Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Anticipar el futuro digital

Por: Rob Enderle, presidente y analista principal del Enderle Group

[26/05/2015] Yo solía ser analista de negocios y tecnología competitiva para IBM. En ese entonces, gastábamos millones en estudios intentando anticipar eventos futuros. Fue un trabajo fascinante, y es ese tipo de trabajo el que hace diferente a China de Estados Unidos en la actualidad. Ese país ha institucionalizado este proceso en toda la nación, por lo que parece estar avanzando más rápido que Estados Unidos actualmente.

EMC es una de las pocas compañías que hace este trabajo y comparte lo que aprende con el mundo exterior. Esa fue la razón detrás de una cena que tuve con ellos y el Institute for the Future, el grupo de reflexión que salió del Rand Institute y se enfocó en ayudar a los tomadores de decisiones a anticipar mejor el futuro.

Usó una metodología dividida para capturar esta visión del futuro. Para establecer una línea de base usó encuestas tradicionales a través de Vanson Bourne con 3.600 líderes en 18 países de 18 industrias.

Las encuestas no pueden ver el futuro, pero...

Las encuestas son malas para predecir el futuro, pero son válidas para establecer líneas de base o documentar eventos históricos. La razón por la que no son predictivas es que la gente tiende a vivir tácticamente y en el presente. Dado que sus decisiones futuras se basarán en eventos futuros que aún no han visto, las encuestas generalmente no sirven para predecir lo que van a hacer -sin un entrenamiento fuerte. Esto no se puede hacer en una encuesta.

The Institute for the Future usó un derivado del método Delphi que vino de la Rand (El Institute for the Future salió de la Rand Corporation). El método actualizado es agresivamente moderado para que la muestra de ejecutivos pueda ser enmarcada en un estado de mente futuro para que vivan virtualmente en ese futuro, y puedan así predecir con mayor precisión lo que van a hacer en ese futuro, y qué será importante. Sustainable (Tesla), Connected (Nest/Google/Twitter), y Convenient (Netflix) son algunas de las compañías que usaron para ejemplificar los conceptos centrales que se encuentran alrededor de este esfuerzo enfocado en el futuro.

No se trata de una bola de cristal pero es lo más cercano a lo que se puede llegar a los próximos motores predictivos de analítica de inteligencia artificial que probablemente puedan hacer mejor este trabajo.

Resultados: El presente

Basadas en los resultados de las encuestas, se puede decir que las compañías están actualmente enfocadas en tener tecnologías como la computación en la nube, los dispositivos móviles, la analítica de datos y los medios sociales, que las ayuden en una de tres maneras: Encontrar predictivamente nuevas oportunidades, demostrar transparencia y confianza, e innovar en forma ágil.

Desafortunadamente, las empresas sienten que no sirven para estas cosas ya que solo el 34% de ellas se consideran buenas para encontrar nuevas oportunidades, el 35% consideró que estaban demostrando transparencia y confianza, y apenas el 25% consideró que podrían innovar en formas ágiles. Y solo el 29% consideró que fueron capaces de asegurar apropiadamente sus firmas o proveer la experiencia única y personalizada que los clientes querían. Aparentemente, solo el 9% pensó que sus empresas podían innovar de manera ágil en toda la compañía (el mayor puntaje se relacionó a departamentos individuales). Es interesante notar que esto es como decir "¡todos los demás en la compañía no sirven, pero mi grupo está haciendo un muy buen trabajo!

Para lograr esto, parece ser que la mayoría de los que respondieron la encuesta, sabe lo que necesita hacer su compañía pero no pueden hacerlo o no lo hacen. Esto que causa temor, causa aún más temor cuando uno observa las estadísticas geográficas: Como país, solo China parece estar profundamente concentrada en resolver este problema.

Los que respondieron la encuesta identificaron enormes cambios en las expectativas del cliente; más del 90% de ellos reportó un cambio significativo. China y Suiza, como geografías, fueron los países más francos al decir que necesitan un acceso 24x7 más rápido y mejor con los clientes y experiencias más personalizadas. Los que respondieron a la encuesta, en general, planean incrementar significativamente el número de plataformas que usan -es momento para actualizar las políticas de BYOD. Pero solo el 24% de las firmas afirmó que eran buenas en esto.

