Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Windows Server 2016 se pone a dieta en la nube

Bajo una apariencia familiar, Windows Server 2016 Technical Preview 2 ofrece algo muy diferente.

[10/06/2015] Windows Server 2016 es tanto una evolución del actual reléase Windows Server 2012 R2 como una revolución en manufactura. Si está planeando usar el Windows Server 2016 de la misma manera en que usaba Windows Server, todo el tiempo, podrá seleccionarlo y trabajar con él con una curva de aprendizaje muy pequeña. Pero si está listo para abandonar la forma antigua y adoptar el nuevo mundo de servidores en la nube, contenedores y micro servicios, Windows Server 2016 tiene algo nuevo para usted.

Eso nuevo podría ser la opción de instalación del Nano Server, el cual utiliza un rediseñado Windows Server para entregar un servidor sin cabeza, compacto (con una huella actual de alrededor de 400MB) y con gestión remota. Sin ningún logueo local para nada, el Nano Server es la más extrema encapsulación de la filosofía de Microsoft detrás de rediseño del Windows Server para los centros de datos del mañana. En lugar de un concepto de "apunte y dispare, el enfoque está en la gestión del Windows Server mediante scripts y herramientas de gestión de configuración.

Ha pasado algún tiempo desde que Microsoft lanzó el primer Technical Preview de Windows Server 2016, y este segundo lanzamiento tiene muchas nuevas funciones y rediseños, con cambios en el Active Directory, los servicios de archivo y almacenamiento, clustering, networking y PowerShell. Muchas de las nuevas funciones están diseñadas para ayudar a construir centros de data similares a la nube y hacer que Windows Server se comporte más como Azure.

Adiós GUI

Ejecutar el instalador de Windows Server 2016 deja muy claro que Microsoft está desaprobando la GUI en el Windows Server, continuando con la migración hacia el concepto del servidor como un elemento en una infraestructura programable. Al instalar el servidor completo, ahora constituye lo que hubiera sido en el pasado el Server Core sin GUI. Instalar una GUI requiere elegir una opción "con herramientas de administración local. No verá una opción Nano Server en el instalador de Windows Server, ya que la instalación del Nano Server requiere construir una imagen personalizada y usar las herramientas de instalación remota de Windows.

La interfaz gráfica ha sido desaprobado en Windows Server 2016. Si desea el Shell completo use la herramienta Agregar Roles y Funciones para instalarlo.
Windows Server 2016

Instalé el Windows Server 2016 en una VM Hper-V de prueba con la opción de herramientas de administración. Carga con una línea de comando (lista para lanzar el PowerShell), junto con el conocido Server Manager. Puede agregar un Shell completo que tiene la mayoría de los elementos de la familiar interfaz de usuario de Windows 10, incluyendo el menú de inicio y el nuevo navegador Edge, si lo desea. Otra opción le da solo la línea de comando, requiriendo el uso de las herramientas de gestión remota de servidor para tareas más complejas. Los servidores pueden ser administrados centralmente mediante PowerShell y políticas de grupo, pero si desea una GUI para gestionar un servidor departamental o una sucursal, puede ser instalado ajustando Agregar Roles y Funciones de Windows Server.

Las actualizaciones de Hyper-V de Windows Server 2016 están enfocadas en entregar nubes privadas -y en ayudarlo a migrar sus servidores actuales a la nueva versión. Una actualización grande es el soporte para desplegar actualizaciones para instancias en clúster de Windows Server 2012. Cada nodo en un clúster puede ser actualizado a Windows Server 2016 sin afectar los otros, y cada nodo actualizado correrá como Windows Server 2012 R2 hasta que el último servidor haya sido actualizado, momento en el que todos los servidores se ejecuten como Windows Server 2016.

La portabilidad VM es importante, y hasta que actualice explícitamente los archivos de configuración para una VM Hyper-V actualizada, continuará ejecutándose como si estuviera alojada en Windows Server 2012 R2. Puede mantener las VM en este estado hasta que todos sus servidores host hayan sido actualizados, lo que significa que pueden ser migrados y ejecutar instalaciones Hyper-V más antiguas. Una vez que todos sus servidores han sido actualizados, puede cambiar la versión de sus archivos de configuración, dándole acceso a nuevas funciones, pero eliminando la portabilidad de versión cruzada.

Una gran novedad que trae Hyper-V no ha llegado a la versión previa técnica actual: el soporte para máquinas virtuales Hyper-V anidadas. Cuando el soporte anidado VM llegue, su host Hyper-V será capaz de ejecutarse en una máquina virtual que es en sí misma un host Hyper-V, de modo que es más fácil desplegar rápidamente ambientes de prueba y desarrollo.

Hola Nano Server

El Nano Server es la novedad más importante en el Windows Server 2016. La mejor idea como una alternativa de instalación, no es un SKU separado. Microsoft describe esto como una plataforma para soluciones "nacidas en la nube y micro servicios fuera de la escala. Un rediseño extremo de la plataforma Windows Server, el Nano Server se despliega en aproximadamente la décima parte del tamaño de una instalación completa de Windows Server 2016. Como se señaló arriba, es completamente sin cabeza y tiene que ser manejado a través de herramientas de gestión remota, incluyendo el PowerShell remoto. Es totalmente de 64 bits, así que cualquier código de 32 bits que tenga, tendrá que ser completamente reescrito.

