Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Intel pondría fin a la "pérdida" de los dispositivos en los centros de datos

Embeber RFID en los chipsets haría que la tecnología sea casi universal

[01/06/2015] Muchos centros de datos en la actualidad hacen el inventario de los activos físicos de la misma forma en que las tiendas de comestibles registran la comida, con códigos de barras y escáneres. No es eficiente y un cierto porcentaje de activos se "perderán, debido a que las bases de datos de los activos no han sido actualizadas.

Sin embargo, Intel está considerando añadir etiquetas RFID activas a sus chipsets, reemplazando así el escaneo de los códigos de barras con un seguimiento automatizado e inalámbrico de los dispositivos; es decir, de los servidores, módulos de cómputo de red, almacenamiento y otros del centro de datos.

Existen proveedores que ya proporcionan el seguimiento de activos con RFID activas. Pero si Intel incluye esta funcionalidad en su chipset, esto podría hacer que el RFID se convierta en una característica casi universal en los centros de datos en los próximos años.

Intel ha creado prototipos de chipsets habilitados para RFID, y Jeff Klaus, gerente general de soluciones para centros de datos de Intel, afirma que algunos han estado abogando internamente para incluir esta capacidad. Sin embargo, no ha habido una decisión formal en Intel para pasar, o no, del prototipo a la producción.

La oportunidad se presenta cada dos años cuando llega el upgrade del chipset, afirmó.

Con RFID, un trabajador de un centro de datos, por ejemplo, podría caminar por un pasillo y ver la información de los activos e inmediatamente introducirlos en una tabla, o usar un dispositivo tipo Google Glass, para esto, para reconocer los activos.

"Hay algunos operadores de centros de datos que no tienen idea de cuántos activos tienen, o cuántos servidores están operando, afirmó Klaus.

Una persona que ve los beneficios del RFID en los centros de datos es Scott Killian, quien hasta el año pasado se encontraba a cargo de los seis centros de datos primarios de AOL, donde administra decenas de miles de activos. En la actualidad, Killian es vicepresidente de programas de energía en el Uptime Institute.

En AOL, Killian dijo que se les pedía que enviaran datos sobre todos los centros de datos, todos los años, a finanzas. Se requería alrededor de dos días y muchos trabajadores escanear todos los equipos de solo un espacio de piso elevado de 90 mil pies cuadrados (8.361 metros cuadrados, aproximadamente).

Killian afirmó que vieron al RFID como el futuro, pero también dijo que el costo del despliegue era un gran obstáculo. Un estimado colocaba al costo del despliegue entre los 500 mil dólares a un millón de dólares para las operaciones de AOL, indicó.

Además, aún queda por ver cómo es que los datos del RFID estarían disponibles para los operadores de los centros de datos. Pero Intel ha estado por mucho tiempo en el negocio de agregar datos, y ya recolecta datos como CPU, memoria y energía de la tarjeta madre, y ha puesto sus API a disposición de los proveedores de soluciones de administración de sistemas y OEM.

Los centros de datos podrían saber las direcciones IP de todos sus equipos y tener logs muy detallados de los activos. Pero en el periodo que hay entre las fechas en que se hacen los inventarios, los equipos cambian de lugar y las etiquetas de los activos pueden caerse, y por ello el registro de los activos nunca se encuentra al 100%, afirmó Killian.

Patrick Thibodeau, Computerworld (EE.UU.)