en cada uno de los dispositivos o en el router principal. O si es necesario, por la gran cantidad de máquinas, quizás sea necesario contratar una empresa para que realice una auditoría de sistemas para poder migrar al nuevo protocolo.

¿Y en el caso de los operadores?

Todos los operadores tenemos que migrar a IPv6. Los principales operadores del país ya se encuentran preparados, o están utilizando el llamado sistema doble stack con el que se puede hacer convivir ambos protocolos.

Y este proceso tiene ya un tiempo. La ventaja es que como los fabricantes han estado vendiendo equipos preparados para IPv6, prácticamente no hay excusa. La mayoría de los operadores ya están preparados para la migración.

El tema es que nos parece que a nivel gobierno falta establecer un cronograma de migración; además, hay una falta de percepción de la urgencia. Lo que se necesita es establecer fechas para que el aparato estatal migre al IPv6. Las organizaciones privadas, la mayoría, ya tienen un cronograma de migración porque es necesario.

Cuando se refiere al gobierno ¿hay una entidad que coordina toda esta migración?

Creemos que debería ser necesario que intervenga la ONGEI, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones y la PCM, que tendría que establecer un cronograma a 10 años en el cual, durante los primeros tres años, toda licitación o compra deba exigir que los equipos estén preparados para migrar a IPv6, ese es el primer paso.

Y un segundo paso sería establecer una fecha máxima, a partir de la cual, ya todo el aparato estatal debe haber migrado a IPv6.