La instalación de Windows Server 2016 con las opciones de herramientas de administración local arranca con una línea de comando (lista para PowerShell) y la conocida herramienta de configuración Server Manager.
Windows Server 2016

Actualmente el proceso para la construcción e instalación del Nano Server requiere familiaridad con las herramientas Deployment Image Servicing and Management (DISM) de Microsoft. Una imagen del instalador de Windows para el Nano Server está incluida en el ISO de descarga, y puede usarla como base para la construcción de una imagen de disco duro virtual que puede ser usada luego con Hyper-V. Convertir una imagen en una máquina virtual no es sencillo, pero puede esperar que las herramientas de despliegue del Nano Server lleguen como parte del System Center 2016.

Una vez que el Nano Server está desplegado e instalado, necesitará las herramientas de gestión remota de PowerShell para poder trabajar. Usar el DISM para un despliegue rápido y configurar nuevos discos duros virtuales Nano Server tiene mucho sentido, ya que está orientado para sistemas basados en la nube y fuera de la escala, donde los servidores tendrán que ser desplegados y configurados sobre la marcha, según se requiera. Una vez que ha realizado la imagen inicial DISM, las herramientas remotas de gestión pueden aplicar la configuración de servidor mientras la imagen es desplegada.

Naturalmente, también puede manejar Nano Server a través del PowerShell remoto.
Windows Server 2016

Un caso típico del Nano Server es un sistema operativo invitado en un clúster Hyper-V, con cada instancia alojando un servicio. A medida que los servicios crecen, se pueden crear nuevas copias de instancias y ejecutarse según se requiera (Microsoft mostro un solo servidor corriendo más de tres mil instancias en su reciente evento Ignite 2016 en Chicago). Aunque se puede instalar roles y funciones extra en el Nano Server a través del PowerShell y usar el DISM para agregarlos a la imagen inicial de instalación o VHD, inicialmente está limitado a pequeños subsets o roles de servidor, incluyendo roles de cómputo, clustering fail-over, y file server. No espere correr VDI o herramientas gráficas de administración en el Nano Server -no hay una pila gráfica y no hay forma de instalar una.

El poder de PowerShell

Con PowerShell en el corazón de gran parte del Windows Server 2016, una nueva versión agrega nuevas funciones que hacen más fácil escribir scripts complejos. PowerShell 5.0 añade soporte para clases, así como para trabajo transmisiones de información. Estas últimas pueden ser usadas para entregar información desde scripts para llamar funciones, dándole la capacidad de construir flujos de trabajo de administración en PowerShell. También hay herramientas para manejar mensajes encriptados, importante para trabajar con servidores que se ejecutan en la nube pública o para gestionar infraestructura sobre la Internet pública.

De manera similar, las actualizaciones a las herramientas de Desired State Configuration (DSC) de Power Shell hacen más fácil gestionar las configuraciones de manera centralizada y configurar los servidores sobre la marcha mientras son desplegados.

Una combinación interesante, DSC y Nano Server, simplifica el despliegue de aplicaciones y servicios en imágenes de servidores recientemente desplegados. Si está utilizando Nano Server para alojar micro servicios, DSC asegurará que los prerrequisitos apropiados estén en su sitio antes de que instale los componentes de servicio.

Finalmente, Microsoft ha incorporado sus herramientas antimalware en Windows Server 2016. Si bien se están ejecutando (y se mantienen al día) tan pronto como arranca por primera vez, no hay una UI instalada por defecto.

Nano Server no solamente no tiene GUI, sino que también debe ser administrado remotamente -aquí a través del Remote Server Management Tool.
Windows Server 2016

El enfoque de Microsoft por entregar una plataforma de nube híbrida claramente está dictando la dirección que está tomando en Windows Server 2016. Las mejoras al Hyper-V significan que es más fácil alojar y gestionar máquinas virtuales a medida que actualiza su entorno de host, mientras que PowerShell toma protagonismo con la llegada de la opción de Nano Server sin cabeza. Con Windows Server 2016, tiene las herramientas y servicios que necesita para construir una infraestructura de nube, lista para superponerse a las nuevas herramientas Azure Stack y ejecutar un autoservicio de nube de alta densidad en su propio data center. Hay mucho en esta nueva versión, pero también hay mucho por venir. Así como algunas características de Hyper-V, el segundo Technical Preview no maneja los muy anticipados contenedores basados en Docker de Windows.

Esto no es aún código listo para producción, y con funciones clave aún en camino para la versión pública; claramente estamos aún en el camino de una versión final. Microsoft ha separado el despliegue del cliente y el servidor, y Windows Server 2016 no ha sido construido con la misma urgencia que Windows 10. Aun así, esperamos ver una velocidad progresiva, los desarrolladores, administradores y equipos de operaciones tienen que pasar tiempo manipulando las funciones y servicios planeados antes de comenzar a pensar en desplegar un nuevo Windows Server.