China fue, por lejos, la que observó con mayor ímpetu el cambio en el negocio de dispositivos móviles (82%), seguida interesantemente por Brasil (77%), Sudáfrica y Suiza (77% cada uno). China nuevamente lidera en analítica de datos con 78%, seguida por Rusia (62%) y Brasil (61%). Es interesante notar que tanto en la computación en la nube como en medios sociales tuvieron un impacto promedio mucho más bajo de lo que usted hubiese pensado, solo el 45% muestra un impacto desde la nube y solo el 40% reporta un impacto desde los medios sociales. Por debajo de esto, sin embargo, China estuvo en un 77% para la nube y 55% para los medios sociales, otra vez demostrando que China puede estar guiando al mundo en todas estas megatendencias (lo que no es buen augurio para todos los demás).

En resumen, hoy en día, no muchos están sintiéndose muy seguros o hasta adecuadamente capaces de enfrentarse al presente y menos al futuro, pero China parece estar ganándoles a todos.

Resultados: El futuro

Mirando hacia el futuro, de acuerdo al reporte, estamos viendo hacia otro gran cambio direccional con las herramientas y tecnologías en uso de aquí a unos cinco años, actuando de forma muy distinta a como lo hacen hoy en día.

El aprendizaje de máquina acortará los tiempos actuales de entrenamiento para los sistemas de analítica, y dinámicamente se adaptará a las condiciones cambiantes. Específicamente, éstas predicen que estaremos cada vez más en una economía de la información en donde la información será la nueva moneda y las compañías que la controlan serán los nuevos y poderosos brokers. Los ecosistemas no solo estarán cada vez más conectados, sino que también serán más conscientes y responsivos.

La inteligencia artificial apoyará más agresivamente la toma de decisiones. La información resultante será presentada de tal forma que pueda ser absorbida a través de múltiples sentidos. Bueno, eso es nuevo (estoy pensando en un olor como a zorrillo si los puntajes de satisfacción del cliente bajan). La privacidad será cada vez más un desafío y aunque esto puede variar bastante entre los grupos de edades, las herramientas dirigidas al cliente deberán ayudar a cerrar la brecha en cuanto a la ecuanimidad de la privacidad.

Para lograr que una buena parte de esto se haga realidad, el futuro va a requerir de un conjunto de herramientas y habilidades muy distintas, y solo si se enfoca en mantenerse ágil y atento a las tendencias, problemas, y avances tecnológicos relacionados, tendrá la posibilidad de mantener el ritmo. La buena noticia es que la mayoría no podrá hacerlo, así que si puede mantener el ritmo resaltará claramente frente a una multitud de bajo desempeño.

Terminando

El gran hallazgo para mí fue que China está realmente ganando. Este es el segundo evento esta semana en el que me han dicho que China se está dirigiendo más agresivamente a la tecnología que cualquier otro país en este planeta, y que esto está siendo dirigido tanto por el gobierno como por las compañías.

También está claro que la mayoría de las compañías son conscientes de estar fuera de ritmo con el hoy y lo estarán más con el mañana, lo que sugiere que algunos grandes y competitivos cambios están viniendo bajo la forma de firmas más jóvenes y ágiles que adoptarán y usarán las tecnologías -que casi todos sentimos que son importantes para hoy y mañana- de manera más agresiva.

Sin importar quién esté aquí en cinco años, como consumidores nuestra información será cada vez más una moneda que otras firmas intercambian, nuestras experiencias serán más personalizadas, y nuestras vidas serán mucho más automatizadas de lo que son ahora. Y muchas -si no la mayoría- de las marcas que conoceremos y amaremos dentro de cinco años probablemente aún no existen.

Eso es algo que da un poco de miedo pero sugiere que pretender que esto no va a ocurrir será una buena forma de quedar fuera de la lista de marcas conocidas y amadas, y caer en la lista de las olvidadas.

En este momento parece ser que China está trabajando agresivamente para tomar el centro del escenario para la próxima gran ola de tecnología. Si eso no cambia, existen muchas probabilidades de usted que trabaje, o piense trabajar, para una compañía China en cinco años.

Rob Enderle es presidente y analista principal del Enderle Group. Previamente fue socio de investigación senior para Forrester Research y el Giga Information Group. Antes de esto él trabajó para IBM y ocupó cargos en Auditoría Interna, Análisis Competitivo, Marketing, Finanzas y Seguridad. Actualmente, Enderle escribe sobre tecnología emergente, seguridad y Linux para una variedad de publicaciones y aparece en las noticias nacionales y programas de TV de CNBC, FOX, Bloomberg y NPR.